Anuncio
Share

Vicente García debuta en L.A. tras triunfo triple en el Latin Grammy

Aunque llevó ‘dreads’ durante muchos años, este es el nuevo ‘look’ del dominicano Vicente García.

Aunque llevó ‘dreads’ durante muchos años, este es el nuevo ‘look’ del dominicano Vicente García.

(Facebook del artista)

Vive en Bogotá desde hace cuatro años, como parte de un proceso de expansión que lo llevó a buscar nuevos horizontes; pero lo cierto es que su identidad y su música se encuentran firmemente ancladas en su República Dominicana de origen.

No siempre fue así. Antes de transformarse en el exitoso solista del presente que rescata tradiciones locales, Vicente García, quien debuta esta noche en el Troubadour de West Hollywood, formaba parte de Calor Urbano, un grupo de Santo Domingo orientado principalmente hacia el ’soul’ que llegó a grabar un álbum. Fue durante una gira de la misma banda como acto de apertura de Juan Luis Guerra que el ‘frontman’ descubrió los encantos de la bachata.

“Vi de primera mano cómo la música de mi país lograba llegar a la gente con una fuerza extraordinaria, cómo tocaban a esa audiencia el ritmo y la manera de decir las cosas [del mismo género]”, le dijo el músico a HOY Los Ángeles. “Le pedí a los demás integrantes de la banda que exploráramos esos terrenos, pero como ninguno quiso, empecé mi búsqueda solitaria en la bachata, el bolero y el cha cha chá, manteniendo un poco de la instrumentación que ya había empleado, con teclados de los ‘60 que remitían al sonido de Motown”.

En el 2012, García lanzó “Melodrama”, su primer trabajo como solista; pero él mismo siente que le fue mejor con “A la mar” (2016), un disco que profundiza la aproximación a lo afroantillano sin dejar de lado sus aportes personales. “Tiene alusiones a la comida, a la religión y a otros elementos de esa cultura, pero no es folklore, porque el acercamiento viene por el lado del pop”, afirmó.

Sea como sea, los resultados de este esfuerzo no pasaron desapercibidos para la Academia Latina de la Grabación, que el pasado mes de diciembre le dio tres Latin Grammys a García: el de Mejor Artista Nuevo (pese a que lleva en este negocio desde principios de los años 2000), el de Mejor Álbum de Cantautor y el de Mejor Canción Tropical (“Bachata Kingston”).

“Curiosamente, ‘A la mar’ fue un disco con menos intentos por lograr una música comercial que el anterior; quise escribir de temas que no fueran el amor y el desamor, y que si lo eran, hablaran de ellos de otra manera”, detalló. “También fue importantísimo el trabajo como productor de [el ex Calle 13] Eduardo Cabra, quien me impulsó en la búsqueda de esa libertad”.

Una muestra de ello es la citada “Bachata en Kingston”, que él define como una evolución de las ideas presentes en “Mi balcón”, una pieza que grabó en su primera placa con la ayuda del conocido grupo boricua de reggae Cultura Profética.

“En este caso, se habla de un romance, sí; pero para mí, se trataba del romance entre dos ritmos de diferentes lados, pero con puntos en común”, retomó García, quien decidió filmar el respectivo video en una zona popular de Bogotá para romper el esquema de clips anteriores en los que había recurrido a playas y locaciones típicamente caribeñas.

Hay incluso en el disco una pieza llamada “Zafra negra” que lleva ritmo de gaga (un estilo de origen haitiano) y que toca un tema social. “Habla de un plan de regularización migratoria que afectaba directamente a los haitianos y que creó una gran controversia porque tenía un carácter retroactivo”, precisó el artista. “Eso quiere decir que pretendían ’repatriar’ a muchos que habían nacido incluso en República Dominicana a un país que a veces ni siquiera conocían”.

Así lucía García unas semanas atrás.

Así lucía García unas semanas atrás.

(Cortesía)

Sin alcanzar las cifras exorbitantes de los reggaetoneros, García ha logrado un éxito insospechado en YouTube con algunos de sus videos, empezando por el de “Te soñé”, una balada con piano del 2014 que se lanzó de manera individual y que ha superado ya los 50 millones de visitas.

“Iba a ser originalmente para otro artista, porque eso es algo que también hago; pero tuvo un auge enorme y se volvió viral por las redes”, recordó. ”Me parece también que sirvió muy bien como puente entre mis dos discos, porque hubo un espacio de cuatro años entre ellos”.

Antes de llegar L.A. para el concierto mencionado, García estuvo en Nueva York, dándole los toques finales a la primera producción de Trending Tropics, una especie de supergrupo que ha fundado con el citado Eduardo Cabra. “Es un disco que explora también la música de origen africano, pero con colores de la música electrónica, recurriendo a sintetizadores y cajas de ritmos”, describió. ”Incluye varias colaboraciones y planeamos sacarlo pronto”.


Anuncio