Enjambre ha alcanzado la fama en el DF con su rock alternativo, pero su origen es angelino

Recientemente, la popular banda mexicana de rock alternativo Enjambre visitó el Sur de California para ofrecer varias presentaciones y presentar su quinto álbum en estudio, “Imperfecto extraño”.

 En la actualidad, se trata de una de las agrupaciones más conocidas de la escena que representa a nivel latinoamericano; pero lo curioso es no solo que el conjunto nació en nuestra región (más precisamente, en la ciudad de Santa Ana), sino que fue aquí donde desarrolló el inicio de su carrera.

 “Somos un caso a la inversa, porque a diferencia de lo que suele suceder, nosotros dejamos a nuestras familias para buscar oportunidades en México”, le dijo a HOY Los Ángeles el vocalista Luis Humberto Navejas, mientras visitaba a sus hermanos radicados en Anaheim, Orange County.

Pero él mismo nació en Fresnillo, Zacatecas, como lo hizo también su hermano Rafael, quien toca el bajo. “Ya estudiábamos y trabajábamos cuando hicimos el grupo”, agregó el cantante, que permaneció en tierras californianas a lo largo de 10 años, desde 1998 hasta el 2008. “Tuvimos cierto éxito local, pero nuestras presentaciones en México comenzaron a ser cada vez mejores y a llamar mucho más la atención que las que hacíamos aquí”.

 Enjambre llegó a grabar dos discos y a aparecer en varios medios de comunicación durante su periodo angelino, pero eso no quiere decir que haya tenido las cosas fáciles al mudarse tras la frontera. “Empezamos viviendo en un barrio medio bajo [del DF] y fuimos progresando poco a poco, a punta de tocar en vivo”, retomó Navejas.

“Pero regresamos cada vez que podemos y sentimos que el Sur de California es también nuestro hogar, porque tenemos amigos, familiares y recuerdos muy lindos de lo que nos pasó”, agregó. “Es muy interesante darse cuenta de que lo que ocurrió al inicio con nosotros en L.A. nos permitió llegar a México, y que lo que está pasando ahora en México está repercutiendo en la aceptación que se nos da en L.A.”

Pese a que se viene hablando de un fenómeno de “inmigración inversa”, Navejas no recuerda de momento a otra banda que haya atravesado un proceso semejante. “Lo que sí es cierto es que para la música en español la meca sigue siendo la Ciudad de México, hagas el género que hagas”, aseguró. “Y eso ha sido probado por artistas de talla internacional, como Ricky Martin, Shakira, Enrique Iglesias y Chayanne, que tuvieron que hacerla primero en grande por allá antes de triunfar en sus propios países y en el resto del mundo”.

Cuando vivían en OC, Navejas y sus compañeros se enfrentaron a las dificultades propias de una escena de “rock en tu idioma” (así se la definió) a la que le resultaba muy difícil el acceso a los grandes escenarios, copados por otra clase de artistas.

“Nuestros paisanos no son necesariamente rocanroleros; les gusta más lo regional y lo folklórico, que representan un pedacito de su país y de su cultura”, reconoció. “Pero eso está cambiando; actualmente hay más lugares donde tocar, como es el caso del Ruido Fest de Chicago, y en estos días hemos tenido una gran convocatoria en todos los lugares en los que nos hemos presentado, porque la migración se renovado y hay mucho más acceso a la internet”.

“Imperfecto extraño” vuelve a demostrar que Enjambre es una banda que no recurre a instrumentos autóctonos para destacar, aunque su estilo, que no se puede clasificar fácilmente, tiene referencias ‘retro’ que se aproximan al espectro latino y se combinan con aires mucho más contemporáneo.

“Nos encantan el rock clásico y las balada antiguas, pero seguimos sonando como músicos de esta época”, precisó Navejas, que admite influencias de Roberto Carlos, Sandro de América y José José. “No nos interesa hacer música ruidosa, pero eso no nos hace menos rockeros; hay que recordar que los creadores del género hicieron canciones muy melódicas y muy agradables, y nosotros componemos también temas que son fáciles de escuchar”.

En el caso de las letras, el mismo Navejas mantiene la ambigüedad que lo distinguido desde el inicio, aunque el sencillo “En tu día” contiene una línea que proclama “nunca dejes de sonreír”. “Todo tiene un mensaje que no es necesariamente claro, pero que despierta respuestas muy interesantes”, retomó el cantante. “La gente tiende a pensar que cada letra se relaciona al amor, pero hago muy poco de esas”.

En ese sentido, menciona que otro de los sencillos, “Tercer tipo”, se relaciona “a mi Creador”,  aunque algunos oyentes han pensado que habla de “un ser querido que ya se fue, de extraterrestres o hasta de un trío en la cama, como lo comentó una chica”.

De todos modos, Enjambre está lejos de ser una banda religiosa, al menos de manera abierta; y si bien el vocalista admite creer en Jesucristo y asegura que todo lo que tiene se lo debe a Dios, se niega a dar detalles sobre sus prácticas espirituales, porque considera que eso le pertenece a un ámbito personal “que no tiene nada que hacer en una conversación sobre la banda”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°