Anuncio
Share

Calibre 50 no deja los corridos, pese a la promoción de un tema inofensivo y bailable

La agrupación sinaloense Calibre 50 tiene entre manos el lanzamiento de su nuevo trabajo “Historias de la calle”.

La agrupación sinaloense Calibre 50 tiene entre manos el lanzamiento de su nuevo trabajo “Historias de la calle”.

(Ulises Alatriste/HOY)

Desde que se sentaron a hablar con nosotros en las oficinas de HOY Los Ángeles, los integrantes de Calibre 50 demostraron que tienen mucho sentido del humor; o lo hizo al menos uno de sus integrantes, luego de que le pidiéramos que dijera su nombre.

“Edén Muñoz en las voces y el acordeón; sí, como el lugar donde Adán y Eva se aparearon”, dijo el líder de la agrupación que nos visitó poco antes de presentarse por primera vez en el sofisticado Microsoft Theatre, así como de lanzar su séptima producción discográfica, “Historias de la calle”, que sale a la venta este viernes.

En esa misma línea, el primer sencillo del disco, “La gripa”, protagonizado por un hombre al que no dejan salir a tomar con sus ‘compadres’ debido a que está resfriado, mantiene el aspecto divertido tanto en la letra como en el video respectivo, lleno de mujeres atractivas en bikini y de imágenes festivas dentro y fuera de una piscina.

“Estar con todas esas modelos fue un sacrificio muy grande, pero gracias a Dios salimos adelante”, exclamó Alejandro Gaxiola, encargado de la tuba, y todos sus compañeros se echaron a reír. Sin embargo, la superficial canción no ha sido del agrado de todo el mundo, como lo prueban varios comentarios en YouTube, porque, en consonancia con su nombre, Calibre 50 no se dio a conocer debido a cumbias bailables como esta, sino por su creación de corridos pesados con tintes sociales.

“La intención era probar nuestra versatilidad y ofrecer algo fresco; ya habíamos usado anteriormente algunos ritmos semejantes, pero nunca en un sencillo radial”, precisó Muñoz. “Hay gente a la que no le ha gustado, pero los fans de hueso colorado siempre nos apoyan”.

De todos modos, esos mismos seguidores pueden respirar aliviados al saber que el álbum no deja de lado los corridos de rigor, en los que se menciona a veces a personajes conocidos dentro del ambiente de los negocios ilícitos. “Es arriesgado, pero al fin y al cabo es lo que la gente pide; desgraciadamente el morbo es un factor muy importante en la música, y el corrido está en el punto medio entre el bien y el mal”, agregó el entrevistado.

En el tema “Se volvió a pelar mi apá”, por ejemplo, se habla directamente de ‘El Chapo’ Guzmán, aunque el mismo cantante asegura que “no se trata de una celebración ni de una condena”. “Tampoco podemos aplaudir al gobierno, porque no sabemos si dejó escapar al señor o si [este] es tan ‘fregón’ que se salió solo”, comentó Muñoz.

“Creemos que esta forma de trabajar nos ha funcionado y no llega a escucharse demasiado ofensiva”, añadió. “Tratamos temáticas [duras], pero no nos pasamos de la línea; es que, como mexicanos, somos así, ‘albureros’, aunque tenemos ciertos límites”.

Con límites o sin ellos, las letras de sus composiciones le han traído tanto a él como a sus compañeros diversas prohibiciones y censuras. “Irónicamente, no nos dejan tocar para nada en nuestro propio estado, Sinaloa, aunque son leyes que aplican a todos lo que cantan este género”, nos contó el guitarrista y segunda voz Armando Ramos. “Hay ciudades en las que sí están teniendo cambios en las normativas, y te dejan tocar siempre y cuando no sean los corridos; y en Estados Unidos, se puede tocar de todo”.

Cuando se le pide que ofrezca sus impresiones sobre el caso Ayotzinapa, del que ya se cumplió un año, Muñoz asegura que se trata de un hecho lamentable que se toca de alguna manera en la nueva canción “Buscando la manera”; y recuerda que, en el pasado, Calibre 50 hizo un tema llamado “El buen ejemplo”, en el que se cuestionaba el legado negativo que le dejaba un narcotraficante a su hijo pequeño.

“Nosotros tenemos hijos y sobrinos que están creciendo con nuestra música, y tampoco queremos que nos vean como simples representantes del narcocorrido; a veces llega a ser incómodo, sobre todo cuando ves el caso de los estudiantes desaparecidos, donde estuvo directamente involucrado un hecho de delincuencia”, precisó el vocalista.

Para terminar, los integrantes del conjunto dijeron que no querían hablar mucho de la situación de su colega Larry Hernández, quien se encuentra ahora mismo libre bajo fianza mientras espera ir a la corte tras un supuesto caso de agresión contra un empresario que no le pagó una presentación.

“Como es un compañero del medio, le deseamos que sus cosas se arreglen de manera positiva; nosotros nos dedicamos a hacer música, aunque sabemos que las diferencias de dinero siempre pueden traer problemas”, afirmó Muñoz.

“Siempre ha habido gente que se aprovecha de los artistas y no les paga lo acordado, pero en nuestro caso, nunca nos adentramos tanto en rollo de las cuentas; si salen números rojos, no hacemos nada, porque las leyes sí que se aplican en este país, a veces en exceso, y uno puede meterse en problemas”, concluyó el músico.


Anuncio