Anuncio
Share
Rumores

¿Cómo afectan a la comunidad latina en EE.UU. las acusaciones contra Plácido Domingo?

APspanish_PLACIDO DOMINGO-ACOSO SEXUAL
En esta foto del 12 de julio del 2019, el tenor español Plácido Domingo durante una conferencia de prensa sobre su próxima actuación en “Juana de Arco” en Madrid.
(Bernat Armangue/AP)

Cualquiera con un conocimiento mínimo del mundo de la música sabe que se trata de un famoso cantante de ópera de origen español, aunque en los últimos tiempos él mismo no se ha visto librado de los inevitables ‘memes’, como nos lo demostró la broma que circuló el fin de semana pasado y que mostraba su foto mientras decía “Que tengas un Plácido Domingo”.

Pero lo cierto es que este legendario tenor es una figura particularmente importante para el ambiente cultural de la ciudad de Los Ángeles en la que vivimos, donde se desempeña como director general de la afamada LA Opera (a través de la cual ha ofrecido varias presentaciones locales); y más allá de haber nacido en Madrid, Domingo se crio en la Ciudad de México, donde desarrolló toda la primera parte de su carrera, lo que lo relaciona directamente con la comunidad azteca.

De hecho, en un artículo publicado ayer por Los Angeles Times, el crítico musical Mark Swed lo describió como “un modelo de orgullo para una comunidad latina con muy pocas superestrellas”, aunque lo cierto es que su conexión con México no se ha remarcado de manera suficiente a nivel público y que el carácter ‘culto’ de su disciplina lo ha distanciado de los gustos habituales de las masas.

Bajo esa lógica, lo que está pasando en estos instantes con Domingo en relación a la avalancha de acusaciones de abuso sexual que fueron dadas a conocer este martes por la agencia Associated Press en un informe que fue ya publicado en este portal tendría que ser un golpe para la misma comunidad, que como todos sabemos se encuentra enfrentada ahora mismo a una serie interminable de ataques que han trascendido lo verbal.

Pero hay dos cosas importantes que aclarar. En primer lugar, debido a su carácter internacional y al hecho de que se le identifica todavía como europeo, el tenor no suele ser encasillado en un grupo étnico preciso, lo que nos lleva a imaginar por ejemplo que alguien como Donald Trump no usará su cuenta de Twitter para lapidarlo; pero lo más trascendente aquí es que las acusaciones (que son serias y tienen que ser atendidas) no han sido probadas, un detalle que no puede ser pasado por alto a pesar de las exigencias hechas desde hace algún tiempo por supuestas representantes del feminismo para que, en esta clase de casos, el acusado “sea considerado culpable hasta que demuestre lo contrario”, en oposición a las normas elementales del derecho.


Anuncio