Anuncio
Share

Los Estrambóticos combinarán ska y romance este 14 de febrero en L.A.

La banda chilanga Los Estrambóticos se presentará en nuestra ciudad el Día de San Valentín, trayendo a cuestas su vertiente romántica del ska.

La banda chilanga Los Estrambóticos se presentará en nuestra ciudad el Día de San Valentín, trayendo a cuestas su vertiente romántica del ska.

(Cortesía)

Hay maneras diversas de celebrar el amor, incluso si se quiere hacerlo asistiendo a un concierto. Las sesiones de baladas o de música ‘banda’ con letras alusivas al tema no son lo único que se ofrece el próximo fin de semana en el Sur de California; y quienes tengan gustos un poco distintos optarán probablemente por trasladarse el mismo 14 de febrero al Club Bahía (1130 Sunset Blvd., Los Ángeles), donde se estarán presentando Los Estrambóticos.

Tendría mucho sentido, ya que, a pesar de que practican el ska, un género que no remite directamente a las artes de Cupido, esta banda capitalina con 23 años de carrera se ha especializado en la vertiente romántica de una escuela oriunda de Jamaica, pero extremadamente popular entre los mexicanos, tanto de ese lado como del nuestro.

“Hablamos mucho de parejas, pero lo hacemos bajo una modalidad casi sociológica, como es el caso de [el tema] ‘Me enamoré en la línea de las tortillas’ y de ‘Camino a ninguna parte’, donde aludimos a la manera en que se desarrollan las relaciones dentro de los espacios públicos en los que nos movemos”, le dijo a HOY el vocalista y compositor de las letras Arturo Ruelas, gracias a una conexión telefónica con el DF. “Todo viene impregnado por la vida cotidiana”.

De ese modo, pese a que el título de su más reciente producción, “Lucha y resiste Vol. 1”, podría llevar a pensar que nos encontramos ante una propuesta de tintes políticos como los que poseen otros artistas de la misma escena, la denominación de este recopilatorio alude en realidad a lo difícil que sigue siendo acceder al circuito comercial cuando se hace ska en México, sin importar lo accesible o radical que sea la aproximación, ya que se considera generalmente que todos sus representantes son unos revoltosos.

“Los foros para este estilo están en la periferia de Ciudad de México, no en La Condesa o en la Colonia Roma, donde sí hay en cambio espacios para el rock”, señaló el cantante. “Pero el nombre también se relaciona al hecho de que es un trabajo pensado para el mercado estadounidense, y la gente inmigrante de allá ha tenido que esforzarse mucho para poder salir adelante, a diferencia de las personas que ya están domesticadas en sus lugares de origen”.

Sea como sea, la escuela de Los Estrambóticos se inclina fuertemente al pop, y eso incluye al estilo vocal de Ruelas. “Es nuestra vena, y hasta llegamos a sacar en el 2009 un disco de pop rock, ‘Aquí y ahora’, con el fin de demostrar que ese género se puede hacer de un modo distinto”, afirmó. “El ska puede ser muy marginal, pero también puede convertirse en una zona de confort, por lo que nunca dejamos de lado lo melódico”.

No es un secreto para nadie que el ska tiene una gran ‘pegada’ entre los mexicanos de aquí y de allá, lo que según nuestro entrevistado se debe a que se trata de una rama musical que acepta toda clase de fusiones. “Se ha adaptado muy bien a nuestra cultura, a nuestras raíces, y eso es algo que cada banda aprovecha de un modo u otro”, enfatizó.

Para probar dicha amplitud, el nuevo recopilatorio no deja de lado una adaptación de “El recuento de los daños”, la pieza original de Gloria Trevi, que no parece tener intención alguna de parodia. “En lo personal, se me hace una gran canción, y proviene de un disco llamado ‘Puro macanazo’ en el que solo había ‘covers’”, retomó Ruelas.

La misma tendencia hacia el amor, plasmada igualmente en sus videos, hace que la agrupación tenga mucho seguimiento dentro del sector femenino y resulte incluso apropiada para las parejas. “Tratamos de hacer canciones que no se refieran a un género específico, en las que no se dice específicamente ‘ella’, y eso hace que las pueda cantar cualquiera”, dijo el vocalista. “No es una estrategia de mercadotecnia, sino algo que permite que se adapten a quien las escuche”.

En todo caso, las chicas que quieran ver a Los Estrambóticos en este concierto deben saber que todos los integrantes del grupo tienen ya su “media naranja”. “Yo me voy a casar en abril y vivo con mi chica desde hace dos años”, precisó Ruelas. “Ella y la esposa del baterista se nos van a unir en la gira a partir de Nueva York, donde tocamos el 21 de febrero”.

Por el momento, antes de lanzar el segundo volumen del compilatorio, la banda se abocará a la grabación de su octavo disco en estudio, cuyas canciones empezarán a ser probadas ante el público durante la presente gira. “Empezamos en una época en la que la única manera de saber si un tema era bien recibido era presentarlo de ese modo, lo que cambió luego con el asunto de las redes sociales; pero queremos regresar a lo anterior, porque nos parece más efectivo”, concluyó el cantante.


Anuncio