Anuncio
Share

Publicista de la gira de Juan Gabriel en EE.UU. habla de su partida, mientras el cuerpo del artista abandona Los Ángeles

La estrella de Juan Gabriel en el Paseo de la Fama de Hollywood está siendo visitada por muchos fans desconsolados.

La estrella de Juan Gabriel en el Paseo de la Fama de Hollywood está siendo visitada por muchos fans desconsolados.

(MARIO ANZUONI / Reuters Photo)

Mientras los restos de Juan Gabriel son sacados de Los Ángeles en un vehículo negro la tarde de hoy, Diana Baron, publicista encargada de la gira estadounidense del recién fallecido arista, habló con HOY sobre la triste e inesperada partida del legendario artista, que la ha tocado de cerca pese a que ella misma es una mujer anglosajona de ascendencia italiana.

“Esto [su muerte] se ha producido en un momento muy extraño, porque la primera fecha de la presente gira en San Diego [que se dio el de agosto] estaba completamente vendida, al igual que la del Forum [del viernes pasado] y al igual que la de El Paso, Texas, donde él iba a presentarse el día de ayer”, recordó la destacada profesional del entretenimiento. “Eso demuestra que actualmente era tan o más popular de lo que fue en el pasado”.

“Y su importancia ha quedado clara por el hecho de que están lamentando públicamente su fallecimiento no solo personalidades mexicanas como el presidente de ese país [Enrique Peña Nieto], sino incluso el de los Estados Unidos [Barack Obama]; y hasta una radio de rock como KROQ [de L.A.] ha estado poniendo canciones suyas”, describió.

Para Baron, la trascendencia de ‘El Divo de Juárez’ tiene varias razones de ser. “Le enseñó a todo el mundo que estaba bien ser uno mismo, porque él fue siempre fiel a lo que era; y eso se tradujo en sus presentaciones, en su lenguaje y en su música”, prosiguió. “Eso es algo que la gente quiere celebrar, y está bien que así sea”.

Más allá de su trabajo reciente con Juanga, la publicista recuerda que sus primeros contactos indirectos con el ídolo desaparecido se dieron hace varios años, cuando ella vivía en una zona cercana a Malibú, donde el cantante tenía una residencia.

El cantante mexicano Juan Gabriel y un exalumno de la escuela musical y albergue infantil que operó el primero desde 1987 y que mantuvo abierto en Juárez durante casi treinta años.

El cantante mexicano Juan Gabriel y un exalumno de la escuela musical y albergue infantil que operó el primero desde 1987 y que mantuvo abierto en Juárez durante casi treinta años.

(Sergio Leslie Durán / EFE)

“Él solía visitar el ‘Farmers Market’ de mi vecindario, y a pesar de que los ‘anglos’ no tenían ni la menor idea de quién se trataba, lucía siempre de modo espectacular”, recordó. “Claro que después lo vi muchas veces sobre un escenario, donde era todavía más llamativo, hasta llegar hasta los shows de esta gira, que fueron lo más espectaculares que dio por aquí, con 80 personas sobre la tarima”.

Baron precisó que, en el último concierto de su vida, Juan Gabriel cantó y bailó a lo largo de 2 horas y 45 minutos sin dar síntoma alguno de malestar. “Todo eso se puede ver en las fotos y en los videos que se hicieron en el Forum”, agregó nuestra entrevistada, quien fue informada muy temprano en la mañana de ayer del fallecimiento del cantautor por un amigo periodista. “Llamé de inmediato a Henry Cárdenas, socio por 30 años de Juan Gabriel, que estaba naturalmente devastado, y él me lo confirmó”.

Pese a que se habló durante veces de una probable enfermedad, Baron asegura que la mala noticia la tomó completamente por sorpresa. “Pensé que Juan Gabriel era inmortal”, precisó. “Hace dos años, hablé con CNN después de que él detuvo su gira de ese momento después de un concierto en Las Vegas, pero después de eso, se recuperó y todo parecía estar bien”.

A Baron no le cabe duda de que el vocalista tenía una relación especial con Los Ángeles, pero no sabe si se hará algún evento especial para despedirlo antes de la partida de sus restos a México, aparentemente planeada para el miércoles de esta semana.

“Ahora mismo todos estamos en ‘shock’”, aseguró la publicista, para comentar luego que le gustaba realmente la música del fallecido, debido a que, cuando era solo una niña, su familia viajaba mucho a Tijuana, donde fue expuesta a rancheras y otras formas del folklor azteca.

“Es por eso que siempre me gustó tanto la parte de sus shows en la que actuaba al lado de un mariachi, aunque sus baladas eran también increíbles, porque no sentía temor de cantar de una manera profundamente emotiva”, añadió. “Esa era una parte fundamental de su personalidad, y es por eso que sus fans estaban tan orgullosos de él”.


Anuncio