Anuncio

Aladdin y la princesa Jazmín, o cuando el amor vence la barrera del idioma

En una adaptación teatral de la famosa historia de Aladino estrenada en Los Ángeles, el malvado Jafar encontró en la barrera idiomáticas una forma de obstaculizar el amor entre la princesa Jazmín y Aladdin, y a la larga de generar división. EFE

En una adaptación teatral de la famosa historia de Aladino estrenada en Los Ángeles, el malvado Jafar encontró en la barrera idiomáticas una forma de obstaculizar el amor entre la princesa Jazmín y Aladdin, y a la larga de generar división. EFE

En una adaptación teatral de la famosa historia de Aladino estrenada en Los Ángeles, el malvado Jafar encontró en la barrera idiomáticas una forma de obstaculizar el amor entre la princesa Jazmín y Aladdin, y a la larga de generar división.

“Aladdin, Edición del Lenguaje Dual”, estrenada anoche en la sala CASA 0101 de Los Angeles, en medio de la tensión social que ha despertado la inminente llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, es una puesta en escena bilingüe y con un mayoritario talento hispano.

“Esta obra no pudo llegar en mejor momento, porque representa parte de la división que se está queriendo promover, pero esta es la oportunidad de demostrar que la unidad y el amor lo puede superar todo”, dijo a Efe Michael Torrenueva, actor que interpreta a Aladdin.

Además de los obstáculos que contiene la historia original, esta adaptación en forma de musical, escrita hace más de una década por José Cruz González y Jim Luigs, cuenta con el añadido de que el protagonista solo habla inglés, mientras que la princesa de sus sueños y su familia se comunican en español.

“Esta obra habla sobre la separación y el momento que esta pasando, en donde un gobernante está dividiendo a la gente con tal de satisfacer su propio ego”, valoró en declaraciones a Efe Valeria Maldonado, quien encarna a Jazmín.

La actriz, quién nació en California pero se crió en México, entiende de primera mano la división que quiere crear un personaje como Jafar, pero, señala, está en manos de los protagonistas de la historia “buscar aliados y fuerza en tus sentimientos y valores para lograr conseguir el amor o la felicidad”.

Por su parte, Torrenueva se siente identificado con estos problemas de comunicación, y es que pese a tener raíces mexicanas y puertorriqueñas no habla español, lo cual sin embargo no le quita el orgullo de ser hispano.

“No es cuestión de hablar un idioma u otro”, justifica.

En este musical, dirigido por Rigo Tejada y cuya temporada concluirá el 19 de febrero, Aladdin y Jazmín tendrán en el tigre Rajah y el mono Abu los traductores aliados que les ayudarán a entender las palabras de amor de la pareja y a desafiar los planes de Jafar

Desde anoche por primera vez en escena en Los Ángeles, con un elenco de 24 actores y bailarines, la obra fue concebida para llegar al público que habla inglés y español, o incluso solo uno de los dos idiomas.

“Da la oportunidad a la comunidad de ver y escuchar lo bello de dos diferentes culturas que finalmente encuentran que solo juntos podrán lograr un propósito”, indicó el dramaturgo Cruz González, quien también es de la opinión que la obra contiene “muchas similitudes” con el escenario político actual.

“Es un poco lo que dijo Meryl Streep, es hacer que el arte ayude a sanar nuestras heridas y convertirnos en la voz de una comunidad y de una lucha”, resaltó Maldonado.


Anuncio