Anuncio
Share

Jesse & Joy se dan placentera escapada

Jesse y Joy

Jesse y Joy

(Cortesía)

En un día soleado, y con el ánimo por los cielos, Jesse & Joy se dieron su tiempo de escaparse un rato y conocer un poco más de esta ciudad, donde tocaron anoche.

Los hermanos Huerta caminaron, antes de abrir el concierto de Marco Antonio Solís en el HEB Center, en un fragmento en la ribera del Río Colorado, que es más conocido por los locales como Lady Bird Lake.
Los artistas disfrutaron, relajados y sonrientes de las panorámicas de la urbe.

"¡Qué envidia los que andan en kayak, lástima que no tenemos tiempo!”, expresó Joy.

“O de la súper experiencia de andar en bicicleta... dominguear a gusto, sin trabajar”, añadió Jesse.

Esto, minutos antes de subirse a la camioneta que los llevó hacia la escultura del artista chino Ai Weiwei, “Forever Bicycles”, a unos minutos de su hotel, o también del restaurante de comida tailandesa Sway, que escogió Joy y que superó sus expectativas.

“Prefiero no comer si no tengo tiempo, la comida me parece súper importante y le doy su espacio y su momento. Me encanta paladear, disfrutar, satisfacer el paladear”, dijo Joy mientras degustaba su pad thai vegetariano.

“A Joy le gusta probar de todo, dulce, salado, agridulce, y yo soy de cosas más saladas, a veces me salto lo dulce”, comentó Jesse, quien comió el mismo platillo, pero sin tofu y con pollo.

Mientras él no perdona el café, ella es una experta catadora de postres. Y se dieron tiempo para saborearlos aún cuando llegar los esperaba su prueba de sonido y el show.


Anuncio