Anuncio
Share
Espectáculos

José Manuel rinde tributo a Joan Sebastian y mantiene vivo su legado

José Manuel Figueroa rinde tributo a su fallecido padre con jaripeo.
(Agencia Reforma)

En el mismo escenario en el que su papá vivió grandes noches de éxito, José Manuel Figueroa llegó por vez primera para continuar con una tradición y mantener vivo a Joan Sebastian.

Al lomo de sus caballos, el cantautor de 42 años salió bien librado de esta prueba de fuego en la Arena Monterrey, donde el único pero fue la mala taquilla que tuvo el evento donde se llevó a cabo el campeonato nacional de rodeo profesional conocida como PBR.

Unas mil 500 personas presenciaron primero la competencia de los jinetes y después la variedad musical encabezada por Calibre 50, José Manuel y el grupo de música country en español 8 Segundos.

El hijo del “Rey del Jaripeo” llegó a todo galope sobre su caballo para iniciar su actuación a las 22:42 horas corriendo por la cancha de la Arena convertida en ruedo.

Respaldado por una banda y un grupo que sumaron 22 músicos y además tres coristas, José Manuel presentó el mismo espectáculo ecuestre que su papá, quien falleció el 13 de julio de 2015, pero con sus propios caballos bailadores.

José Manuel Figueroa
(Cortesía)

“Es un placer estar aquí en esta tierra que tanto cariño le dio a mi padre, y también donde nació mi madre, de Agualeguas, Nuevo León”, saludó el cantante.

De gorra prieta (sombrero negro) y vestimenta vaquera también del mismo color, el intérprete enfrentó a un público nuevo para él, al que tuvo que convencer con su música y con su destreza en los cinco caballos que presentó.

Temas como "Ángel de Virtudes” y “No Sé Vivir”, fueron cantados al inicio.

Después le dio un toque más romántico a su show con “Expulsado del Paraíso”, su primer éxito grabado en 1995.

Para ser su primera vez, dejó una grata impresión con un concierto donde las canciones más coreadas fueron las de su papá como “Quiero y Necesito”, “El Primer Tonto” y “Un Cariño como Tú".

José Manuel se estiró para agarrar una flor de una fan entre las cercas que lo dividían del público.

Y los hizo bailar con otro tema de su padre “El Viejo Joven”, después pidió que se prendieran las luces del recinto.

“Mi gente, la verdad es que ando estrenando caballo... Prendan las luces, vamos a estrenar a este hijo de la chin...”.

Después de verlo trabajar con el caballo, llamado “El Juguete”, se ganó la ovación de la audiencia.

La música de banda siguió con “Sangoloteadito”, “Hasta que Amanezca” y “25 Rosas”.

“Dicen que soy una copia pirata de mi padre, pero a mí me vale ma...”, dijo José Manuel antes de concluir su show con “Tatuajes” y “Secreto de Amor”, a las 23:46 horas.

También dijo que cantar los temas de su papá es una forma de mantenerlo vivo.

Mientras José Manuel decía que se iba a ir a festejar porque quedó contento con su trabajo en el show, esto en conferencia de prensa, al escenario de la Arena llegó Calibre 50.

Esta agrupación con ocho años de experiencia hizo bailar a los que permanecieron hasta el final del evento.

“Ni que Estuvieras tan Buena”, “Préstamela a Mí" y “Aguaje Activado”, formaron parte de su repertorio.

Los vaqueros se pusieron a bailar con “El Ausente”, mientras que “Tus Latidos” y “Aunque Ahora Estés con Él” los hicieron cantar a todo pulmón.

Baladas, temas rítmicos con el festivo sonido sinaloense y corridos se escucharon de Calibre 50.

Su éxito actual que se ha convertido en un lema para los indocumentados en la Unión Americana, “El Corrido de Juanito”, fue interpretado dos veces, de hecho con éste cerraron su actuación a las 02:00 horas.


Anuncio