Bad Bunny se convierte en todo un conquistador

¿Quién dice que no se puede obtener el éxito sin disquera, sin hacer promoción y además llenar conciertos? Bad Bunny es un claro ejemplo de que esto se puede lograr.

Con una taquilla de 14 mil fanáticos como cifra oficial, este conejo de la suerte cuyo nombre real es Benito Antonio Martínez, demostró que sus bonos siguen subiendo como espuma en la competida industria de la música urbana.

Su suave y seductor trap envolvió a los impacientes admiradores de este joven de 24 años que comprobó ser un nuevo ídolo de los apasionados al género, llámese niños, adolescentes y adultos que anoche llenaron la Arena Monterrey con un sold out.

Después de la proyección de un video que reflejó ese fenómeno musical en el que se ha convertido, el intérprete saltó al escenario a las 21:50 horas entre seis bailarinas y llamaradas de fuego con "Tú no Metes Cabra".

De lentes, sudadera blanca y jeans, Bad Bunny armó su primer coro masivo que retumbó con "Me Acostumbré", otro de sus éxitos.
La excelente respuesta de los fans entusiasmó a este conejo que se puso unas orejas de diadema que le aventó una fan al centro del escenario en "Tu Pose Favorita".

La primera gran ovación llegó a escasos minutos de iniciado el show, a las 22:00 horas.

El boricua admiró la entrega de una Arena que lució a reventar y donde el área de cancha albergó a miles de jóvenes que cantaron y bailaron de pie.

"Buenas noches Monterrey, Bad Bunny con ustedes súper contento de estar aquí con mi público. Todavía recuerdo la última vez que vine y lo cabrón que la pasé con ustedes. La energía no se compara con ninguna del mundo entero", saludó este conejo malo.

"Estaba loco de volver. Si había algo que extrañaba de Monterrey eran mis conejitas malas y veo muchas esta noche, y yo ando solo", agregó para emocionar a las jóvenes que fueron mayoría en el show.

El trap latino retumbó con "Pa Ti" y "Si Tu Novio Te Deja Sola".

La sorpresa se la llevaron los fans de cancha cuando Bad Bunny apareció en un escenario pequeño colocado al otro costado de la Arena.

Todos corrieron para pararse frente a él mientras cantaba "El Dinero Me Mueve".

Fue atento al tocar las manos de las regias que estiraban sus brazos para saludarlo.

Después hizo un concurso en la audiencia, para ver quien cantaba más fuerte prometiendo que daría un premio al término del show a quien ganara.

Con "Sensualidad" y "Escápate Conmigo" los enloqueció, pero todavía faltaba otro éxito reggaetonero "Mayores", que grabó con Becky G.

En su show subió a dos fans, uno de ellos le regaló al intérprete una gorra con la leyenda de "Supremo" y otro más que canto con él.
En ese marco de adrenalina y efusividad total, Bad Bunny cerró aquí el tour mundial de La Nueva Religión con una noche en la que sedujo a miles de regios.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°