Espectáculos Radio/TV

Martín Vaca muestra sus maravillas sobre ruedas en el exitoso ‘reality’ ‘Mexicánicos’

Esta semana se estrenó la quinta temporada de “Mexicánicos”, un ‘reality’ televisivo de Discovery en Español que se centra en un taller de Guadalajara, México, dedicado a la modificación de automóviles y administrado por Martín Vaca.

Se trata de un exigente trabajo que convierte vehículos tradicionales en piezas rodantes de colección, y que Vaca, de 56 años, desempeña actualmente con la ayuda de cerca de 60 empleados, pero que empezó a desarrollar cuando era solo un adolescente, hace cuatro décadas.

“Mi padre tenía hasta siete talleres de refacciones en nuestra ciudad, pero trabajaba muy rápido; recibía un carro en la mañana y lo devolvía en la tarde”, recordó el empresario y creativo durante una reciente visita a Los Ángeles. “Contra su voluntad, yo decidí cortar el primer carro que tuve para convertirlo en una limosina que había visto en una revista; mi padre me dijo que lo iba a echar a perder, pero me salió tan bien que la gente empezó a pedirme que hiciera cosas parecidas en sus coches”.

“No tuve referencia de nada; lo hice porque me puse el reto de que me saldría”, prosiguió. “Después de eso, cada vez que tenía un carro, pensaba ya de inmediato en cómo lo iba a cortar, en qué cosa rara le iba a hacer, y empezaron a llegar primero los clientes de otros estados y luego los de otros países. Ahora mismo tenemos en el taller entre 50 y 60 carros que van a ser modificados”.

Hace algunos años, Vaca rompió un Record Guinness al transformar un avión Boeing 727 en una limosina que logró transitar por las calles, lo que lo llevó a aparecer en reportajes de todo el mundo y llamó la atención de Discovery en Español, que lo invitó a hacer “Mexicánicos”.

Pese al paso del tiempo, Vaca mantiene su prestigio, lo que lo ha llevado incluso a aceptar pedidos de celebridades angelinas del mundo latino como Lupillo Rivera y a mandar sus obras a países como Holanda, España y Francia.

La popularidad de sus labores ha hecho que el ‘reality’ llegue hasta donde ha llegado, aunque eso se ha traducido también en comentarios de las redes sociales que son mayormente halagadores, pero que dicen también cosas inapropiadas, sin que esto le quite el sueño a nuestro entrevistado.

“Yo estoy preocupado en hacer los carros y en que salgan perfectos; a veces es difícil, porque los hacemos artesanalmente con la habilidad manual de 5, 10 o 15 personas, y no todas tienen la misma experiencia”, detalló. “En todo caso, mi papá siempre me dijo: ‘Preocúpate cuando no hablen de ti, no cuando lo hagan’”.

Mientras tanto, Vaca sigue empeñado en ofrecer cosas nuevas, como limosinas con jacuzzi, con camas y con escritorios; y espera llevar pronto a cabo su proyecto más ambicioso, aunque no quiere revelar todavía detalles del mismo. “La verdad es que en el show solo se ve una parte de todo lo que hacemos”, comentó.

“Mexicánicos” llama particularmente la atención por los procesos de modificación que muestra, pero toca también aspectos de la vida personal de Vaca, como la buena relación que tiene con su hija Isabel, quien se ha convertido en su mano derecha.

“Tengo un hijo [varón], pero él dice que le exijo demasiado y no trabaja mucho conmigo”, confesó. “Ha funcionado con Isabel porque creo que a ella le gusta más [este negocio], y además porque es muy ordenada; llega primero que yo al taller y me ayuda bastante”.

“Tener un taller tan grande es muy complicado; mi papá decidía todo en los que tenía”, agregó. “Murió de 80 y tantos años y nunca dejó de trabajar, porque decía que los carros eran música para sus oídos. Me gustaría hacer lo mismo; vamos a ver hasta dónde aguanto”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
58°