Anuncio

No fluye la serie ‘La Guzmán’ de manera amena

La Guzman

La Guzman

(Cortesía)

La más reciente bioserie presentada en la TV es la que cuenta la vida de Alejandra Guzmán, que arranca en su primera semana con un relato cronológico de su adolescencia, donde destaca la muerte de su hermana, Viridiana Alatriste.

Ubicada a inicios de los años 80, la serie hace tanto énfasis en la relación entre las hijas menores de Silvia Pinal que, de repente parece que el show es sobre Viridiana y no sobre Alejandra.

Y es que la historia, aunque tiene sus destellos divertidos o curiosos, no fluye de manera amena ni entretenida; los episodios de una hora se sienten larguísimos y a veces parece que no pasa nada fuera de los pleitos entre la joven Alejandra y su madre.

Aquí vemos cómo “La Pinal”, como le llama Alejandra en la serie, obstaculiza constantemente la incipiente carrera de su hija, y aunque aparece como la “villana”, jamás se le acercará al Luisito Rey de Luis Miguel, La Serie.

A Alejandra la personifica la actriz colombiana Majida Issa (Sin Senos Sí Hay Paraíso), y aunque físicamente no se parece en nada a la cantante, emula bastante bien sus gestos, movimientos y voz; a Silvia Pinal la encarna Carmen Madrid (La Querida del Centauro), pero es una caracterización tan forzada que más bien parece una parodia de la actriz interpretada por Anabel Ferreira.

Que la vida de La Guzmán haya sido interesantísima no hay duda, y que su carrera además de longeva ha sido exitosa nadie lo puede negar, sin embargo, la manera en que lo cuenta este serial, al menos en su primera semana, carece de la fuerza y el carisma característicos de la intérprete de “Mala Hierba”.

La serie biográfica La Guzmán, que cuenta con 60 capítulos, y aclara que sólo está basada en hechos reales, se transmite de lunes a viernes a las 9:30 pm por Imagen Televisión.


Anuncio