Anuncio

Deep Purple representa medio siglo de armonía

Deep Purple terminará su tour de 10 fechas en México en Cancún, el sábado 24 de noviembre.

Deep Purple terminará su tour de 10 fechas en México en Cancún, el sábado 24 de noviembre.

(Agencia Reforma)
Agencia Reforma

La unión, la armonía y la química interna en Deep Purple, banda que desde 1968 ha mantenido un ritmo constante publicando discos y realizando giras mundiales, ha sido clave para sobrevivir en la escena del rock como una familia.

Y el grupo británico, con hits legendarios como “Smoke on the Water” y “Hush”, vuelve para tocar hoy en la Arena Ciudad de México, en un país muy especial para ellos y que ha dictado mucho de sus 50 años de historia.

“Es como un aniversario (muy especial) para mí, parece que fue hace 200 años que vine (con la banda por primera vez) y fue como una audición, porque no sabía cuál sería la reacción del público”, bromeó Steve Morse, guitarrista que llegó al grupo en 1994, en conferencia de prensa.

La profunda amistad entre los integrantes de la banda, Ian Gillan (voz), Roger Glover (bajo), Ian Paice (batería), Don Airey (teclados) y Morse, ha servido como su eje para poder crear música que a todos satisface.

Asimismo, en su último álbum de estudio, Infinite, además de trabajar con un productor como Bob Ezrin (Pink Floyd, Kiss), todos cooperaron para tener un material que mostrara al mejor Deep Purple posible.

“Todas las canciones que escribimos son de todos nosotros. Son un producto de la química entre nosotros cuando tocamos. Ni siquiera pensamos o planeamos algo así (en forma individual). Alguien empieza un ritmo y alguien más se une, otro dice ‘qué tal si hacemos esto’. Evoluciona naturalmente”, aseguró Glover.

En cuanto a lo que les satisface más de México, además del clima, es el recibimiento de los fans. “A mí me gusta mucho tocar ‘Uncommon Man’, del último álbum, sólo porque tiene un riff inusual que se le ocurrió a Don (Airey); tiene como un corno francés al principio y creo que, especialmente cuando tienes un pasado largo, una historia larga y mucho éxito, el desafío es no convertirse en la parodia de uno mismo”.

"(Lo importante) es avanzar, y creo que esa canción tipifica eso. Suena como Deep Purple; sin embargo, no es como algo que hayamos hecho antes, y a mí me gusta mucho tocarla, aunque ese es el punto de vista de un bajista”, afirmó el instrumentista, quien ha formado parte del grupo en dos periodos.

Deep Purple, que hace sólo seis meses tocó en México, en el Corona Hell & Heaven, junto a Judas Priest, Megadeth, Ozzy Osbourne y Scorpions, terminará su tour de 10 fechas en México en Cancún, el sábado 24 de noviembre.


Anuncio