Anuncio
Share

Jorge Drexler regresa a L.A. con una propuesta de tolerancia y creatividad que no debe pasar desapercibida

El uruguayo Jorge Drexler aparece en esta imagen con una actitud relajada que corresponde al estilo de su música, en la que no faltan sin embargo las alusiones sociales y políticas.

El uruguayo Jorge Drexler aparece en esta imagen con una actitud relajada que corresponde al estilo de su música, en la que no faltan sin embargo las alusiones sociales y políticas.

(Cortesía)

En plena temporada de premios, no viene mal recordar que, a pesar de no ser un artista comercial, el cantautor uruguayo Jorge Drexler tiene ya un Oscar entre sus manos. Lo recibió en el 2005 debido a la creación de “Al otro lado del río”, el tema musical de “Diarios de motocicleta”, la recordada cinta en la que Gael García Bernal interpretaba a un joven Che Guevara.

Si no estás consciente de ello es porque el mismo sudamericano decidió no hacer cambios drásticos ni en su vida ni en su carrera tras obtener la importante distinción. “Es algo que marca tu vida para siempre; fue un antes y un después en mi trabajo, sobre todo en la parte mediática”, reconoció recientemente durante una entrevista telefónica con HOY Los Ángeles enlazada a Madrid, donde vive desde hace 23 años. “Pero en lo personal seguí en lo mismo, y en lo artístico no intenté hacer un gran cambio, sino que seguí escribiendo lo que sentía que tenía que escribir”.

Está claro que no le molestó que la estatuilla de la Academia no lo convirtiera súbitamente en una megaestrella. “Por suerte, esa notoriedad bajó, porque es un tipo de notoriedad que es muy tóxica, que no sirve para nada”, aseguró. “La que me interesa es la que me he ido ganando año a año, subiendo el número de oyentes y haciendo una base de comunicación real. Cualquier persona se puede recuperar de un fracaso, pero pocas personas se pueden recuperar de un éxito”.

Y ese el carácter que se mantendrá en su presentación del viernes en el Rey Theatre, en la que piensa incluir varios temas de su producción más reciente, “Salvavidas de hielo”, que se lanzó en septiembre del 2017 y que fue nominada como Mejor Álbum de Rock Latino, Urbano o Alternativo en la más reciente edición del Grammy, aunque terminó cediéndole el triunfo al disco epónimo de Residente.

Drexler había colaborado ya con Shakira en la coautoría de tres temas incluidos en un disco lanzado por la colombiana en el 2009, pero “Salvavidas de hielo” es su primer contacto de gran envergadura con México, porque además de haberse grabado en ese país, lo muestra al lado de figuras como Julieta Venegas, Natalia Lafourcade y Mon Laferte (que es chilena, pero vive por allá).

“No sabría explicarte muy bien por qué esperé tanto para hacer algo así, porque me encanta México, y fue maravilloso poder grabar en el DF no solo al lado de Julieta, Mon y Natalia, que son consideradas ya como tres grandes damas de la canción, sino de talentos nuevos como David Aguilar y Ampersan, que están abriéndose camino y son absolutamente maravillosos”, retomó Drexler, quien cuenta con 15 producciones.

“Lo que sí te puedo decir es que no fue una decisión de marketing; para bien o para mal, yo tomo la responsabilidad completa de lo que hago en mis trabajos”, enfatizó. “Este es un disco en el que no hay ningún instrumento que no sean las guitarras, y México tiene la particularidad de tener un montón de derivados de la guitarra, como el tololoche, la leona y la jarana, lo que sumado al hecho de que había por allá muchos amigos con los que quería colaborar, hizo que la decisión fuera natural”.

A lo largo de la placa, Drexler emplea su habitual don para las palabras con el fin de desarrollar ideas creativas sobre sucesos cotidianos o circunstancias románticas; pero uno los temas más llamativos es “Movimiento”, donde se defiende al ser humano como viajero permanente y que remite de manera inevitable a el rechazo hacia los inmigrantes que ha venido demostrando no solo Donald Trump, sino también otros líderes mundiales de tendencia conservadora.

“Sí, lo pensé completamente en ese contexto”, admitió nuestro entrevistado, que es también un inmigrante. “Hay gente que dice ‘yo soy de aquí y tú no’, lo que es una expresión con un grado de falsedad muy grande, porque en términos biológicos, los años que llevamos en este planeta son muy pocos. Me resulta difícil entender la ceguera de algunos políticos; en el caso concreto de Trump, lleva solo dos generaciones en Estados Unidos y la mitad de su familia es de origen extranjero”.

En el 2005, cuando recibe un Oscar por su tema "Al otro lado del rio".

En el 2005, cuando recibe un Oscar por su tema “Al otro lado del rio”.

(Ken Hively / Los Angeles Times)

De manera indirecta, lo realizado por Drexler en este disco se conecta también con los movimientos actuales que buscan revalidar a la mujer, porque en abierto contraste con lo que hacen muchos artistas urbanos, sus mensajes hacia ellas resultan sutiles y delicados; y la presencia de féminas fuertes se plasma no solo en los roles adoptados por Venegas, Lafourcade y Laferte, sino también en el protagonismo que tiene la corredora tarahumara Lorena Ramírez en el video de “Movimiento”.

“Creo que la presencia de la mujer en roles decisivos de la sociedad es imparable”, nos dijo. “Nos tenemos que concentrar en las cosas que nos falta hacer, pero también es importante ver lo que se ha logrado; compara lo que sucede ahora con la situación de nuestras abuelas, por ejemplo”.

“Para no ir muy lejos, aquí en España, [cuando era joven], mi suegra no podía tener una cuenta de banco ni un carnet de conducir sin la autorización de su esposo”, agregó. “Basta ver la política internacional para notar la cantidad de idioteces que han hecho los hombres; yo celebro que las mujeres se empiecen a hacer cargo del mundo”.

--

JORGE DREXLER

Cuándo: 16 de febrero, 8 p.m.

Dónde: El Rey Theatre. 5515 Wilshire Blvd., Los Ángeles, CA 90036

Admisión: $35

Inf.: 323.936.6400


Anuncio