Anuncio

Farruko ‘encendió’ a sus fans con sus polémicas variaciones urbanas y sin ofrecer mayores sorpresas

Farruko se presenta en el escenario del Microsoft Theater de LA Live el 30 de junio del 2018.

Farruko se presenta en el escenario del Microsoft Theater de LA Live el 30 de junio del 2018.

(Art. Garcia / DDPixels.com)

No tiene la popularidad de ‘pesos pesados’ del género urbano contemporáneo como Maluma y Bad Bunny, quienes se presentaron recientemente por separado en el Staples Center; sin embargo, Farruko (nacido como Carlos Efrén Reyes Rosado) es lo suficientemente exitoso en el Sur de California como para lograr una convocatoria que lo lleve más allá del circuito de clubes.

De ese modo, y a pesar de que sus canciones más conocidas hasta el momento son colaboraciones con otros artistas, el vocalista puertorriqueño logró obtener en el prestigioso Microsoft Theater de LA Live una fecha que se acaba de realizar, y que se terminó llenando pese a que, poco antes del inicio, la plaza lucía a la mitad.

En todo caso, más allá de los números, Farruko es uno de los artistas más osados del género en lo que respecta a cierto tipo de proclamas, como lo demuestra su papel estelar en “Krippy Kush”, una apología musical a la marihuana que grabó originalmente al lado de Bad Bunny y Rvssian y cuyo video original tiene cerca de 500 millones de visitas.

“Krippy Kush” llegó pronto, porque fue la segunda canción del repertorio, y logró algo que no habíamos visto antes en este auditorio: sectores enteros de la audiencia fumando abiertamente cigarrillos de una sustancia que, por si no lo saben, ya es legal en esta parte del mundo, aunque se encuentra todavía lejos de ser socialmente aceptada.

Este vocalista tampoco se pone demasiadas restricciones en el plano de la sexualidad abierta, y para probarlo, sacó a relucir en el Microsoft las notas de “Lejos de aquí”, que daba cuenta de sus mejores destrezas para el ‘rapeo’ mientras describía con pelos y señales una apasionada relación carnal.

En todo caso, la perspectiva que tiene sobre las mujeres no debería sorprender a quienes sepan que él mismo se metió en problemas luego de participar en una canción del salsero Víctor Manuelle (“Amarte duro”) en la que decía “te voy a dar bien duro, como Chris Brown a Rihanna”, y que lo llevó a retirarse temporalmente de Instagram hace unas semanas debido a los cuestionamientos que se le hicieron. Obviamente, la pieza brilló por su ausencia en esta presentación.

Este representante urbano no ha sido ajeno a la controversia, y durante un montaje de video, dio muestra de algunos de los hechos que lo han convertido en noticia.

Este representante urbano no ha sido ajeno a la controversia, y durante un montaje de video, dio muestra de algunos de los hechos que lo han convertido en noticia.

(Art. Garcia / DDPixels.com)

Pero no faltó su éxito “Chillax”, cuyo video de YouTube (que no se proyectó) se encuentra lleno de balazos y de persecuciones, aunque musicalmente empieza como un plácido reggae y se transforma después en un trap llevadero cuya letra evita la violencia.

Y es que, créanlo o no, Farruko tiene un lado romántico, plasmado por ejemplo en composiciones que también circularon a lo largo de la velada, como fue el caso de “Loco enamorado”, un reggaetón muy ‘popero’ que grabó con Abraham Mateo y, sobre todo, de “Te vas conmigo”, que se acerca incluso al estilo de la balada de amor.

Sin colaborador alguno en la tarima durante la mayor parte del tiempo ni la presencia de un DJ (mucho menos de un grupo de músicos o de bailarinas), y teniendo como fondo una proyección de videos mayormente genéricos, el set parecía más apropiado para un festival en el que el cantante tuviera un espacio limitado que para una presentación de perfil tan alto como la que se le ofrecía en este escenario, aunque hay que precisar que el público no parecía decepcionado, sino todo lo contrario.

Finalmente, aunque Farruko no hizo alusión alguna al problema en el que se encuentra metido ahora mismo debido a los cargos federales que recibió luego de ser detenido entrando a su país sin declarar 51 mil dólares en efectivo que, según los agentes de aduanas de San Juan, estaban escondidos en sus maletas y sus zapatos, sí se refirió a la noticia como parte de un montaje de videos que se convirtió en preámbulo de “Mi forma de ser”, un tema musicalmente tranquilo para su contenido que fue seguido por un agresivo trap, “Más dinero, más problemas”, en el que destaca los supuestos méritos de su fortuna y no descarta que pueda haber estado involucrado con las drogas a un nivel mayor que el del simple consumo.

El acto de Farruko fue antecedido por una presentación especial de Lary Over, alias ‘El Wasón’, un artista nuevo de trap que forma parte de su sello Carbon Fiber Music y del que no habíamos escuchado hablar hasta ahora, pero cuyo videoclip más popular, correspondiente al tema “Qué tengo que hacer”, ha sido visto 35 millones de veces en YouTube, lo que significa que no es precisamente un desconocido, al menos en la Isla del Encanto.

La misma canción, que Over grabó a dúo con Farruko y que presentó curiosamente a solas, es completamente descarada en sus referencias sexuales y de drogas, lo que tiene sentido en vista del protector que lo cobija.

Antes de Farruko, el escenario fue de Lary Over, un cantante de trap que no le tiene miedo al lenguaje altisonante.

Antes de Farruko, el escenario fue de Lary Over, un cantante de trap que no le tiene miedo al lenguaje altisonante.

(DDPixels)

Eso no es nada, porque su otro ‘hit’ mayor, “Si te busco”, que figuró también en la velada, es incluso más vulgar; pero nada como “Te la meto yo”, que, por supuesto, habla exactamente de lo que ustedes piensan. Por ese lado, es un alumno realmente aventajado.

Para no complicarse la vida, este ‘telonero’ interpretó también todo lo que le tocó interpretar con pistas de audio, balbuceando sus propios segmentos encima de su voz grabada; y mientras nos agasajaba una y otra vez con sus groserías, observamos que teníamos al lado a una pareja que había acudido al espectáculo con sus dos hijos pequeños -un niño y una niña-, quienes coreaban las piezas y hasta imitaban los movimientos eróticos del artista.

Over regresó al entarimado en la parte final de la presentación de su mentor para hacer con él un dúo en “Solo” y ponerse sobre la espalda una bandera salvadoreña que se le pasó desde la platea, y que puso en evidencia la ‘pegada’ de este género en un sector de dicha comunidad centroamericana.


Anuncio