Silvestre Dangond sueña con el Grammy tras su primera nominación y un gran giro musical

Aunque Silvestre Dangond no era un desconocido para la gran industria internacional, como lo prueban las seis nominaciones que tuvo ya para el Latin Grammy, le faltaba probar suerte en ligas incluso mayores.

Y eso es lo que está sucediendo desde el 28 de noviembre pasado, cuando el cantante colombiano que cuenta ya con 15 años de carrera recibió su primera nominación al Grammy anglosajón en la categoría de Mejor Álbum Tropical debido a su trabajo “Gente Valiente”.

Pero no se trata probablemente de una casualidad, ya que este es el primer disco de Dangond que se sale de la escuela estrictamente tradicional del vallenato que había practicado en sus 10 producciones anteriores para asumir un concepto plenamente ‘mainstream’ en el que se incorporan el pop, la bachata y, sí, el reggaetón.

“Tiene un concepto que puede conectar con otras culturas, con otros gentilicios, con un público diferente al que he venido trabajando”, reconoció el artista ante nuestro medio a través de una conexión telefónica con Miami, ciudad en la que vive desde hace cinco años. “Es mucho más universal porque tiene una propuesta innovadora al tratar de combinar el folklore con melodías más frescas, con letras más juveniles y sencillas”.

Siempre que se producen casos como el de Dangond, ocurre una separación entre los fans que rechazan el abandono de las raíces y los que se suman a la nueva aventura, como ha sucedido justamente con este sudamericano y como lo prueban los comentarios ampliamente contrastados que se pueden encontrar en las redes sociales.

“Nunca vas a tener a todo el mundo contento; eso es luchar contra la corriente”, retomó el cantante. “Hay gente radical, hay gente que se queda viviendo en una época, hay gente a la que le gusta avanzar, hay gente muy conservadora… Lo que uno hace es proponerle algo al público, decirle ‘esto es lo que hay’, y ver cómo reacciona”.

Los riesgos en este caso implicaban incluso la participación de dos representantes del reggaetón, Nicky Jam y Farruko; el primero de ellos figura no solo en el tema “Materialista”, que viene en el disco, sino también en el nuevo ‘hit’ “Cásate conmigo”, que se grabó posteriormente y fue lanzado como un sencillo.

“A Nicky le fascina el vallenato, por lo que la colaboración fue muy fácil; habíamos trabajado ya en Colombia”, explicó Dangond. “Él escuchó [la primera versión de] ‘Materalista’ en las redes sociales, y un día que nos encontramos en el aeropuerto, me sugirió hacer una nueva versión”.

Fuera de los cuestionamientos que puedan darse, si se trata de recibir el mayor éxito comercial que pueda lograr, el colombiano está en el camino correcto, ya que más allá del importante aval otorgado por la Academia de la Grabación, el video de “Cásate conmigo” cuenta actualmente con más de 210 millones de visitas.

“Todos los triunfos son regalos para el público, y el público es el que goza más; tengo fans muy pasionales [sic] dentro de este movimiento silvestrino”, detalló el vocalista, que nació en el pueblo de Urumita, y cuyo padre William José “El Palomo” Dangond tuvo una reconocida carrera musical en la década de los ’70.  

Pese a la conexión reggaetonera, Dangond sigue escribiendo letras que no caen en la vulgaridad, sino que conservan el romanticismo de su obra anterior. “No pierdo mi esencia, haga lo que haga; una de las claves de mi carrera es el pueblo, la tierra, la calle y mantener el ánimo que siempre me ha distinguido”, aseguró.

Por ese lado, el artista ha permanecido alejado de escándalos y ha optado normalmente por no hablar de su vida privada, aunque recientemente, fue acusado de machismo debido a un mensaje de Instagram en el que aparecía abrazando a su esposa Piery Avendaño, con la que lleva 15 años de relación, y en el que se leía: “¡Está bonita la hembra! El q tiene buena manooooo se le nota, jajajaja”.

Cuando le preguntamos por un hecho que podría haber pasado desapercibido en otros momentos, pero que llama ahora la atención debido a la situación que atravesamos en relación a los reclamos femeninos que se vienen dando, Dangond prefirió dar una explicación breve.

“Es que depende cómo se hagan las cosas; a mí no me gusta hablar de mi intimidad y a ella nunca le ha gustado figurar, por lo que no me gusta meterla en este cuento del entretenimiento”, concluyó. “Soy muy reservado en ese sentido”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°