Amores de un jardinero y una pandillera en Los Ángeles

Gabriel Porras y Maria Elisa Camargo camargo protagonizan "Bajo el mismo cielo"

La nueva telenovela de Telemundo “Bajo El Mismo Cielo” es protagonizada por actor mexicano Gabriel Porras, quien interpreta a Carlos Martínez, un padre de familia que llega junto a su esposa Teresa y su hijo Rodrigo, de 7 años de edad, a Estados Unidos y en busca de un futuro mejor.

Porras, quien viene de estelarizar papeles fuertes como el de un agente de la DEA en “El Señor de los Cielos” y el de Olegario "El Diablo” Marrero en “Los Miserables”, ahora hace a un lado estos papeles recios para darle vida a un hombre humilde y honrado que cruza la frontera ilegalmente, como lo han hecho miles de latinos en este país y es en ese momento que comienza su historia en el “gabacho”, como le llaman a este país.

“Y eso es lo más bonito de mi carrera, el poder hacer estos dos extremos y divertirme con los dos, aunque te digo que es más difícil hacer del bueno, es mucho más complicado meterte en ese mundo de emociones y saber que si no llegas al fondo de todo eso, no vas a tocar corazones”, comenta Gabriel en su encuentro con Hoy Los Ángeles.

Como le sucede a la gran mayoría de inmigrantes en este país, Carlos sufre innumerables dificultades en el camino por alcanzar el sueño americano, dejando todo atrás en el país que los vió nacer.

“Yo considero a este tipo de personas como héroes, porque arriesgan todo por conseguir una vida mejor. En ese camino por cruzar, estas personas se encuentran con gente mala. De lado mexicano, se topan con gente como los Zetas, que están extorsionando y matando a los inmigrantes antes de cruzar y luego, del otro lado, tienen a los texanos, a los 'Rangers', que son como muy patriotas y toman la ley por sus manos eliminándolos con francotiradores, además de ser perseguidos luego por la migra”, explica Porras.

Carlos Martínez, su personaje, es de los altos de Jalisco, de una familia muy trabajadora, pero que tristemente cae víctima de la depresión  económica y por eso se ve obligado de emigrar al otro lado. Una vez aquí y en la búsqueda por establacerse con su esposa Teresa y hijo Rodrigo, llega otro hijo a sus vidas, Luis, y con su llegada a la familia, ahora cuando las cosas se complican más aún a Carlos, porque no todo es como esperaba.

Su esposa, la madre de sus dos hijos, es víctima de un cáncer que la lleva a la muerte y desde ese instante, Carlos se tiene que emplear a fondo para darle una mejor vida a sus dos hijos. Sin embargo, Rodrigo cae en las garras de las pandillas que operan en Los Ángeles, mientras intenta proteger a su otro su hijo menor, brindándole la oportunidad de tener un futuro  distinto. 

En  medio  de  esa  lucha  de  sobrevivencia y protección,  Carlos conoce  el  amor  de  una  manera  inesperada. “La experiencia que tiene Carlos en México es de un rancho, por lo que tiene es conocimiento en animales y plantas. Su comienzo es como jornalero, de esos que se paran en las entradas de las tiendas para ser recogidos por capataces para que se ganen el día con un trabajo de una jornada. Pero finalmente, llega a emplearse en el trabajo de la jardinería, que donde el mundo le juega una mala pasada, mas bien una buena pasada”.

Un giro a su vida

En medio de esa lucha por sobrevivir como un sencillo jardinero, Carlos logra comprar la camioneta de su jefe, quien tiene que regresarse a México y es en ese momento que comienza su independencia. Todo se complica, cuando Carlos se topa nuevamente con el amor y cuando menos lo espera.

Y es que el destino lo lleva a cruzarse con Adela Morales, una joven mexicana, que al igual que Carlos, también cruzó la frontera ilegalmente, la diferencia es cuando que ella lo hizo era apenas niña. “Carlos viene de tener un dolor muy grande por haber perdido a su mujer y de pronto aparece esta mujer de la nada y le roba la camioneta, pero también le roba el aliento y el corazón”, dice de Adela, personaje interpretado por la actriz ecuatoriana Maria Elisa Camargo, a quien Gabriel considera como una mujer súper profesional y “la mujer más inteligente que conozco, como con mucha garra”, dice.

Adela llegó con su madre, su hermano mayor y su abuela a Estados Unidos. Creció en un hogar disfuncional, donde su madre se ha dedicado a la prostitución y además es una mujer alcohólica. Con la muerte de su abuela, Adela quedó a la deriva siendo una adolescente y desde ese momento se sumerge junto a hermano Matías en el mundo de las pandillas.

Maria Elisa, quien viene de protagonizar la exitosa telenovela “En Otra Piel”, donde interpretó un doble papel como Adriana Aguilar (una joven humilde) y Mónica Serrano (una famosa pianista), ahora asume el reto de encarnar a una pandillera, una mujer solitaria, de buen corazón, pero llena de corazas que la hacen parecer ruda y fuerte. Todo un reto para Maria Elisa en su carrera como actriz.

“El reto es myor. Ojalá siempre puedo decirlo, porque, creo que fue Obama que lo dijo, que ‘si te estás acercando a tus metas es poque no pusiste el sueño lo suficientemente alto’. Entonces siempre quiero que el reto sea mayor, porque es una forma de crecer y de enriquecerme profesionalmente”, comenta emocionada a Hoy Los Ángeles.

“Y lo que más me gusta es que Telemundo se atreve a hacer esas historias que van más allá de las protagonistas frágiles, la campesina, o la niña pobre que llora todo el día. Y de verdad es que ambos retos (sus trabajos con Telemundo) han sido completamente diferentes, el uno al otro, y a todo lo que he hecho en mi carrera. Ahora es muy emocionante tener que hacer a una mujer de la calle, que es pandillera, que le ha tocado crearse todo ese mecanismo de defensa para ocultar ese gran corazón que tiene esta joven indocumentada”, explica Maria Elisa, sin pausas sobre su personaje del que seguramente "muchas se podrán identificar", agrega.

“Este personaje tiene muchos matices interesantes, y para mi como actriz es maravilloso poderme enriquecer con aquellos que no son caricaturas, que son humanos y tienen capas, que no son cien por ciento buenos, ni cien por ciento malos. Y al final ésta es una historia que se cuenta desde los sentimientos y el corazón. Eso me gusta”, afirma Maria Elisa.

El robo de una camioneta lleva a su personaje de Adela a cruzarse con el hombre de su vida y su  amor por él  la pone a prueba. Ese sujeto es Carlos, un hombre  honrado y luchador  que día a día sufre duras pruebas económicas, discriminación, grandes pérdidas  emocionales y el temor constante a  ser descubierto por la migra, mientras vive con miedo de que algún día lo separen de sus hijos.“

"Y es algo básico en la historia de Carlos Martinez es el ejercicio de la paternidad, porque se vuelve padre soltero. Yo me pongo en los zapatos de estos individuos que tienen que sufrir con el nacimiento de un hijo que les sale rebelde. Imaginate Carlos Martínez, que tiene que enfrentar la pena de que su hijo se mete en el mundo de las pandillas”, explica Porras.

Para Maria Elisa, esta experiencia la hace sentir muy bien y comprometida porque “es la primera vez que coincide la etapa final de la telenovela con el inicio al aire. Generalmente cuando estás haciendo un proyecto, ya al segundo mes estás al aire y ya tienes ese ‘feedbrack’ de la gente. Ahora no, la hemos hecho como a ciegas toda la telenovela y ya tengo como una ansiedad para que comience, pero también siento una nostalgia de dejar un grupo tan especial con el que grabamos ‘Bajo el mismo cielo’”, dice.

Porras coincide con Camargo, en que ambos personajes que interpretan son realmente humanos, que viven, que sufren, que tienen motivos por vivir y salir adelante . Y por eso le molesta que gente como Donald Trump diga que todos los mexicanos son unos delincuentes. “Algunos por ahí, dicen que los inmigrantes venimos a robar, a hacer cosas malas y yo creo todo lo contrario. Venimos a trabajar duro y no sólo me refiero a los mexicanos, sino a todos los latinos que venimos a trabajar duro porque tenemos que pagar las facturas y si no trabajas en este país no hay manera de que puedas sobrevivir, por lo tanto yo los considero una vez más, unos héroes”.

Junto a Maria Elisa Camargo y Gabriel Porras, actúan Luis Ernesto Franco, Julio Bracho, Erika De La Rosa, Liz Gallardo, Alejandro Speitzer, Mercedes Molto, Kendra Santacruz, Oka Guiner, Fernando Noriega, Rosalinda Rodriguez, Ximena Ayala, Kevin Aponte, Andres Zúñiga, Raul Arrieta, Keller Worthman, Freddy Flores, Ahrid Hannaley y Alma Itzel entre otros, que dan vida a los personajes de esta emotiva historia.

La telenovela inspirada en el guión cinematográfico “El Jardinero”, creado por Roger L. Simon es una producción de Telemundo Studios grabada en Miami y Los Ángeles y escrita por Perla Farias (“Donde Está Elisa?”, “Marido en Alquiler”) con la colaboración de Jose Vicente Spataro y cuenta con la producción ejecutiva de Joshua Mintz y Martha Godoy (“El Señor de los Cielos”, “Señora Acero”, “La Patrona”).

Gracias a producciones como éstas, Telemundo se sigue anotando puntos en la audiencia y hace unos días lograron un triunfo muy interesante. “De hecho ayer (lunes 21 de julio) ganamos en 'Prime Time' con programación regular y por eso estamos muy contentos, porque estamos viendo resultados después de muchos años de esfuerzos y dedicación. Sabemos que hay audiencia para todos los gustos, pero ahora estamos viendo que hay una gran audiencia que está buscando esas otras alternativas que nosotros les estamos ofreciendo”, comentó Joshua Mintz.

“Creo que hemos dado con consistencia historias originales, que están pensadas en el mercado, primeramente, para Estados Unidos y si a nuestras novelas les van bien en otros lados, bienvenidas sean. Nuestra casa productora en México es Argos, pero nuestro guiones, la producción y edición, todo viene de Telemundo Studios en Estados Unidos”, agregó Mintz.

"Bajo el mismo Cielo" se estrena este martes 28 de julio a las 9p.m por Telemundo.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°