Se estrena 'El Señor de los Cielos 4' con Aurelio pautando con 'La Calaca'

El señor de los Cielos 4 regresa a la pantalla de Telemundo, pero no para los usuarios de Dish, ¿Por qué?

La cuarta temporada de “El Señor de los Cielos” no solamente incluye nuevos personajes, sino que le dan un giro a la historia del temido narcotraficante Aurelio Casillas, interpretada por el actor mexicano Rafael Amaya, quien está de regreso como protagonista de esta súper serie de la cadena Telemundo.

Amaya regresa a la escena luego de haber superado y aclarado los rumores en los que algunos medios hicieron eco de una presunta sobredosis que lo llevó directo al hospital. Sin embargo, luego desmintieron la versión y señalaron que se trató de un cuadro de cansancio extremo. Luego de ser atendido, voceros de Telemundo dijeron que se tomaría unas merecidas vacaciones tras el éxito de la pasada temporada.

Durante la presentación que se realizó hace unos días en la ciudad de Los Ángeles, Amaya aprovechó para decirle a los medios que él no es de los que le gusta aclarar rumores. "No hay dicha recaída ni mucho menos”, comenzó diciendo y luego reveló que no se siente capaz de caer en los excesos por cuestiones vividas en su vida personal familiar.

“Mira mi papá fue alcohólico por 70 años de su vida y lo acaban de operar como hace año y medio y le pusieron cuatro ‘bypasses’. Y para mí, el alcohol y los excesos todo eso para mi eso muy delicado y le tengo mucho, mucho, mucho respeto. Yo no soy mucho de aclarar las cosas, pero hay una revista en México que sí tuve que aclarar las cosas y apagar un poquito el fuego, pero con esta respuesta, creo que aclaro muchas de las dudas”, dijo el actor sentado entre sus compañeras de reparto Fernanda Castillo, Sabrina Seara y la nueva adquisición del proyecto, Vanessa Villela.

Castillo, quien interpreta a la recia Mónica Robles, agregó que los excesos de trabajo son normales en proyectos como estos, debido al fuerte régimen laboral al que se someten para sacar adelante sus personajes. "Y te voy a decir que creo que con el trabajo que tuvimos el año pasado, con el ritmo que hemos tenido, de repente hemos caído en una crisis de cansancio y hasta yo me veía las bolsas en los ojos", comentó con simpatía y luego agregó que "yo terminé en un hospital por una crisis de cansancio".

“Ya somos dos”, complementó Rafael ante la risa de los presentes.

Aclaradas las dudas de los “excesos”, ahora vemos que esta cuarta temporada se sitúa en el año 2012, cuando el Gobierno cambia de sexenio, pero esta vez, detrás de los hilos del poder se encuentran las manos del criminal más hábil de la historia del país, Aurelio Casillas, quien está asociado con estrategas políticos para colocar en la silla de Los Pinos a un Presidente que manipula a su antojo, con lo cual se coloca en la cima del poder.

En la proyección de 20 minutos que le ofrecieron a los medios angelinos, se pudo ver que la salud de Casillas sigue en deterioro, lo cual parece que le pondrá limites a sus aspiraciones, mientras su sobrino Víctor Casillas, actual marido de la ex de Casillas, lo retará en busca de tomar su lugar.

La dura enfermedad renal que sufre Aurelio lo obligará a recurrir a gente de su sangre para buscar un donante para el necesario trasplante que le salvará la vida. Al no hallar compatibilidad con ninguno de sus familiares, Aurelio deberá recurrir a ese largo prontuario de conquistas amorosas que ha dejado regadas por el mundo, buscando algún hijo perdido que pueda ser su salvación.

Y allí comenzará otra historia, porque el gran conflicto de El Señor de los Cielos, dueño y patrón de la tierra ahora, no será solo encontrar descendientes, sino enfrentar la crueldad y la ambición que descubrirá en esos hombres que llevan su propio ADN, en una desmedida lucha por sobrevivir.

Mónica Robles, siempre en combinación con la dupla guerrilla colombiana / Cartel de los Soles de los generales venezolanos y la línea de producción del Chema Venegas, asociado al Feyo Aguilera, Tijeras y El Oficial, le harán la guerra al capo mexicano, quien tiene ventaja sobre ellos, ya que el Presidente está de su lado y en sus manos.

Entre tanto, Aurelio seguirá lavando dinero por intermedio de su amante, la banquera venezolana Esperanza Salvatierra (Sabrina Seara), e incursionará en otros negocios, como el del petróleo, el oro y el uranio, mientras espera que aparezca el donante del riñón que necesita para volver a tener una “vida normal”, la de los enfrentamientos a balazos con el bando enemigo, algo que en la pantalla luce fuerte y peligroso por los efectos especiales, pero que en realidad Amaya dice que le sirven de terapia.

“Para mí es terapia todo lo que hago ahí, porque lo que no hago en la vida real, lo hago en el set con Aurelio Casillas. Me costó mucho trabajo llegar adónde estoy para echar a perder todo con una actitud negativa", dijo Amaya en alusión a aquellos que han comentado ha llegado a sentirse como el todopoderoso, cuando lo que hace es interpretar a plenitud el vengativo personaje de Aurelio Casillas.

"La gente cree que llegamos al set con pistolas y bien agresivos, pero no es así. Es mas bien muy relajado y muy creativo , porque llegas a jugar, a crear, a hacerle creer a la gente algo. Por eso tienes que estar tranquilo, relajado y concentrado. Y olvidarte del ego, porque yo creo que el ego es el peor enemigo de un cualquier artista", dijo "Yo creo que cuando esto termine y estemos bien viejitos, ademas de las escenas de accion, porque nosotras como mujeres es bastante difícil hacer escenas de acción, lo que más nos vamos a recordar es del equipo que hemos hecho", señaló Fernanda Castllo, quien compartirá nuevamente en la cuarta temporada con Carmen Aub (Rutila Casillas), Gala Montes (Luz Marina Casillas) y Gabriel Coronel (Armando Pérez Ricard), entre otros. 

Mientras tanto
Como usted puede haberse dado cuenta, desde hace algunos días personalidades de la cadena Telemundo han comenzado a poner en marcha una campaña a través de su señal de televisión y también en las redes sociales, para que la audiencia exiga sus derechos de contar con los shows de Telemundo en la programación de empresa de televisión satelital Dish Network.

Según se puede apreciar en dicha campaña puesta al aire, muy pronto, más bien a partir de este próximo domingo 20 de marzo, Dish Network, incluido Dish Latino, no tendrán entre sus opciones a los canales de NBC Universal, incluyendo Telemundo, NBC Universo, así como toda la programación de los canales por cable como USA, Bravo, Syfy, MSNBC y CNBC.

Esto significa, según explican voceros de Telemundo, que los televidentes no podrán ver el gran final de la súper serie “La Querida del Centauro” que se tiene prevista para el 23 de marzo, por lo que tampoco podrán sintonizar el estreno de la nueva temporada de “El Señor de los Cielos” que se estaría estrenando el lunes 28 de marzo a las 10p.m. por Telemundo.

Durante la campaña de la cadena en la red social de Facebook, Telemundo envía el mensaje de manera directa a su audiencia e invita a que llamen a su compañía satelital al 1-844-987-DISH (3447) para que no permitan que los dejen sin la señal, además de sugerirles que visiten el sitio HazqueDishCumpla.com para que hagan su reclamo  a través de los enlaces que se ofrecen en la página web.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°