Anuncio
Share

Bunbury se vuelve adicto a la sangre en el sugestivo video de ‘La constante’

Una escena de "La constante", el nuevo videoclip de Bunbury, queha sido dirigido por su esposa Jose Girl.

Una escena de “La constante”, el nuevo videoclip de Bunbury, queha sido dirigido por su esposa Jose Girl.

(Facebook del artista)

No todo en la vida puede ser reggaetón. Aunque los representantes de ese género siguen acaparando de manera abusiva la cifra de visitas en la plataforma de YouTube, hasta el punto de que ningún artista de otra escuela musical es capaz de competir con sus resultados, no podemos dejar de lado a los talentos que siguen haciendo lo suyo sin el respaldo masivo del mercado, pero dando de todos modos evidentes muestras de calidad.

Ese es el caso de Enrique Bunbury, quien a pesar de su estatus legendario no es precisamente un representante del ‘mainstream’, y que se empeña en hacer varios videoclips cada vez que lanza una nueva producción, lo que está lejos de ser una norma en músicos de su tendencia.

En lo que respecta a “Expectativas”, su más reciente álbum en estudio, el español ya había lanzado tres traducciones visuales de los temas allí contenidos: dos que tenían tratamientos visuales un tanto conservadores (correspondientes a “La actitud correcta” y “Parecemos tontos”) y uno que despertó debate entre los fans debido al empleo de una inusual coreografía masculina (el de “Cuna de Caín”).

Esta semana, el ex Héroes regresa con un cuarto clip, vinculado esta vez a la pieza “La constante”, que en el plano de la letra se vale de figuras literarias ingeniosas para describir un amor duradero y que, como lo sabíamos ya, está dedicado a su esposa José Girl (nombre real: Josefa Gómez), una fotógrafa que ha colaborado frecuentemente con él y que se encarga de dirigir el presente trabajo, en el que se emplea una historia de vampiros para graficar las implicancias de un imposible romance eterno.

Bunbury y José son los protagonistas del clip, y aunque no queremos dar muchos detalles del mismo, nos parece claro que la estética y lo que se cuenta están muy influenciados por “Only Lovers Left Alive” (2013), un estupendo filme de Wim Wenders que fue protagonizado por Tom Hiddleston y Tilda Swinton, aunque la única referencia directa al cine de terror que se aprecia es la que muestra a la pareja viendo por televisión la cinta “The Lost Boys” (1987), dirigida por Joel Schumacher y protagonizada por Jason Patric, Corey Haim y Kiefer Sutherland.

El ritmo de la canción es lento e hipnótico y las imágenes prescinden por completo de desnudos y de violencia, por lo que sería descabellado esperar que el video alcance los números de alguien como Maluma; pero el asunto entero es sumamente creativo, lo que, sumado a la reputación del vocalista europeo radicado en L.A., le está dando una recepción inusual para propuestas de esta clase, ya que, un día después de lanzado, el video se acerca a las 300 mil visitas.


Anuncio