Anuncio
Share

Mariana Seoane, la ‘chica mala’ de El Chema

Mariana Seoane

Mariana Seoane

(NBC)

Aunque Mariana Seoane se dio a conocer en las telenovelas rosa en 1995 con “Retrato de familia” junto a Alfredo Adame, Helena Rojo y Julio Bracho, la actriz nacida en Parácuaro, Michoacán, siente que ahora es que está haciéndo lo que siempre quizo hacer.

“Todos los cambios son muy positivos y tenía muchísimas ganas de hacer proyectos con temas tan actuales”, comienza contándo la estrella de telenovelas como “Los hijos de nadie”, “Mi pequeña traviesa’, “Amor gitano”, “Rebeca”, “Tormenta en el paraíso”, “Mar de amor”, “Hasta el fin del mundo” y “La tempestad”.

Hoy, luego de varias producciones en la pantalla chica, la vida le ha dado la oportunidad de cambiar de rumbo y luego de haber sido la “Niña buena”, “La chica mala” y la “dama sexy” de las telenovelas rosa y de comedia, ahora Mariana incursiona en las narcoseries y se convierte en la “malvada chica” de El Chema Venegas.

“Yo ya lo quería desde hace tiempo y por eso estoy tan contenta, porque siento que como actriz, tanto mi fuerza como mi personalidad, y lo que venía haciendo en telenovelas como villanas en esas historias rosas, ahora siento el cambio al interpretar un personaje fuertísimo, de una historia muy real, con un lenguaje real y una actuación mucho más natural. Ese el reto, porque el público lo está pidiendo”, explica la joven actriz y cantante de madre argentina y padre cubano-mexicano.

Su personaje de Mabel Castaño, es una mujer ambiciosa, muy audaz, con un hambre de poder impresionante y es así como se mete en el negocio de las drogas. Tiene un marido que le permite manejar los negocios y hasta tiene una relación muy abierta en que no tiene problema en dejarse involucrar con otros hombres para conseguir lo que necesitan. “Yo Mariana Seoane me siento orgullosa de lo que estoy haciendo porque me permite llevar al límite al personaje y poder bordarlo fuertemente”, expresa convencida sobre su papel en la serie “El Chema”.

Mariana cuenta que es la primera vez que trabaja al lado de Mauricio Ochmann, protagonista de esta súper serie de Telemundo que se transmite de lunes a viernes a las 10p.m. “Y es la primera vez que lo veo”, comenta la actriz, cuyo papel la ha llevado a interpretar fuertes escenas de desnudo junto a Ochmann, aunque dice él la ha hecho sentir cómoda.

“Bueno, estas escenas no son fáciles. Ustedes como espectadores las disfrutan y dicen que ‘se ven padres’, pero no lo es. No, porque estamos alrededor de mucha gente, hay que cuidar todo, de que no se vea nada, hay censura, gracias a Dios y no se puede enseñar de más y eso se agradece, aunque tampoco es que dejemos mucho a la imaginación”, explica con picardía.

Este nuevo reto actoral podría tener algo de ella, aunque no se parecen mucho, explica. “En la valentía sí, pues me considero una mujer muy valiente, pero en todo lo demás no se parece a mí. Yo no podría tener una pareja y estar en esta libertad teniendo a otros hombres y que él lo vea. Esa es una relación enferma. Soy muy valiente, pero no para meterme en este negocio sabiendo que en eso todo sale mal”.

Para este papel de Mabel, Mariana ha tenido que entrenarse en el manejo de armas, algo que la asustó al principio “No me gustan las armas, pero aquí las uso mucho”, confiesa con la mirada fija, mientras explica cómo se preparó para ello. “Estuve con la misma gente que nos da las armas, que son reales, pero usamos balas de salva. Generalmente manejo (armas de) escuadras, no son difíciles y aprendí a cargarlas para que se viera natural. De pronto las primeras escenas sí temblaba y me costaba mucho trabajo, pero después ya estaba como pez en el agua, porque sabemos que estámos jugando”, dice.

Mariana trabajó con Julio Bracho en la primera telenovela que hizo en su carrera, “Los hijos de nadie”, y ahora vuelve para compartir con él en la primera serie de este tipo en su trayectoria como actriz. “Y éramos pareja (en la telenovela) Ya nos habíamos encontrado antes en la vida, pero no habíamos coincidido y tengo pocas escenas con él ¡qué pena!”, dice.

La otra cara de la moneda

En estos momentos cuando las narcoseries han logrado posicionarse en el gusto de la audiencia hispana de los Estados Unidos, Mariana siente que estas historias como “El Chema”, lo que buscan es mostrar la realidad actual, pero con un toque de ficción. Por eso le preguntámos si sabe por qué siguen teniéndo tanto éxito.

“Porque en estas historias se muestra el lado humano de los personajes, eso no quiere decir que esas personas sean así, y eso es lo que creo que ha enganchado a la gente. De alguna manera al interpretarlos aquí, a lo mejor se idealiza toda esa parte, porque no muestras nada más lo malo. Creo que también estamos reflejando la realidad de nuestro país y de Latinoamérica. Estamos espejeando (sic) los vínculos que han habido desde siempre entre el narcotráfico y la política. Yo creo que se tocan muchos temas y los personajes se ponen sensibles al verse salpicados. Y ¿por qué el público quiere verlas? Porque quiere ver realidades, lo mismo que ve al agarrar un periódico”, señala.

Otras de las realidades es el temor que están sintiendo los inmigrantes indocumentados en este país, quienes luego del triunfo presidencial de Donald Trump, han dado muestras de temor e indignación por la proxima construcción del muro fronterizo. “Eso yo como mexicana lo veo muy triste, me parece terrible poner muros. ¡Dios mío! ¿cuándo pasó para derrumbar el muro de Berlin? Imaginate ahora hacer esto ¡Qué idiotes más grande!’, exclama Mariana.

“Quizás vayan a funcionar los túneles de ‘El Chema’”, agrega luego en tono de broma.

Ante la victoria de Trump y sabiendo que esto iba a suceder porque lo anunció durante su campaña, Mariana se sorprende al ver cuánta gente votó por él. “¿Y qué podemos hacer? Yo lo que creo es que México tendrá que tener una postura digna ante esta situación”, cuestiona.

En México, donde cada vez aumenta el indice de criminalidad, las esperanzas son muy pocas de que se controle y eso lo sabe Seoane y lo expresa luego de tomar aire y titubear un poco. “Creo que se ha llegado al limite de todo, no solo del narco, sino de la política. Yo creo que México necesita de un cambio urgente porque cada vez hay menos empleos, la gente está matando por una torta. Ya la situación no es solamente hablar de narcotráfico, es hablar de qué es lo que está pasando, porque esa gente que no tiene qué comer. ¿Y qué es lo que va a buscar?… ganar dinero rápido. ¿Que va a pasar?”, se cuestiona y luego puntuaiza. “El gobierno en lugar de estar criticando todo esto, debería dedicarse a trabajar y dar más fuentes de trabajo y ver en qué puede crecer el país, sino esto no se va a arreglar nunca”, apunta con firmeza.

Mariana también tuvo su punto de vista sobre la legalización de la marihuana recreativa en Los Ángeles. “Yo lo que creo toda la educación parte de casa, aunque la hayan legalizado eso sucedería igualmente, igual vas caminado en Estados Unidos y a mi me pasó mil veces, ví a gente fumando marihuana en la calle, no creo que sea algo nuevo. Yo si estoy a favor de la legalización y creo que se acabarían muchos problemas más si uno muestra lo que pasaría con el consumo, es como en todo, es como pasó con el alcohol hace mil años y hoy la gente puede comprar alcohol en todos lados, ahora lo que hay es que tener conciencia de los padres con los hijos y decirles que si tú te metes ahí, de ahí pasas a otra cosa y a otra cosa más fuerte y tu vida acaba. Es una decisión”, señala.

En la música

Al momento de la entrevista, Maria acababa de estrenar “Amor eterno” en México, una comedia musical maravillosa con canciones de Juan Gabriel , mientras prepara su nuevo disco. “Y ya tengo un sencillo que se llama ‘Asesina’ que va estará acompañandome durante la serie ‘El Chema’. También grabé otra canción con Los Recoditos que va a salir el proximo año con Telemundo e hice otro tema con Fato y creo que todo se me va a conjugar, primero Dios”, expresa con emotividad.

Hablando de Juan Gabriel, la actriz y cantante no se quiso despedir sin ante hablar del ‘Divo de Juárez’ y el recuerdo que éste le dejó. “Que siempre creyó en mí, me dio una oportunidad increíble, fue mi padrino, mi gran padrino en la música como tú bien lo recuerdas. Para mi fue una responsabilidad enorme el hacer lo primero aen mi carrera el estar en el escenario de Juan Gabriel. Y a él lo recuerdo siempre con su humor negro, siempre encontraba un chiste en cualquier situación dramática. Lo hacía gracioso todo. Siempre me dio consejos maravillosos de que no me preocupara de lo que dice la gente, pues claro yo iba arrancando mi carrera en la música también y de pronto los comentarios te afectan. ‘Mira mija, lo que es noticia hoy, mañana ya no lo es’ , me dijo y eso no se me olvida”, recordó con una sonrisa.


Anuncio