Anuncio
Share

La presentadora Pamela Silva Conde despide un 2016 lleno de conflictos sin dejar de atender su salud física

La peruana criada en Miami es una de las estrellas del programa de Univision "Primer Impacto", y llama también la atención por su belleza.

La peruana criada en Miami es una de las estrellas del programa de Univision “Primer Impacto”, y llama también la atención por su belleza.

(Cortesía)

Habló con nosotros un día antes de la Navidad, cuando había comprado los regalos que necesitaba y estaba ya de vacaciones. Pero, el resto del año, Pamela Silva Conde se encuentra de lo más ocupada, porque además de sus intervenciones esporádicas en “Aquí y ahora”, el programa con el que empezó su colaboración con Univision, sigue siendo una de las anfitrionas principales de “Primer Impacto”, otro espacio transmitido por la misma televisora.

El pasado mes de julio, Pamela cumplió cinco años en “Primer Impacto”, siempre al lado de la coanimadora Bárbara Bermudo; y durante una reciente entrevista con HOY Los Ángeles, declaró que este tiempo le ha servido para ver una evolución que ha tenido que ver sobre todo con el avance de la tecnología y el uso de las redes sociales.

“A nivel personal, la evolución también ha sido inevitable, porque me integré a un equipo ya formado que pese a ello me recibió con los brazos abiertos”, dijo. “Yo venía de ser corresponsal de ‘Aquí y ahora’ y tenía mucha experiencia viajando y [haciendo reportajes] en la calle, por lo que pude contribuir con algo diferente; y me parece importante lo que estamos logrando también con un equipo lleno de mujeres, demostrando que eso de que somos muy competitivas es un mito”.

Pamela es consciente de que el 2016 ha sido un año complicado por diversos motivos (“muchos están ansiosos por despedirse de él”, admite), pero sabe cuáles fueron los hechos que la afectaron de manera más directa debido a su trabajo. “Como el nuestro es un programa de una hora, nos toca presentar tragedias e historias de interés humano y es difícil para mí elegir una; pero fuera de lo que ocurrió con las elecciones, que van a tener un impacto directo en nuestra comunidad, no puedo olvidar lo que pasó en [la discoteca gay de] Orlando”, precisó. “Yo estaba de vacaciones en República Dominicana y tuve que interrumpirlas para regresar a Miami y trasladarme hasta el lugar de los hechos, desde donde transmitimos”.

Pese a que los que participan en la televisión son cuidadosos en lo que respecta a ofrecer opiniones políticas, Univision -que tiene sus cuarteles generales en Florida- se opuso abiertamente a Donald Trump durante la campaña presidencial; sin embargo, , los latinos de ese mismo estado votaron mayormente por el magnate.

Cuando le tocamos este tema a Pamela -que nació en Perú pero vive en Miami desde que tenía 11 años-, ella misma buscó una manera poco comprometida de responder. “Durante el proceso de las elecciones, nuestra responsabilidad fue mantener a la audiencia bien informada para que tomara una decisión con toda los datos necesarios a su alcance; y ahora que hay un presidente electo, nuestra misión es que no se genere alarma de manera innecesaria”, aseguró. “Creo que, de ahora en adelante, los medios van a cumplir un papel importante como plataforma de información”.

Claro que, pese al éxito del que goza, “Primer Impacto” sigue siendo cuestionado por quienes lo consideran simplemente un espacio sensacionalista dedicado a explotar tragedias. “Lo cierto es que han estado pasando muchas cosas malas, ya que la realidad siempre sobrepasa a la ficción; nos encontramos entre los 10 primeros programas de la televisión hispana en términos de popularidad porque mostramos historias que los televidentes quizás no encontrarán en otro lugar, pero que están de hecho ocurriendo”, enfatizó Pamela.

Para mantenerse en forma, la conductora hace ejercicios de cardio y jiu-jitsu, además de actividades al aire libre.

Para mantenerse en forma, la conductora hace ejercicios de cardio y jiu-jitsu, además de actividades al aire libre.

(Cortesía)

“Además, aparte de las noticias del día, tenemos [segmentos de] deportes, salud e inmigración, es decir, algo para todo el mundo”, detalló. “Podemos presentar a un niño con una discapacidad, pero que sueña con convertirse en músico; y cuando hablamos de un chofer que se dio a la fuga tras un atropello, planteamos una denuncia”.

Por el lado amable, las mujeres que participan en el show lucen aspectos muy sensuales, hasta el punto de que sus apariencias parecen ser más aprovechadas que en los espacios semejantes de la televisión anglosajona. “Eso también es un mito; la realidad es que contamos con mujeres muy seguras, muy bien preparadas, muy profesionales y muy independientes, y eso se refleja en la pantalla”, afirmó. “No presentamos una imagen de lo que no somos, y esa es la nueva imagen de la mujer hispana en la televisión, sobre todo en lo que tiene que ver con la parte de las noticias. Tratamos de lograr un balance entre el profesionalismo y la moda, porque somos mujeres de carne y hueso a las que nos gusta también mostrar nuestro lado femenino”.

Eso no quiere decir que la misma Pamela, que se graduó con honores en la Universidad Internacional de Florida, no haya despertado entusiasmos poco decentes, como se nota al ver los videos de YouTube que se enfocan en su anatomía y que vienen secundados por comentarios sumamente subidos de tono por parte de los usuarios, o como ocurrió incluso durante una entrevista que ofreció hace un par de años en el programa de Craig Ferguson, cuando el animador citado se empeñó en hacerle bromas enfocadas en su sensualidad.

“Estamos en una industria visual; nos sentimos cómodas al salir al aire y nuestro trabajo habla por sí solo, por lo que no sentimos la necesidad de justificar nada”, respondió nuestra entrevistada cuando le hablamos de estas circunstancias.

Pero eso no significa que ella no esté consciente de su propio atractivo físico ni que no trabaje también en su cuerpo para mantenerse siempre en forma. “El mensaje por ahí es que, para poder cuidar bien a nuestros seres queridos, las mujeres tenemos que cuidarnos primero a nosotras mismas, porque la salud física es extremadamente importante”, dijo. “Eso también ayuda a nivel emocional y mental, porque una mujer que se sienta bien consigo misma va a ser mucho más productiva y va a poder ayudar más a su familia”.

Pamela asegura que, debido al tipo de noticias que cubre, la mejor forma de desconectarse de todo eso es el movimiento acompañado de música. “Hago ‘ballroom dancing’ o clases de cardio, es decir, algo ligerito que me ayude a liberar las tensiones”, afirmó.

Eso no es todo; hace seis meses, empezó a tomar lecciones de jiu-jitsu. “Lo hago una vez a la semana y me fascina”, comentó. “Todavía estoy con el cinturón blanco, pero espero obtener pronto el azul. Y como vivo en Miami, trato de aprovechar cualquier cosa nueva que tenga que ver con la playa o con estar al aire libre. Al menos lo intento, aunque no lo haga muy bien”.

Por el momento, Pamela se encuentra conquistada por el espíritu de las fiestas de fin de año, que piensa pasar al lado de su madre (que vive en Miami), su hermana (que vive en Nueva York) y, obviamente, su esposo (César Conde, quien vive con ella y trabaja curiosamente ahora en el canal rival, Telemundo, luego de haber estado muchos años en Univision).

“Esta es una de las épocas más bonitas del año, donde podemos compartir con los nuestros y descansar; voy a tratar de desconectarme de las redes sociales y escaparme un poquito”, adelantó. “No tengo todavía nada planificado para Año Nuevo, pero la idea es estar con la familia”.

Pese a que está casada desde hace seis años, Pamela no tiene todavía hijos debido a sus compromisos laborales, aunque esa es una situación que podría cambiar pronto. “Se dará cuando Dios quiera”, aseguró. “Uno nunca sabe; podría ser el año que viene. Espero que en el 2017 podamos dar noticias mucho más positivas, viajar mucho y seguir trabajando; y si la familia crece, mejor aún”.


Anuncio