Anuncio
Share
Espectáculos

María del Carmen Félix, pintada de grandes retos y en defensa de la mujer

La sobrina nieta de la diva Maria Félix, la actriz María del Carmen Felix visita LA Times en Español para hablar de su interpretación de ‘La Puma’ en la serie ‘Enemigo Intimo’.

Más allá de la caracterización, ella tiene un gran parecido físico con su tía abuela, la diva de la Era Dorada del cine de México, la inolvidable María Félix. Su madre es de ascendencia Yaquis, un pueblo indígena que conforma uno de los grupos étnicos del norte de Sonora y su padre es Aurelio Félix, hijo de Andrea Félix, prima hermana del ícono a quien el mundo conoció como “La Doña”.

María Félix

María Félix

(Cortesía)

Esa mezcla de parentescos, que igualmente la vinculan con la cultura china por parte de su abuela materna, muestra en la piel de María del Carmen Félix una interesante mezcla de razas que le han permitido encajar, sin problemas, en diversos papeles de la pantalla chica.

Nacida en el estado mexicano de Sonora, María del Carmen Félix Espinoza se dio a conocer en el mundo de las misses cuando participó en “Nuestra Belleza México 2002", pero el destino la llevó a formarse en la actuación en las filas de la academia"Argoz Casazul”.

Anuncio

Ha participado en innumerables papeles para la televisión y el teatro, incluso ha actuado en operas. Pero su pasión, es la pantalla chica y su más reciente trabajo en la tele la ha puesto a emplearse a fondo como nunca antes.

Cuando María del Carmen Félix aceptó el papel de una presidiaria perteneciente a la Mara 13 en la serie “Enemigo Íntimo”, ella venía de interpretar un rol aristocrático en una producción de época. De un momento a otro, su larga y hermosa cabellera negra sería tocada por una razuradora que le quitaría uno de sus grandes atractivos como mujer.

Precisamente, ese fue uno de los traumas a los que se tuvo que enfrentarse María del Carmen, ya que la larga cabellera, que lució en la serie “La Doña”, donde interpretó a una periodista corrupta y el de Raquel en la serie “La bandida”, terminó en el piso de la sala de una peluquería.

María del Carmen participaba en una historia de época que trataba la vida de Graciela Olmos, una mujer que estuvo muy presente en la etapa de la Revolución Mexicana y que formó la primera casa de citas más importante de los años 40 y 50.  “Yo estaba grabando otra serie en México que se estrena por TV Azteca, donde interpretaba a Raquel, una madame de clase, con vestido de época, zapatillas y peluca. Entonces hago el casting de ‘Enemigo Intimo’, incluso antes de filmar ‘La bandida’. Pero luego me vuelven a llamar para decirme que me quedé con el papel. No me habían dicho que el personaje iba rapado, me lo dicen hasta después que estaban decidiendo la imagen del personaje y cuando lo hacen… me quedé muda”, recuerda la actriz.

Anuncio

María del Carmen Félix

María del Carmen Félix

(Cortesía)

“Y les dije: ‘Va, me lo aviento’ porque es uno de esos personajes que cuando le entras, le entras con todo”, nos dijo, la actriz de 35 años de edad.

Tras aceptar el reto, la actriz comenzó a nutrirse con información sobre las pandillas salvadoreñas surgidas en las calles de Los Ángeles en la década los 80, cuando era normal ver los enfrentamientos que este grupo mantenía con las pandillas mexicanas en la urbe angelina.

“Y muy feliz porque se trata de un personaje que me ha abierto las puertas de muchos televidentes y por supuesto, sin negar mi apellido”, expresa la sobrina nieta de estrella de “María bonita”.

Su preparación mental fue más allá de lo que es el acento y la comunicación corporal, de hecho hasta aprendió a preparar “pupusas”, las tradicionales tortillas salvadoreñas que se consumen en los hogares de ese país y que se venden en las decenas de restaurantes centroamericanos de Los Ángeles.

“Darle vida a la ‘Puma’ ha sido un viaje personal y actoral. Me llegó en noviembre del año pasado y luego empezamos a estudiar lo que es el acento salvadoreño con el ‘coach’ Martin Rojas”, recordó.

Su transformación pra ‘Enemigo Íntimo’ fue realmente impactante. De lucir como toda una aristócrata, Maria del Carmen se transformó en una presidiaria de cabeza rapada, de cuerpo y rostro tatuado y una personalidad agresiva e intimidante con un marcado acento, propio de una delicuente perteneciente a la Mara Salvatrucha.

“Cuando uno hace un personaje que no es tu acento y luego yo norteña, de pronto tenía  escenas de pleito como la ‘Puma’ porque la violencia en la cárcel es fuerte y por eso se dan enfrentamientos y más ella que pertenece a La Mara 13, donde es fundadora junto a su padre, con quien vivía en Los Ángeles antes de ser llevada a la cárcel”, explica la actriz, cuyo personaje tiene un enorme 13 que cubre todo su rostro.

Anuncio

Actriz María del Carmen Félix critica a México por “maltratar” a inmigrantes

María del Carmen Félix, durante el rodaje de la serie de televisión “Enemigo íntimo”. 

(EFE)

“Siempre me preguntan cuánto se tardaban para hacerme los tatuajes y la verdad es que yo me aventaba casi tres horas diarias para rotularme el cuerpo, como lo llama el departamento de maquillaje y caracterización. Me lo hacían con plantillas y aerógrafo, el del pecho con tatuajes de transferencia temporales como gelatina, al igual que los de las espalda. Pero el de la cara sí era con maquillaje especial para rostro”, comparte la actriz, cuyo personaje le tiene lealtad y defiende con uñas a dientes a “la perfumada”, como llaman a la enigmática Roxana Rodiles, otra de las presidiarias y protagonista Fernanda Castillo en la serie “Enemigo Íntimo” de Telemundo que llega a su fin el lunes 7 de mayo. 

Agrega que hasta el proceso de caracterización formaba parte de su terapia de concentración para el personaje y desde que se sentaba en la silla del camerino se ponía los audífonos para escuchar su música de rap. “No es la música que oigo habitualmente, pero me servía para el papel, también escuchaba a la gente hablar en salvadoreño mientras esperaba para grabar mis escenas del día”, nos cuenta.

María del Carmen dice que desde que se levanta, ella escucha música, no rap por supuesto, y durante el día cuenta que se baña y cocina con música, pues no canta “mal las rancheras”.  “Mis favoritos son Los Invasores de Nuevo León, Chalino Sánchez. Y de vez en cuando preparo mis carnitas asadas en el DF, invito a mis amigos a la casa, les pongo las norteñas y sacamos el Bacanora para brindar porque me gusta el mezcal de mi tierra”, comparte.

Las fuertes escenas en las que ha participado en la serie, se dieron desde los primeros capítulos con enfrentamientos físicos que le exigieron un alto nivel de concentración para no salir lastimada. “Con Zamadhis (Zendejas, que interpreta a la “Mamba”) tuve una pelea muy emblemática para la cual nos preparamos mucho, porque era de darnos golpes a rastras en lo que era el patio de la cárcel de Las Dunas, pero felices porque tuvimos un gran equipo de ‘stunds’ (dobles) que nos entrenaron durante ocho sesiones para aprender a caer, recibir golpes, a dar con potencia y saber dónde estaría la cámara para que se viera muy real”.

Durante esa pelea, el personaje de la “Mamba” le hace trampa al arrancarle parte de una de sus orejas de un mordisco y a partir de ese entonces la Puma afue pareciendo con la oreja cortada. “Son esa clase de personajes que te saca de tu zona de confort, que te ponen un reto, por el acento, por la corporalidad, pues con la Puma tuve que entrarle al mundo de las maras, aprender las mudras, aprender a rapear y finalmente se convirtió en un personaje que me llevó por diferentes matices”, explica.

Tommy Calle

María del Carmen Félix visitó nuestros estudios y compartió con Tommy Calle. 

(Cortesía)

“Y ahora que lo veo a la distancia, de todo lo que hicimos y la respuesta de la gente, creo que valió la pena tanta entrega”, exclama en tono de agradecimiento.

Anuncio

Una de las razones por las que María del Carmen se hizo actriz es por le permitía tranformarse en alguien que no es ella. “Y si mi cuerpo está al servicio de un personaje y puede servir para ello, qué mejor. Sí costó (raparme) en cuanto a la vulnerabilidad en la que me sentí cuando me metieron en la maquinita, mi compañera Fernanda Castillo me tomó de la mano y me dijo ‘piensa en el personaje sabiendo que lo vas hacer una sola vez y que lo vas a hacer ‘chingon’. Pero es fuerte porque mi ser femenino se vió muy vulnerado, porque las mujres crecemos con una carga ideológica de que las niñas bonitas con el cabello largo son mejor”, nos dice.

“Con esta carga ideológica y más uno que viene de provincia o está acostumbrada desde niña a que mi mamá me hiciera trenzas, creces con eso y con la idea de que las mujeres bonitas no son pelonas. Al verme en el espejo tuve que reconfigurar esa carga. Pero me dí cuenta que mi poder femenino no está afuera, está dentro”, expresa con sutileza.

El movimiento ‘Me Too’

María del Carmen, quien se formó en las pasarelas y los estudios de grabación, sabe que las oportunidadas para conseguir un papel son bastante competitivas, pero más allá de esa lucha constante, está la de enfrentar el monstruo del acoso cuando los que deciden los papeles se aprovechan de su posición para intimidar a las aspirantes. El Movimiento “Me Too” que comenzó en Estados Unidos con las denuncias a los avances realizados por productores de Hollywood como Harvey Weinstein y otros, despertó el movimiento en el que las mujeres decidieron levanter la voz para condenar este comportamiento tan usual en la industria.

“Celebro la visibilidad de todos estos tipos de casos que muchas mujeres están viviendo al igual que hombres y niños, porque no es algo exclusive  de las mujeres. Pero enfocándonos en este movimiento de ‘Me Too’, siempre aplaudiré que se tenga un espacio de expresión sobre cualquier tipo de violencia en la que la mujer se vea sometida, pero creo también require de mucha responsabilidad e inteligencia de cómo se manejar toda esa información que uno va a sacar a la luz. Porque nosotros somos artistas que estamos frente a una cámara, tenemos la responsabilidad de que la gente que lo está viviendo esto en silencio y no pueden hablar del tema, a través de nuestro expresión podamos darles un empujón”, dice.

“Pero eso se logra si realmente sales a decir con mucha conciencia la trascendencia que va a tener tu mensaje y cómo vas a expresar eso, porque es un tema muy delicado, de mucha fragilidad”, agrega la actriz sonorense.

Actriz María del Carmen Félix critica a México por “maltratar” a inmigrantes

María del Carmen Félix comparte creditos con Fernanda Castillo en la serie “Enemigo íntimo”. 

(EFE)

Tras el impacto que tuvo este movimiento en Estados Unidos, en México también hubo quienes levantaron la voz, sobre todo por tratarse de mexicanas radicadas en Estados Unidos como las primeras que se atrevieron a hablar del tema. “Las primeras fueron Salma Hayek, Karla Souza y todas en mayor y menor medida, hemos pasado, ya sea como mujeres que nos dedicamos a la cuestión artística. En mi caso yo vengo de los concursos de belleza y aunque una esté en un escaparate donde la belleza sea una arma o una herramienta de primera instancia de acercamiento del público con nosotros o de la sociedad con nosotros, no significa que la mujer se convierta en objeto de cosificación. Pero estamos en un medio donde pareciera que esa es la primera entrada o la puerta a tocar”, explica Maria del Carmen.

“Bien por las mujeres mexicanas que están levantando la voz, bien por Carmen Aristegui que dio espacio para que estas cosas sucedan. Para mi ella es una periodista que la respect mucho porque toma riesgos, pero creo e insisto de que hay que tener mucha conciencia  de cómo se va a pasar el mensaje”.

En cuanto a la búsqueda de una oportunidad en el mercado de Hollywood, María del Carmen dice que le encantaría probar suerte en el mercado y más en este momento. “Ahorita estamos en momento donde el mercado latino y mexicano pisamos muy fuerte y lo hemos vivido recientemente con lo de los Oscar, con ese trío maravilloso de directores mexicanos que tenemos con Iñárritu, Cuaron y Del Toro, creo que son ahorita el símbolo más grande, pero si volteamos la mirada hacia atrás, vemos que hay mucha más gente como Kate del Castillo y otra que está buscando su lugar”.

Por su parte, María del Carmen dice que le gustaría tener su oportunidad. “Aunque yo mas bien soy fan del cine español, pero si sale una oportunidad aquí en Estados Unidos, que está más cerquita, mejor. Pero me gusta mucho lo que hacen en España. Yo he tenido oportunidad de hacer teatro allá en Europa con Opera, estuve en Bellas Artes haciendo la opera ‘Don Giovanni’ y de ahí nos llevaron a una gira en provincias, a Madrid e Italia”, concluye la admiradora de directores como el chileno Alejandro Amenábar, el italiano Sergio Castellito y el español Pedro Almodóvar.


Anuncio