Anuncio
Share

Isaac Ezban recupera la ciencia-ficción tradicional en ‘Los parecidos’

Isaac Ezban (al centro) es un director mexicano que se ha especializado en trabajos de ciencia-ficción psicológica; en esta foto, aparece durante el rodaje de su más reciente producción, "Los parecidos".

Isaac Ezban (al centro) es un director mexicano que se ha especializado en trabajos de ciencia-ficción psicológica; en esta foto, aparece durante el rodaje de su más reciente producción, “Los parecidos”.

(Cortesía)

La diversidad que se vive actualmente en el cine mexicano ha dado pie a la existencia de obras que no responden siempre a los moldes esperados, pero que cuentan a veces con un gran nivel de calidad, como es el caso de “Los parecidos” (“The Similars” en inglés), una lograda cinta que se lanzó la semana pasada en Viden On Demand y que se encuentra desde hoy en iTunes y otras plataformas digitales.

El director de la película es Isaac Ezban, un capitalino que cursó estudios de séptimo arte en el DF y Nueva York, pero que se inició de modo muy curioso en el mundo del entretenimiento, ya que, cuando tenía solo 6 años de edad, se dedicaba a narrar cuentos en los programas televisivos que lo solicitaban. “Me gustaba dar espectáculos siendo chico, y ahora lo sigo haciendo por medio del cine”, le dijo el realizador a HOY a través de una conexión telefónica con la ciudad de Vancouver, donde se encuentra trabajando en su siguiente proyecto.

“Los parecidos” es el segundo largometraje de Ezban, quien provocó anteriormente pasiones contrastadas con su fascinante ópera prima “El incidente”, en la que presentaba dos historias paralelas de personas que no podían escaparse de un espacio específico, pero que se relacionaban al final de manera tan ingeniosa como alucinada.

“Soy consciente de que hago un cine que no es para todos, pero la verdad es que no me interesa complacer al mundo entero”, nos explicó. “Lo que hago puede ser visto como ciencia-ficción, pero no al estilo hollywoodense y comercial, sino más bien por el lado psicológico, de ese en el que se está acabando el mundo pero te enfocas en una familia que se encuentra refugiada en un ático”.

En “Los parecidos”, ocho desconocidos terminan reunidos en una estación de buses en medio de una furiosa tormenta durante la noche anterior a la masacre de Tlatelolco de 1968, y además de que no pueden salir del lugar, se ven enfrentados de pronto a una serie de aterradoras circunstancias que parecen tener inicialmente un origen sobrenatural y que se plasman con el uso de efectos típicos de la vieja escuela, sin caer nunca en lo digital (la estación misma se construyó en un set de los Estudios Churubusco).

“Quise hacer aquí un homenaje específico a ‘Twilight Zone’, la serie televisiva que en Latinoamérica se llamó ‘La dimensión desconocida’, y a todas esas cosas que me han influenciado desde que tengo memoria”, dijo Ezban. “No quiere decir que lo que haga después vaya a ir por ese lado, pero en este caso, sí me interesaba hacer algo que luciera como un episodio de ese programa, aunque dejando espacio para mostrar algo propio”.

Por supuesto, las alusiones a Tlatelolco no son gratuitas. “Me gusta el hecho de que la buena ciencia-ficción siempre tiene una metáfora política o social detrás, como pasaba en las producciones estadounidenses en las que un ovni era una referencia a la Guerra Fría; yo quería hacer algo así en México”, enfatizó el cineasta. “Soy muy joven para haber vivido lo de Tlatelolco, pero lo investigué, y noté que había esa sensación de que las autoridades querían convertir a todos los jóvenes en la misma persona, por lo que decidí llevarla a un plano literal”.

El siguiente trabajo de Ezban (es decir, el proyecto del que hablamos en el primer párrafo) es “Parallel”, su debut en el inglés y, además, su primera cinta con un guión ajeno, aunque maneja un argumento relacionado a universos paralelos que va muy bien con su sensibilidad.

“Me siento muy emocionado de poder trabajar ahora con talentos del nivel de Martin Wallstrom [“Mr. Robot”] y Georgia King [“Kill Your Friends”]; creo que va ser una gran experiencia”, nos comentó el realizador latino, cuyo ascenso ha sido comparado en la prensa anglosajona con el de Colin Trevorrow, el aclamado director que empezó con un título muy modesto y fue después contratado para hacer “Jurassic World”. “Agradezco esos cumplidos, pero esto es algo mucho más independiente que un ‘blockbuster’; de todos modos, me interesaría hacer algo así de grande en el futuro”.


Anuncio