Anuncio

David Bisbal regresa a L.A. tras un 2018 colmado de satisfacciones

El cantante español David Bisbal ofrecerá una presentación en el Teatro Wiltern el 20 de febrero.

El cantante español David Bisbal ofrecerá una presentación en el Teatro Wiltern el 20 de febrero.

(Cortesia)

En febrero, David Bisbal iniciará una gira estadounidense que recorrerá nueve ciudades, incluyendo a Los Ángeles, donde ofrecerá un concierto el 20 del mismo mes en las instalaciones del prestigioso Teatro Wiltern.

“Estoy muy contento con lo que viene, sobre todo porque lo más importante para mí es cantar en vivo”, le dijo el artista español a nuestro medio. “Ese es el momento en el que la música que creas en el estudio toma realmente sentido. Y regresar a L.A. después de siete años de ausencia va a estar muy bien, porque he grabado por allá y tengo muchos amigos en la ciudad”.

Aunque Bisbal no tiene todavía un disco nuevo (el más reciente, “Hijos del mar”, se lanzó en el 2016), el 2018 lo vio lanzando dos temas musicales que han sido sumamente exitosos: “A partir de hoy”, que grabó al lado de Sebastián Yatra y cuyo video ha sido visto ya más de 200 millones de veces en YouTube, y “Perdón”, un dúo con la nueva sensación colombiana Greeicy y que, tres meses después de su estreno, cuenta ya con más de 80 millones de reproducciones en la misma plataforma.

“Está resultando muy positivo para mí regresar a la rumba latina que hacía en los inicios de mi carrera y donde me siento como un pez en el agua”, retomó el vocalista. “La idea es juntar varios ‘singles’ más y hacer un álbum completo, porque no quiero caer en la tentación de dejar de hacer discos”.

“Tengo pensado grabar más colaboraciones; eso no quiere decir que el álbum no vaya a tener temas en solitario, aunque las colaboraciones estarán muy presentes, porque te permiten darle al público algo diferente y aprender mucho de los artistas con los que trabajas”, precisó el artista, que ha hecho intercambios semejantes con figuras como Miley Cyrus, Rihanna, Juanes, Juan Luis Guerra, Raphael, Juan Gabriel, Jennifer López y Chris Brown.

Cuando le comentamos que las dos piezas nombradas tienen influencias del género urbano, Bisbal nos respondió que eso no es nuevo en su carrera, y puso como ejemplo lo sucedido con la canción “Torre de babel”, que grabó en el 2005 al lado de Wisin & Yandel. “Es un género que me gusta mucho, aunque considero que, al practicarlo, cada artista debe ponerle un poco de su propio sello”, explicó. “Estos temas recientes tienen un ‘beat’ más moderno, pero no dejan de ser de rumba, sobre todo por el sonido de las guitarras españolas y por las letras, que se alejan de lo que propone el reggaetón”.

En ese sentido, el contenido de ambas piezas no cae nunca en la vulgaridad típica de otros exponentes. “No me gusta opinar de eso, pero siento que dentro de lo urbano hay muchos tipos de letras”, aseguró. “Cada oyente elige lo que le gusta y lo que no le gusta. Además, no hay que olvidar que el reggaetón ha puesto a la música cantada en castellano en el ‘top’ mundial y que lo ha hecho muchas veces con letras completamente limpias, como es el caso de Luis Fonsi, con quien he colaborado en múltiples ocasiones”.

Eso no quiere decir que Bisbal solo quiera poner a bailar a su audiencia; de hecho, es embajador de la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), y su disco anterior incluyó un tema llamado “Duele demasiado” que hablaba específicamente de los niños abandonados, como lo hacía también el respectivo videoclip.

“Para mí, las canciones son mensajes musicales, y me interesa también hacer cosas que aporten un granito de arena en asuntos que son importantes”, aseveró. “Estoy hablando de canciones que no sirven tanto para la radio, pero que te permiten seguir el camino de personas como Armando Manzanero y ‘Tomatito’, o manejar el concepto acústico que me llevó a presentarme en lugares tan prestigiosos como el Carnegie Hall de Nueva York”.

Sea como sea, el calendario que acaba de pasar ha sido también positivo para él en el plano personal, porque se casó en una ceremonia íntima y secreta con su novia Rosanna Zanetti y, hace poco, se anunció la llegada del primer hijo de la pareja, que como se ha confirmado ya, será un varón. “Imagínate; todo está positivo en casa, y por eso salgo con una sonrisa enorme a los escenarios que me permite disfrutar incluso mejor de la música”, confirmó.

Eso no quiere decir que todo haya sido una maravilla. En los últimos meses, la prensa de chismes se ha empeñado en resaltar los aparentes malentendidos que se producen entre él y su exnovia Elena Tablada, con quien tuvo una hija.

“En este momento, no hay nada que me pueda borrar la sonrisa, por más que algunos intenten hacerlo”, retomó el cantante cuando le mencionamos estas circunstancias. “Me voy a convertir en padre y estoy viviendo una etapa maravillosa; lo importante es esquivar la zancadilla y no caerse”.


Anuncio