Anuncio
Share

Gerardo Ortíz y Calibre 50 elevaron su música a otra galaxia desde The Forum

Gerardo Ortiz and Calibre 50 performs at The Forum on February 13, 2016 in Inglewood, California. (Photo by: DDPixels.com)
Gerardo Ortiz and Calibre 50 performs at The Forum on February 13, 2016 in Inglewood, California. (Photo by: DDPixels.com)
(Art. Garcia / DDPixels)

Con la música de “Star Wars” de fondo y en medio de un ambiente con muy poca iluminación, el cantante de corridos Gerardo Ortiz demostró en su llegada al escenario de The Forum, que lo suyo es de otra galaxia y que hay muchos que están a años luz para poder alcanzar su estilo.

Ortíz, la voz elegante del corrido, enamoró a sus seguidoras con un espectáculo fuera de serie, pues muchas de ellas, al parecer, no necesitaron de un galán para celebrar el Día de San Valentin por adelantado durante la noche del sábado 13 de febrero.

A Ortíz solo le bastó un poquito de dulzura, una buena letra y una melodía exacta para cautivar a las féminas que llegaron solitas al imponente escenario de Inglewood para celebrar con tequilas y cervezas.

Vestido de negro, como suelen hacerlo los villanos de “Star Wars”, Gerardo atacó en primera instancia con temas como “Quién se anima”, “Mujer de piedra”, “El cholo” y “Eres niña”, conquistando de inmediato a las fans enamoradas que le gritaban de todo a su estrella, mientras Gerardo lucía su tejana y les correspondía con buena dósis de música, unas cuantas playeras y hasta rosas rojas que sus fans recibían llenas de emoción.

Los ánimos se elevaron mucho más con la interpretación de su éxito “Amor Confuso”, el tema musical de la exitosa telenovela “La Mariposa”, con la cual puso a vibrar a la audiencia.

Continuó con “Damaso” y con el controversial “Cara a la muerte”, el mismo que surgió de uno de los momentos más traumáticos y dolorosos en la vida de Gerardo, pues este tema salió después del sonado atentado del que fue victima en 2011, cuando el auto en el que viajaba fue acribillado a balas en Colima, México, y en el cual resultó muerto su manager y primo de sangre, Ramiro Caro, hermano del también cantante Régulo Caro.

Por supuesto, la más aplaudida y más esperada de la noche fue “La última sombra”, un tema con el que selló una velada llena de romanticismo y amor por sus fans, a quienes le pidió que manejaran con cuidado en su regreso a casa y deseándoles mucha salud.

La antesala

Antes de la llegada de Ortíz, el escenario ya había recibido a los locutores de la estacion radial 93.9 FM de “El Show del Mandril”, quienes fueron los encargados de dar inicio al concierto “2 Mundos, una historia 4", en el que también se dieron cita artistas de la talla de Diego y Gabriel, además de la sensación musical del momento, Adrian Favela.

Pero el otro invitado de peso, fue el grupo Calibre 50 que como era de esperarse, no se quedó atrás.

También vestidos de negro y chamarra gris, los integrantes de la famosa agrupación regional mexicana hicieron su aparición ante un coliseo completamente lleno y con una energía elevada hasta la estratósfera que puso al publico de pie para bailar y cantar sus temas hasta el cansancio.

Edén Muñoz y sus muchachos le dieron voz y ritmo a temas como “Tus latidos”, “Amor Limosnero” y “500 caballos de fuerza”, generando en el público innumerables reacciones que no cabía en su asombro.

Por supuesto, no podian faltar los brindis entre la audiencia y al son de la palabra “salud”, los tequilas y las cervecitas volaban entre los asientos más que la naves espaciales de “La Fuerza” y “El lado oscuro” de la Guerra de las Galaxias.

Tanta fue la algarabía de algunos presentes, que hasta necesitaron de los servicios de una ambulancia para atenderlos, pues algunos no aguantaron la mecha y se desmayaron. No sabemos si de la emoción o el alto grado etílico al que se sometieron.

Pero la adrenalina se elevó hasta las nebulosas cuando los muchachos de Mazatlán. Sinaloa le dieron rienda suelta a “Gente batallosa”, con el cual ya todo era una fiesta que nadie podía detener.

Luego cerraron con un homenaje al grupo Maná interpretando su propia versión de “Oye mi amor”, a propisito de la estrella que la banda de rock mexicano recibió recientemente en el Paseo de la Fama de Hollywood, al igual como lo han hecho sus compatriotas Pepe Aguilar, Marco Antonio Solís, Los Tigres de Norte y muchos más.

Quién sabe si en un futuro son los muchachos de Calibre 50 los que lleguen a develar su estrella en el famoso Hollywood Blvd., pues todo es posible en esta galaxia.


Anuncio