Anuncio
Share

VIDEO: Diego Boneta te cuenta todos los retos que tuvo que superar para interpretar a Luis Miguel

El actor mexicano Diego Boneta a su paso por la alfombra roja dedicada al estreno de "Luis Miguel- la serie", donde es el protagonista.

El actor mexicano Diego Boneta a su paso por la alfombra roja dedicada al estreno de “Luis Miguel- la serie”, donde es el protagonista.

(Cortesía Netflix)

Hace unos días, cuando asistimos a la alfombra roja de “Luis Miguel- la serie” en una lujosa mansión de Beverly Hills, nuestra curiosidad principal era saber si la esperada producción que se estrena este domingo por Telemundo y por Netflix en Latinoamérica iba a usar las tomas originales de audio del legendario cantante mexicano o si se habían hechos versiones especiales de sus interpretaciones.

En ese momento, Diego Boneta, quien se puso en la piel del divo, nos reveló que él mismo se había encargado del asunto, lo que quedó más claro al ver el primer episodio, transmitido poco después ante nuestros ojos en una pantalla gigante; pero quisimos tener más detalles al respecto, por lo que retomamos el tema un día después, al sentarnos al lado del actor radicado en L.A. en un hotel de Hollywood con el fin de hacerle una entrevista personal.

“Fue complicadísimo; la preparación tomó un año entero, precisamente porque requería muchas cosas y muchos ángulos, empezando por el lado de la música”, nos dijo él para empezar. “Fue una locura interpretar 15 o 16 canciones en los tonos originales, aunque contamos con la ayuda de Kiko Cibrian, quien grabó varios de los discos originales de Luis Miguel y está produciendo el ‘soundtrack’ de la serie, por lo que conoce estas composiciones mejor que nadie”.

“Reproducir el registro fue bastante difícil, pero no lo más duro, porque yo también tengo un registro alto; lo interesante de Luis Miguel es su potencia, porque cuando canta las notas más altas, su voz no pierde cuerpo”, detalló el actor de 27 años. “Cuando hice [la película musical] ‘Rock of Ages’, las canciones eran también muy altas, pero esto fue diez mil veces más difícil, porque [en esa ocasión] no se pidió que imitara a los cantantes originales, mientras que ahora tenía que sonar como Luis Miguel”.

Al ver la serie, se nota que Boneta no lo hizo nada mal, lo que nos llevó a hacerle la broma de que, si todo le fallaba en el plano de la actuación, podría dedicarse a hacer ‘covers’ del artista a quienes muchos conocen como “El Sol de México”.

“Para que todo el mundo lo sepa, no soy Luis Miguel; si lo fuera, sería cantante [de tiempo completo]”, afirmó el intérprete, quien ha grabado dos álbumes como solista. “Él está en otras ligas, en el mismo nivel de Freddie Mercury y de Frank Sinatra; es un súper dotado. Yo traté simplemente de hacer todo lo posible para representarlo del mejor modo que pudiera”.

Una escena de la serie, en la que el actor principal reprodujo todos los temas musicales que le tocaban.

Una escena de la serie, en la que el actor principal reprodujo todos los temas musicales que le tocaban.

(Cortesía Netflix)

Más desafíos

Como cualquier actor que se pone en la piel de una persona real, Boneta tuvo que usar su imaginación y hacer mucha investigación, pero nos llamaba la atención saber qué tipo de conexiones había trazado con Luis Miguel, una persona que, como se muestra en la serie, tuvo conflictos relacionados a la fama que se le adjudicó desde muy chico, mientras que nuestro entrevistado participó en la exitosa telenovela “Rebelde” y, como él mismo lo ha contado, tuvo que trabajar a veces hasta 18 horas al día.

“Hay similitudes entre nuestras carreras, porque empezamos a la misma edad; de hecho, a los 12 años, yo canté ‘La chica del bikini azul’ [uno de los primeros éxitos de ‘El Sol’] en el programa ‘Código F.A.M.A.”, recordó el actor. “Pero el padre de Luis Miguel, Luis Rey, era cantante y guitarrista, mientras que mis papás no vienen del mundo del entretenimiento, sino que son ingenieros, y no querían que yo cantara”.

“Lo hice por mi propia pasión; nadie me forzó a trabajar todas esas horas”, precisó. “Es un sacrifico, pero nadie me puso una pistola en la cabeza para hacerlo. Tampoco fui un niño prodigio; me he partido la cara ensayando y ensayando para lograr lo que tengo ahora”.

Fuera de la investigación y de la preparación personal, Boneta contó con un asesor de auténtico lujo: el mismo Luis Miguel, un artista extremadamente celoso de su vida privada que reveló inesperadamente detalles personales para la realización de la presente serie.

“Admiro muchísimo que haya decido hacer eso, porque se está exponiendo ante el mundo entero”, retomó el actor. “Para mí, el trabajo consistía en humanizarlo y en enaltecerlo; y lo que más aprendí de él es que es quien es debido a su trabajo y no a factores externos”.

Curiosamente, Boneta también ha se ha mantenido lejos del ojo público en cuestiones que no sean laborales. “Fue una decisión propia, porque vengo de una familia normal que no tiene nada que ver con la farándula; pero después de estudiar a Luis Miguel y el fenómeno que ha desatado, me di cuenta de que lo suyo proviene únicamente del talento”, enfatizó.

Boneta al lado de sus compañeros de reparto Paulina Dávila y JuanPa Dávila.

Boneta al lado de sus compañeros de reparto Paulina Dávila y JuanPa Dávila.

(Cortesia Telemundo)

Para verse como él

Otro aspecto particularmente exigente de la grabación fue adoptar el aspecto físico y los ademanes de Luis Miguel, para lo que el actor tuvo que someterse a dolorosas sesiones de bronceado artificial y hasta a un procedimiento destinado a separar sus dientes que ya ha sido revertido.

¿Pero cuál fue el método tomado para hacer de un artista que podía llegar a ser muy exagerado, sobre todo en su etapa juvenil? “Había que mantener todo muy ‘grounded’, muy honesto, muy real; no se trataba de interpretarlo, sino de convertirme en él para no caer en la caricatura”, precisó Boneta.

Para terminar, nos confirmó que formará parte de la próxima película de “Terminator”, lo que es sin duda un paso decisivo en su trayectoria. “Desafortunadamente, no puedo decir nada del papel ni de la historia, pero sí te puedo hablar de lo emocionado que estoy por poder trabajar con alguien como [el productor] James Cameron y con [el director] Tim Miller, y de poder participar en este ‘reboot’ al lado de Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger”, comentó.

“La primera ‘Terminator’ es un clásico, y probablemente la mejor película de acción que se ha hecho”, agregó, antes de que lo felicitáramos por lo bien que le está yendo. “Tengo 27 años y me queda muchísimo por hacer, pero estoy enfocado en mi trabajo, en echarle ganas y en poner el nombre de Latinoamérica en alto”.


Anuncio