Anuncio

Se hace Yankee sonar hasta Monterrey

"Prepárense para el 'perreo', dijo Daddy para encender la mecha y regar su "Gasolina" por todo el lugar.

“Prepárense para el ‘perreo’, dijo Daddy para encender la mecha y regar su “Gasolina” por todo el lugar.

(Agencia Reforma)
Agencia Reforma

Con Daddy Yankee en el escenario no hay medias tintas, ya que con él perrear no es intenso, es intensísimo.

Luego de las actuaciones de los españoles Adexe & Nau, la dominicana Natti Natasha y el colombiano Manuel Turizo, tocó le turno de la “bomba” del reggaetón que hizo explotar el Auditorio Citibanamex con su ritmo.

Ramón Ayala, nombre de pila de “El Rey del Reggaetón”, encendió los motores a las 23:45 horas del viernes frente a los 6 mil frenéticos asistentes, la mayoría jóvenes, adolescentes y menores de edad.

“Prepárense para el ‘perreo’, dijo Daddy para encender la mecha y regar su “Gasolina” por todo el lugar.

Con todo el público de pie, el cantante boricua se dio el gusto de hacerlo arder porque su espectáculo empezó a la máxima potencia con temas como “Rompe” y “King Daddy”.

Su habilidad para las rimas, la improvisación, su sencillez y talento, coronaron al puertorriqueño como uno de los máximos exponentes del género urbano consentido de los regios.

“Qué falta me hacía Monterrey, qué bueno verlos, los extrañaba muchísimo. Estoy de vuelta a mi casa, gracias Monterrey”, comentó el cantante de 41 años.

A los 10 bailarines que adornaron sus canciones con sugerentes y poderosos movimientos les advirtió que se prepararán porque en la Ciudad el público baila mucho.

Los papás que llevaron a sus hijos al concierto tampoco pudieron resistirse al ritmo de Daddy Yankee, que cantó “Lo Que Pasó Pasó" y los hizo mover “La Batidora”.

La hora y 10 minutos que el artista estuvo en el escenario aceleró el ritmo cardiaco de la audiencia con el pam pam pam de su canción “Dura”.

La gozadera siguió con otro éxito, el famoso “Shaky Shaky”, que cuando la canta, el boricua provoca un verdadero terremoto de emoción.

Lo más curioso es que todo lo que causó Yankee lo hizo con su presencia, sus rimas, un DJ y dos coristas hombres.

No sólo el público gozó la noche sino también el mismo intérprete, quien de la emoción recordó sus inicios en el reggaetón cuando tenía 13 años de edad.

Quienes vivieron este concierto pueden atestiguar que no hubo tiempo para descansar, porque después del sabroso “Ella Me Levantó", a las 0:40 horas la rumba continuó con el esperado hit mundial “Despacito”, que el boricua grabó junto a su paisano Luis Fonsi.

El máximo líder Daddy Yankee, como se llamó a sí mismo, se quiso despedir a las 0:51 horas, pero los 6 mil fans gritaron “otra otra otra”, y claro que regresó a complacerlos con el tema “La Rompe Corazones” .


Anuncio