Anuncio
Share

Omara Portuondo habla de Cuba, de su encuentro con Obama y del Latin Grammy antes de su presentación en el Disney Hall

Pese al paso del tiempo, Omara Portuondo sigue ofreciendo presentaciones de gran calidad, respaldada por su amplia experiencia musical.

Pese al paso del tiempo, Omara Portuondo sigue ofreciendo presentaciones de gran calidad, respaldada por su amplia experiencia musical.

(Cortesía)

Cuando la contactamos por teléfono, Omara Portuondo ya no se encontraba en su casa de La Habana, sino en algún lugar de California, ultimando los detalles de una gira estadounidense que se inicia este miércoles en el Disney Hall de Los Ángeles.

La célebre cantante se ha presentado varias veces en el Sur de California, tanto de manera individual como al mando de Buena Vista Social Club, el supergrupo de veteranos del son cubano que ha venido sufriendo numerosas bajas con el paso de los años; pero, en desmedro de estas frecuentes visitas, poder tenerla sobre un escenario es todo un privilegio, porque ella misma se encuentra a punto de cumplir 86 años.

En esta ocasión, aparte de su propia banda, Portuondo llegará acompañada de tres artistas más: el pianista cubano Roberto Fonseca, la clarinetista israelí Anat Cohen y la violinista afroamericana Regina Carter. Esta diversidad podría llevar a pensar que la “Novia del Filin” [sic], como se la conoce también, se encuentra buscando un tipo de colaboraciones internacionales acorde con la apertura que se está dando entre su país de origen y los Estados Unidos; pero ella pone las cosas en claro.

“Siempre he colaborado con gente de todos lados”, nos dijo la vocalista, quien, de hecho, se unió a Buena Vista gracias a la labor del guitarrista estadounidense Ry Cooder, uno de los gestores principales del proyecto que estuvo presentándose por el mundo entero hasta hace poco, pero que concluyó supuestamente su ciclo. “Ya se terminó, sobre todo porque muchos de los que estaban ahí dejaron de existir físicamente”.

De todos modos, a diferencia de algunos de los cantantes originales del Buena Vista de los ‘90, como Ibrahim Ferrer y Compay Segundo, que no estaban en actividad en el momento en que fueron convocados por Cooder, Portuondo ha tenido una carrera ininterrumpida desde los años ‘50, y a pesar de que no tiene evidentemente las aptitudes físicas del pasado (era también bailarina), mantiene el poderío de su voz tanto en las grabaciones como en los conciertos que ofrece.

“Me sigo presentando, porque esto es lo que hago; tengo el entrenamiento necesario que se necesita para ser una cantante, y creo que eso me ha permitido mantenerme”, retomó. “He interpretado diferentes estilos, pero la música cubana tradicional sigue siendo mi favorita, y eso me impulsa también a seguir adelante. La naturaleza, que es prodigiosa, me ha ayudado en eso”.

En el Disney Hall, Portuondo tendrá a varios invitados especiales y de distintas procedencias.

En el Disney Hall, Portuondo tendrá a varios invitados especiales y de distintas procedencias.

(Cortesía)

En los últimos años, nuestra entrevistada ha sido bastante discreta en lo que respecta a las declaraciones políticas, pero se sabe que ha apoyado al gobierno castrista en otras ocasiones, por lo que decidimos preguntarle si, ante la supuesta apertura que se viene dando con la Unión Americana, no le preocupa que se abra por ejemplo un McDonald’s en el legendario malecón de La Habana.

“El malecón no se va a ir a ningún lado”, nos respondió. “Y tampoco la isla, que es como un cocodrilito y va a permanecer donde está”. Como parecía estarnos llevando por el desvío, le preguntamos directamente si estos cambios podrían afectar de algún modo a la revolución.

“Yo le voy a decir una cosa: que los seres humanos aprendan a aceptarse y a encontrarse no tiene nada de malo”, precisó. “Las relaciones humanas son lo más importante que existe, y todos somos iguales, ya seas blanco, negro, árabe o asiático; nos levantamos en la mañana y nos vamos a dormir en la noche”.

En octubre del año pasado, Buena Vista ofreció una breve actuación en la Casa Blanca, y Portuondo conoció allí al presidente Barack Obama. “Fue muy simpático, muy agradable, y sé que le gusta mucho la música”, recordó ella. “Y, claro, la Casa Blanca sigue siendo blanca también”.

Fue incluso más cautelosa cuando le pedimos su opinión del candidato republicano Donald Trump, luego de decirle que la comunidad latina en general se encuentra preocupada por la posibilidad de que el magnate llegue al poder. “¿Tú eres latino? Ah, bueno, entonces ya lo sabes”, respondió; y poco después agregó: “El problema que él tiene es que es demasiado rubio”.

Portuondo solo recurrirá a su repertorio habitual durante el ‘tour’ actual, pero se da todavía tiempo para emprender otras aventuras musicales, como es el caso de “Canciones de Cri-Cri”, su más reciente producción discográfica, en la que le rinde tributo al recordado compositor mexicano Francisco Gabilondo Soler, y que ha sido nominada a un Latin Grammy en la categoría de Mejor Álbum Infantil.

“Me gustaría mucho que ese disco fuera reconocido, porque la verdad es que yo soy muy niña”, nos dijo la artista, dando cuenta de su sentido del humor. “Me gusta mucha música distinta, incluyendo la clásica y la popular”. Y cuando le preguntamos si asistiría a Las Vegas para estar presente en la ceremonia del próximo 17 de noviembre, volvió a mostrar su picardía al preguntar: “¿Usted me va a invitar?”

--

EN VIVO

Cuándo: 5 de octubre, 8 p.m.

Dónde: Disney Concert Hall.

Admisión: $41-$105

Inf.: laphil.com


Anuncio