Anuncio
Share

Reyna Cruz ofrece su voz por la lucha constante de los inmigrantes

La cantante de música tradicional Reyna Cruz regresa a la escena con una pieza que resalta los logros de nuestra comunidad en Estados Unidos.

La cantante de música tradicional Reyna Cruz regresa a la escena con una pieza que resalta los logros de nuestra comunidad en Estados Unidos.

(Cortesia)

En momentos en los que la Administración de Donald Trump implementa políticas intolerables de separación de familias y sus seguidores atacan en las calles a cualquiera que parezca latino, se hace más necesaria que nunca la protesta pacífica por parte de la población, tanto a través de marchas organizadas como de expresiones artísticas de todo tipo.

Eso es justamente lo que ha entendido Reyna Cruz, una veterana representante de la música vernacular mexicana hecha en estas tierras que presenta ahora “Sí se puede”, un tema musical que, sin estar relacionado directamente a la situación de los niños arrebatados a sus padres tras cruzar la frontera, resalta las virtudes de la comunidad inmigrante y los esfuerzos que esta hace para sobrevivir pese a la hostilidad constante de los conservadores.

La pieza, que fue escrita por Michelle Estrada, hija de Reyna, cuenta ya con un llamativo videoclip que pueden ver aquí, y que fue grabado en un vistoso rancho campestre para mostrar a la cantante luciendo diferentes trajes tradicionales y rodeada por los integrantes de un mariachi profesional, así como por una entusiasta pareja de baile. Todo esto se ve alternado por imágenes que recrean a los protagonistas del relato en medio de sus labores cotidianas.

Hay que precisar que las cosas no han sido fáciles para la misma Reyna. Tras perder a su padre a temprana edad en su Guadalajara de origen, se mudó con su familia a Tijuana, donde tuvo que trabajar como sirvienta y sufrió abusos sexuales que la marcarían, pero que no le impedirían seguir adelante.

Luego decidió trasladarse a los Estados Unidos y aceptar un duro trabajo en una fábrica de costura, como parte de un largo proceso de labores esforzadas que, finalmente, la encontraron encaminada en una carrera musical que inició a los 25 años de edad y que le permitió ofrecer varias presentaciones en clubes nocturnos de la Unión Americana y de la Ciudad de México, donde estuvo radicada durante algún tiempo.


Anuncio