Anuncio

Smashing Pumpkins se despoja de la electricidad y revela sus intimidades

Billy Corgan (al frente) durante el show privado que se produjo en las instalaciones de la radioemisora KROQ.

Billy Corgan (al frente) durante el show privado que se produjo en las instalaciones de la radioemisora KROQ.

(Sergio Burstein/HOY)

Como era de esperarse, la reaparición de Smashing Pumpkins viene causando conmoción en la escena rockera. Y esto se debe a que, si bien se ha encontrado activa de un modo u otro a lo largo de los últimos treinta años, la formación que está actualmente de gira es casi la misma que grabó los álbumes más celebrados del reconocido conjunto alternativo, ya que cuenta con la presencia de Billy Corgan (voz y guitarra), James Iha (guitarra) y Jimmy Chamberlin (batería).

De ese modo, había muchas expectativas por la presentación privada del grupo en el HD Radio Sound Space de la emisora, que tiene capacidad para 200 personas y que, en lo que corresponde a Los Ángeles, se produjo tras solo semanas de los dos conciertos completamente llenos que se dieron en El Forum.

Finalmente, la sensación fue agridulce, porque, fuera del calor intenso que se sentía (y que pudo deberse a una decisión de los músicos para que se apagara el aire acondicionado) y de que se le dio a los fans que consiguieron acceso la oportunidad de tener literalmente al frente a sus ídolos, la presentación consistió únicamente en cuatro temas de formato acústico, aunque, como sucede siempre en esta serie, hubo después una entrevista en vivo que resultó tan entretenida como reveladora.

En vista de que se trataba de una actuación ‘desenchufada’, el set dejó de lado las composiciones más fuertes y rockeras del combo para centrarse en las más melódicas y tranquilas. El inicio se dio con “1979”, uno de los mayores ‘hits’, y el asunto prosiguió con “Blew Away”, la única pieza grabada con Iha en la voz, aunque el solo respectivo de guitarra se encontró en las manos de Jeff Schroeder, quien toca con Corgan desde el 2007, cuando entró en reemplazo del mismo Iha.

Luego le llegó el turno a “Today”, otra composición infalible, que fue cerrada por un grito espontáneo de la audiencia que clamaba “¡Este es el mejor día de mi vida!”; y el final del mini recital llegó a través de una adaptación de “Baby Mine”, creación original de Betty Noves, que encontró a Chamberlin dejando los tambores de lado y saliendo al frente para encargarse de un ukulele.

Pese a que la parte musical dejó a todo el mundo con la miel en los labios, la entrevista fue sumamente reveladora, sobre todo porque Corgan, que ha sido siempre un tipo de lo más misterioso, se mostró simpático, comunicativo y hasta sonriente.

El guitarrista James Iha en medio de la entrevista realizada tras el breve set exclusivo.

El guitarrista James Iha en medio de la entrevista realizada tras el breve set exclusivo.

(Sergio Burstein/HOY)

Él mismo habló sobre la posibilidad de que dentro de dos años se realice una gira dedicada al emblemático álbum “Mellon Collie & the Infinite Sadness” que podría asumir la forma de un musical “al estilo de ‘Tommy’ y de ’The Wall’, que fue la forma en que se concibió”.

El vocalista aludió también a la supuesta confrontación en las redes con el grupo Smash Mouth debido a que, según él, su banda fue invitada antes que la otra para hacer la canción que cierra la popular película animada “Shrek”, pero que fue asignada al segundo grupo tras su falta de interés en la oferta.

Corgan reafirmó lo señalado y precisó que no tiene ningún problema con los Smash Mouth, aunque, cuando se le preguntó si estaría dispuesto a hacer un tour con ellos, replicó, sin abandonar la sonrisa: “No es para tanto. Ese puente ya está quemado”.


Anuncio