Anuncio
Share

Pepe Aguilar combina estilos en su nuevo disco, pero sus declaraciones son las que más impactan

Pepe Aguilar durante su presentación en el programa "'Despierta América" de Univision, como parte de la promoción de un disco nuevo que lo trae este fin de semana a LA.

Pepe Aguilar durante su presentación en el programa “‘Despierta América” de Univision, como parte de la promoción de un disco nuevo que lo trae este fin de semana a LA.

(Gustavo Caballero / Getty Images)

Desde que respondió la llamada de HOY, Pepe Aguilar demostró que si bien el tema central de la conversación iba a ser la presentación que dará este sábado en el Segerstrom Center de Costa Mesa, sus intereses y sus preocupaciones van mucho más lejos.

Y lo supimos desde el inicio de la entrevista, a raíz de una pregunta casual sobre la temperatura que lo llevó a hablar de un asunto trascendente. “Todo está rarísimo en todos lados debido al cambio climático; hay que acostumbrarse a la nueva realidad”, nos dijo el cantante a través de una conexión telefónica con Ciudad de México, aunque reside habitualmente en Los Ángeles. “Los que lo nieguen probablemente no saben leer, porque es una realidad científicamente comprobada”.

“Si hay alguien que no cree en el cambio climático, me preocupa sobremanera, porque es un problema que le estamos heredando a nuestros hijos; los científicos que dicen que no existe son los que están apoyados por las compañías que están colaborando con el problema, y hay una infinidad de libros y de estudios que prueban su existencia, empezando por lo que hizo Al Gore con su documental “An Inconvenient Truth” ’, prosiguió. “Cada año que pasa se rompe un nuevo record de calor; el deshielo es una realidad, y todas las ciudades costeras que no tengan dinero van a terminar inundándose”.

Sin embargo, en su nueva producción, “No lo había dicho”, Aguilar se mantiene aferrado a las letras sobre relaciones de pareja que lo distinguen, pese a que el título podría llevar a pensar en un cambio no necesariamente de clima, sino de temática. “Esa es probablemente la única manera en que podemos concientizar [a la gente], porque yo no soy político ni filósofo, sino un ciudadano que se preocupa por el planeta en el que vive”, reflexionó Aguilar.

El cantante mexicoamericano ofrece una conferencia de prensa en su estudio de grabación ubicado en Ciudad de México.

El cantante mexicoamericano ofrece una conferencia de prensa en su estudio de grabación ubicado en Ciudad de México.

(Rodrigo Ascencio / clasos)

“No he hecho letras sobre estos temas, claro; quizás más adelante haremos canciones que sean más obvias sobre este tipo de problemas, pero por ahora, el rollo del amor es lo que me llama más la atención, porque el amor es algo que nos mueve, y por amor vamos a hacer que las cosas cambien para las nuevas generaciones”, dijo.

Lo que sí es novedoso en este álbum es la parte musical, en la que Aguilar toma toda clase de riesgos al apuntar fuertemente al rock, el pop y algunos géneros con los que nunca había trabajado, lo que según él tiene que ver con su decisión de presentarse en el Segerstrom, un escenario de lo más inusual para los artistas relacionados a la música tradicional mexicana.

“Es que la propuesta del nuevo disco brinda oportunidades para hacer cosas que no he hecho musicalmente en el escenario”, comentó Aguilar. “Tocar en un lugar como este va un ser reto para mí, porque no hay muchos latinos en Costa Mesa; pero me encanta la idea de hacerlo, porque siempre es bueno diversificar los lugares donde trabajas”.

Curiosamente, en la gira actual, el vocalista y compositor está interpretando hasta cinco canciones del disco nuevo, lo que tampoco es habitual en los artistas comerciales. “A menos que seas muy, muy fan, lo que quieres escuchar cuando vas a un concierto son las canciones que conoces; pero si uno está orgulloso de un material determinado y quiere que la audiencia sienta lo que sentiste cuando lo hiciste, hay que difundirlo. No todo puede ser sencillo y no todo lo que haces va a sonar en la radio”, precisó.

Pepe Aguilar actuará este sábado en la ciudad de Costa Mesa, lo que representa un reto más en su carrera.

Pepe Aguilar actuará este sábado en la ciudad de Costa Mesa, lo que representa un reto más en su carrera.

(Gustavo Caballero / Getty Images)

El primer sencillo de “No lo había dicho” fue “María”, una pieza de cumbia-rock que fue recibida de distintas maneras por sus seguidores, como lo prueban los comentarios en la internet. “La verdad es que nunca había visto comentarios tan contrastados [con una creación suya], pero esto es un juego; no lo tomo en serio”, afirmó. “Los que se meten a las redes sociales siempre tienen una opinión y no puedes dejarte llevar por lo que dicen, porque no haces música para gustarle a todo el mundo”.

“Hay gente que prefiere verme cantando rancheras o baladas, y cuando aparezco con algo que es completamente distinto, es natural que se produzcan reacciones así”, agregó, para aludir luego al original formato de 360 grados con el que se implementó el video de la misma canción, lo que le permite al espectador verlo desde distintos ángulos al acceder al mismo a través de YouTube.

“Mis hijos y yo estamos muy metidos en la tecnología, y fue así que llegaron hasta nosotros las cámaras GoPro, que al principio eran utilizadas justamente para lograr este efecto”, dijo Aguilar. “Es algo que empecé a usar en eventos familiares y que quise trasladar a mi carrera”.

El segundo sencillo, “Cuestión de esperar”, es no solo muy diferente -se trata de una balada de desamor-, sino que incluye una proclama en la que el cantante afirma: “Esta noche me voy de juerga”. Pero esa no es actualmente una práctica habitual del entrevistado.

“Lo hago en pocas ocasiones, porque a estas alturas, las ‘crudas’ son mortales”, reconoció él con una risa. “No se trata de un problema moral, sino cien por ciento físico. Si no me pusiera mal, me ‘pondría’ muchas más borracheras”.

Tampoco es que sufra demasiado de carencias afectivas ni tenga demasiadas excusas para salirse de la línea, porque en octubre se cumplirán 20 años de su matrimonio con Irene Aguilar, y tiene cuatro hijos con los que se lleva aparentemente de maravilla.

“Claro, pero la verdad es que no siempre tienes que vivir lo que estás cantando; lo tienes que sentir, lo tienes que entender, pero la inspiración puede venir de un familiar, de un amigo o hasta de una película”, afirmó. “Además, algunos seres humanos somos medios dramáticos, y aunque estés bien, siempre hay momentos difíciles en tu vida, lo que te abre una ventana para la composición”.

En todo caso, el corte más atípico en el disco es “Mi lindo pueblo”, claramente enmarcado en el estilo del vallenato colombiano. “Hacemos las barreras en nuestras mentes, porque todos somos hijos de la misma tierra; todos queremos lo mismo, de acuerdo a nuestras diferencias y a nuestras culturas”, prosiguió Aguilar. “Pero sí, ese corte es lo más extraño que he hecho, porque ya había hecho incluso una cumbia, ‘Chaparrita’.”

Finalmente, Aguilar, quien no piensa abandonar la música tradicional pero considera que “darse esta clase de gustitos es muy sano”, no parece ser uno de los blancos principales de Donald Trump, debido a que el hecho de haber nacido en este país (lo hizo en San Antonio, Texas, hace 47 años) lo vuelve inmune a un intento de deportación.

“Seas de la raza que seas, si vives en Estados Unidos, te verás afectado por el presidente que tengas”, precisó. “Pero sinceramente, así como el presidente Obama, creo en el sentido común de los votantes y en que ese hombre no va a llegar al poder. Ahora bien, lo que nos ha enseñado esto es que todavía hay mucho trabajo por hacer, porque no es posible que en pleno 2016 exista todavía un tipo que pueda aprovecharse tanto de la ignorancia para llegar hasta donde ha llegado”.

--

EN VIVO

Cuándo: 9 de julio, 7.30 p.m.

Dónde: Segerstrom Center. 600 Town Center Dr., Costa Mesa

Admisión: $69-$109

Inf.: 714.556.2787


Anuncio