Anuncio
Share

Sin un ganador absoluto en el Latin Grammy, el escenario mostró la coyuntura política y reunió a Marc y JLo

Pesea que ya están divorciados, Jennifer López y Marc Anthony se besaron en el escenario del Latin Grammy, lo que despertó mucho la atención de los asistentes al popular evento de Las Vegas.

Pesea que ya están divorciados, Jennifer López y Marc Anthony se besaron en el escenario del Latin Grammy, lo que despertó mucho la atención de los asistentes al popular evento de Las Vegas.

(MARIO ANZUONI / Reuters Photo)

La edición número 17 del Latin Grammy, que acaba de terminar en la ciudad de Las Vegas, no tuvo a un ganador en particular, sino más bien un conjunto de empates, ya que Carlos Vives (Colombia), Illya Kuryaki and the Valderramas (Argentina), Manuel Medrano (Colombia), Juan Gabriel (México), Fonseca (Colombia) y Céu (Brasil) se fueron a casa con dos estatuillas cada uno.

El galardón principal, para el Álbum del Año, fue para “Los Dúo 2” [sic] de Juan Gabriel, lo que puede ser visto más como un tributo al ídolo caído que como un reconocimiento directo a un trabajo poco original, sobre todo porque, en vida, el autor de “Querida” no recibió nunca uno de estos premios.

“No lo veo así, cuando me reuní con Juan Gabriel hace unos años para

la Persona del Año, me dijo ‘qué bueno que el homenaje me llega en vida, no me gustan los póstumos’”, recordó Gabriel Abaroa Jr., Presidente de la Academia Latina de la Grabación en la sala prensa.

LAS VEGAS, NV - NOVEMBER 17: Recording artists Joy (L) and Jesse of Jesse & Joy attend The 17th Annual Latin Grammy Awards at T-Mobile Arena on November 17, 2016 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Christopher Polk/Getty Images for LARAS) ** OUTS - ELSENT, FPG, CM - OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **
LAS VEGAS, NV - NOVEMBER 17: Recording artists Joy (L) and Jesse of Jesse & Joy attend The 17th Annual Latin Grammy Awards at T-Mobile Arena on November 17, 2016 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Christopher Polk/Getty Images for LARAS) ** OUTS - ELSENT, FPG, CM - OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **
(Christopher Polk / Getty Images for LARAS)

“La nominación llegó días después de su muerte, pero el proceso de nominación ya llevaba tiempo. Los miembros que votan lo eligieron y pienso que se hizo lo correcto”, agreó Abaroa.

El trofeo a la Canción del Año fue para “La bicicleta”, una exitosa colaboración entre los colombianos Shakira y Carlos Vives que fue recibida por el segundo y el productor Andrés Castro (la primera había anunciado ya hace varios días que no asistiría debido a la enfermedad imprevista de uno de sus hijos).

Durante su primera visita al podio, Vives se mostró orgulloso de hacer “canciones amorosas para nuestra gente, como esta, que le ha gustado a niños, jóvenes y viejos”, mientras que en la segunda, se dedicó más a agradecer a quienes lo ayudaron a lograr este éxito, incluyendo a los cultores del ciclismo en Colombia, “gente de nuestros pueblos más humildes que le dan mucha vida a nuestro país” y que aparecieron en el video.

Juanes performs "Si Tu me Quisieras" at the 17th annual Latin Grammy Awards at the T-Mobile Arena on Thursday, Nov. 17, 2016, in Las Vegas. (Photo by Chris Pizzello/Invision/AP)
(Chris Pizzello / Chris Pizzello/Invision/AP)

Por el lado emotivo, destacó el discurso de Jesse & Joy al recibir el trofeo al Mejor Álbum de Pop Contemporáneo por “Un besito más”. Ella se puso a llorar y, entre lágrimas, le dedicó el triunfo a su padre fallecido, así como “a los latinos de todo este país y a todas las comunidades minoritarias”, en un claro gesto de apoyo indirecto a quienes se sienten afectados por la nueva presidencia de Donald Trump.

En la sala de medios, Joy aún se mostraba afectada y con los ojos rojos, por eso cuandoble preguntamos sobre la dedicatoria a su padre dijo “Tú todavía me quieres ver llorando”. La joven ganadora, junto a su hermano que estaban felices por que este premio era como “un besito más” de su padre.

En lo que a nosotros respecta, no tenemos queja alguna ante el hecho de que el Latin Grammy para el Mejor Álbum de Rock haya sido para “La salvación de Solo y Juan”, de Los Fabulosos Cadillacs de Argentina; pero la mayor decepción nos llegó muy temprano, porque el primer resultado que se anunció, correspondiente al rubro de Mejor Nuevo Artista, no fue positivo para la chilena Mon Laferte, quien merecía realmente el premio por sus excepcionales cualidades artísticas, pero que fue desbancada por Manuel Medrano.

La música en vivo

Pese a que, como lo comentamos ya hace unas cuantas horas en nuestra nota respectiva, la Premiere del Latin Grammy (es decir, la parte no televisada) estuvo marcada por la polémica generada tras las abiertas declaraciones anti Trump de Carla Morrison, ni siquiera las ‘performances’ del evento central dejaron de lado las críticas veladas a la nefasta retórica electoral del magnate rubio.

Marc Anthony cantó tres fragmentos de sus grandes éxitos en la ceremonia del Latin Grammy celebrado en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Y es que lo primero que se vio sobre la tarima fue una colaboración entre el español Pablo López y el colombiano Juanes destinada a la interpretación de “Tu enemigo”, una composición del primero cuya letra (“tus manos son mi bandera y tengo de frontera una canción”, dice una parte) resulta de lo más pertinente para los momentos que vivimos, y que contó con una fastuosa puesta en escena gracias a la participación del elenco del espectáculo “Mystère”, perteneciente a la compañía Cirque du Soleil.

Mientras los trapecistas y los malabaristas hacían lo suyo, las pantallas mostraban de manera elocuente rostros de diferentes razas, y la parte musical era reforzada por un coro de góspel. Al final, como si el mensaje no fuera bastante claro, Juanes gritó: “¡Latinos Unidos!”, pese a que la misma invocación no le funcionó a Maná durante su más reciente gira.

Jennifer López canta con Marc Anthony, lo besa y la hace entrega del Premio Persona del Año. 

El ganador del premio honorífico a la Persona del Año, Marc Anthony, fue homenajeado no solo con un video que alabó sus cualidades artísticas y filantrópicas, sino que contó con el segmento musical más amplio y comentado de la noche, lo que le permitió primero hacer un popurrí con fragmentos de “I Need to Know”, “Tu amor me hace bien” y “Vivir mi vida”, y enfrascarse después en una rendición de “Olvídate y pega la vuelta” (original de Pimpinela) que lo encontró al lado de una invitada especial que no había sido previamente anunciada: Jennifer López.

En vista del sonado divorcio entre estos dos personajes, la elección de la célebre canción de resentimiento amoroso pareció demasiado conveniente; pero lo cierto es que le puso la piel de gallina a quienes la escucharon debido a la intensidad emocional de sus intérpretes. Tras los gritos insistentes de “¡beso, beso!”, JLo posó brevemente sus labios en los de su expareja, quien se casó ya de nuevo, aunque sus palabras dejaron en claro que para ella, en la actualidad, Marc es solo “un mentor y un alma gemela”.

Tras bastidores, los representantes de los medios preguntamos sobre el sorepresivo beso de ambos y algunos ofrecieron su reacción. Alex Delgado, integrante de Gente de Zona que pertenece a las filas de Magnus, la rmpresa de Marc y a la que ahora pertenece Jennifer López, dijo que “me parece algo normal, no veo nada malo, ellos hasta tienen hijos en común. Ellos son amigos y todo fue resultado del show”.

Joy, por su parte, respondió con simpatía. “Fue un besito más”, mientras que Carlos Vives, amigo y cómplice de Marc, se sonrió ante la pregunta y Draco Rosa lamentó no haberlo visto. "¿Se besaron?”, preguntó. “No lo ví, me tenían acá atrás, por lo que creo me lo perdí, me perdí lo mejor de la noche”, agregó

“Pues yo sí lo ví de cerquita y pude ver que había mucha pasión, quimica y nervios, no sé si vayan a regresar, pero estuvo muy bueno que se besaran”, comentó la joven revelación Joss Favela al respecto.

En general, el pop mostró un aspecto no del todo predecible. Laura Pausini fue secundada por una banda de rock y una sección de cuerdas para interpretar una versión decorosa de “Lado derecho del corazón”, y luego, Jesse & Joy mostraron su eficiencia melódica valiéndose solo de la encantadora voz de ella y del piano de él para ofrecer una rendición tan simple como efectiva de la balada “Me soltaste”.

Manuel Medrano performs during the show of the 17th Annual Latin Grammy Awards on November 17, 2016, in Las Vegas, Nevada. / AFP PHOTO / Valerie MACONVALERIE MACON/AFP/Getty Images ** OUTS - ELSENT, FPG, CM - OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **
Manuel Medrano performs during the show of the 17th Annual Latin Grammy Awards on November 17, 2016, in Las Vegas, Nevada. / AFP PHOTO / Valerie MACONVALERIE MACON/AFP/Getty Images ** OUTS - ELSENT, FPG, CM - OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **
(VALERIE MACON / AFP/Getty Images)

Manuel Medrano no hizo mal lo suyo (es decir, la interpretación de su pieza “Bajo el agua”), pero al escucharlo ahora nos dimos cuenta de que es una especie de imitador del irlandés Hozier… sin el aspecto social y crítico. Tras bastidores confesó que “la verdad sí me agarró por sorpresa la premiación”. Medrano fue uno de los seis que empataron con dos gramófonos.

Tampoco dejó mucha huella el dúo entre Diego Torres y la anglosajona Rachel Platten, plasmado en una entrega llevadera pero nada explosiva de “Siempre estaré ahí”; ni mucho menos la acaramelada ‘performance’ de Reik al encargarse del tema lento “Ya me enteré”.

Como es habitual, el reggaetón contó con una generosa participación en la tarima; y como es también habitual, estuvo lejos de causar sorpresa. Primero le llegó el turno al boricua Wisin, sus bailarinas con poca ropa y sus “Vacaciones”, una pieza de fiesta eterna y de rechazo al trabajo que solo tuvo como distintivo musical a unos percusionistas en vivo; y poco después, su excompañero de batalla Yandel apareció al lado de un autómovil de lujo -y de otro grupo de bailarinas sensuales- para presentar su tema “Ya me olvidé”, una prueba adicional de que el género se niega a abandonar su intrascendencia.

En todo caso, resultó más ambicioso lo presentado por el colombiano J Balvin al lado de los estadounidenses Pharrell, Bia y Sky con el fin de ofrecer una versión multicultural de “Safari” que, sin ser realmente novedosa, apeló a una banda completa y alteró la velocidad del sonsonete rítmico para asumir una tendencia más hipnótica.

El puertorriqueño Farruko cayó en el mismo molde de sus compañeros al ofrecer una adaptación de “Chillax” que, pese a contar con aportes rítmicos del reggae jamaiquino y la colaboración de Ki-Many Marley (uno de los muchos descendientes del gran Bob Marley), fue más de lo mismo y, por supuesto, no destacó precisamente por sus brillos vocales.

Fonseca (R) accepts the award for best tropical song for "Vine A Buscarte" with Yadam Gonzalez Cardenas at the 17th Annual Latin Grammy Awards in Las Vegas, Nevada, U.S., November 17, 2016. REUTERS/Mario Anzuoni ** Usable by SD ONLY **
Fonseca (R) accepts the award for best tropical song for “Vine A Buscarte” with Yadam Gonzalez Cardenas at the 17th Annual Latin Grammy Awards in Las Vegas, Nevada, U.S., November 17, 2016. REUTERS/Mario Anzuoni ** Usable by SD ONLY **
(MARIO ANZUONI / Reuters Photo)

En la parte media del espectáculo, el colombiano Fonseca salió a escena al lado de los boricuas Alexis & Fido para dar cuenta de un número basado en el título “Vine a buscarte” que sobrevivió únicamente porque él sí puede cantar, a diferencia de sus colaboradores del momento, aunque esto resultó un ardid completamente innecesario; y ya para el final, los cubanos de Gente de Zona se esmeraron al menos en darle mucho sabor afroantillano a lo suyo cuando les tocó interpretar una mezcla de “Tú y yo” y “La gozadera”.

Carlos Vives interpreta "La Bicicleta" en la 17a entrega anual de los Latin Grammy en la Arena T-Mobile.

Carlos Vives interpreta “La Bicicleta” en la 17a entrega anual de los Latin Grammy en la Arena T-Mobile.

(Chris Pizzello / AP)

Pese a que el supuesto encuentro entre la banda y la bachata perpetrado por el mexicoamericano Gerardo Ortíz y el ‘nuyorican’ Prince Royce lucía muy mal en el papel, los aludidos dieron de algún modo en el blanco al centrarse en “Moneda”, una suerte de balada tropical que no desentonó del todo.

Prince Royce, izq., y Gerardo Ortiz interpretan el tema "Moneda" durante una de las colaboraciones más inusuales del Latin Grammy de esta noche.

Prince Royce, izq., y Gerardo Ortiz interpretan el tema “Moneda” durante una de las colaboraciones más inusuales del Latin Grammy de esta noche.

(Chris Pizzello / AP)

Yendo a otros géneros (¡finalmente!), no faltó la interpretación del ‘megahit’ “La bicicleta”, que se vio definitivamente mermada por la ausencia de Shakira; pese a que Carlos Vives y su infaltable acordeonista Egidio Cuadrado se las arreglaron para mantener despierta la fiesta con su conocida simpatía, la verdad es que las voluptuosas bailarinas en shorts que se desplazaban al lado de ellos fueron las que terminaron por concentrar las miradas.

Las Tres Grandes perform "Mi Canto Viene Del Sur" at the 17th Annual Latin Grammy Awards in Las Vegas, Nevada, U.S., November 17, 2016. REUTERS/Mario Anzuoni ** Usable by SD ONLY **
Las Tres Grandes perform “Mi Canto Viene Del Sur” at the 17th Annual Latin Grammy Awards in Las Vegas, Nevada, U.S., November 17, 2016. REUTERS/Mario Anzuoni ** Usable by SD ONLY **
(MARIO ANZUONI / Reuters Photo)

En lo que respecta al folklore, las excelentes cantantes Eugenia León, Tania Libertad y Guadalupe Pineda dieron una clase maestra al unir sus voces en la encantadora pieza “Mi canto viene del sur”, que les sirvió de paso para celebrar a las mujeres de todo el mundo; y cuando parecía que no iba ya a presentarse nada relacionado a Juan Gabriel, apareció en el estrado el arreglista principal del aludido, Eduardo Magalles, para anunciar un sentido video de tributo al ‘Divo de Juárez’.

La música regional mexicana no tuvo un espacio muy generoso, pero se le permitió mostrar contrastes, porque su primer representante, Joss Favela, probó con “Cuando fuimos nada” que el estilo norteño puede ser mínimamente sofisticado, a diferencia de la Banda Los Recoditos, cuya entrega de “Me está gustando” fue todo lo ruidosa que se esperaba.

Por el lado más alternativo, con su interesante ‘look’ rockabilly y una inmensa flor roja en el cabello que iba de la par con su inmensa voz, Mon Laferte encantó al entonar “Si tú me quisieras”; pero nos dejó con la miel en los labios, porque su segmento fue de lo más breve, debido a que tuvo que darle pie a un acto adicional de Juanes (“Fuego”), quien había participado también en el suyo como guitarrista, lo que quiere decir que, a pesar de no contar con ninguna nominación, el colombiano tuvo hasta tres ‘chambas’ en el tabladillo.

Los Fabulosos Cadillacs participaron en la parte musical en vivo del celebrado evento de premiación.

Los Fabulosos Cadillacs participaron en la parte musical en vivo del celebrado evento de premiación.

(Chris Pizzello / Chris Pizzello/Invision/AP)

Para terminar, no podemos dejar de lado a Los Fabulosos Cadillacs, la legendaria banda argentina de rock que integró recientemente a sus filas a los hijos de sus dos integrantes principales para lograr una saludable inyección de sangre fresca, y que ofreció una fusión desprolija pero enérgica de ska, rock y jazz al combinar “El rey del swing” con el clásico “Matador”.


Anuncio