Anuncio
Share

Esta noche, Aterciopelados regresa al Conga Room con su primer álbum en una década y enfrentándose a nuevos dilemas

Andrea Echeverri (der.) y Héctor Buitrago son los integrantes oficiales de Aterciopelados, un grupo colombiano que acaba de lanzar su primera placa en una década.

Andrea Echeverri (der.) y Héctor Buitrago son los integrantes oficiales de Aterciopelados, un grupo colombiano que acaba de lanzar su primera placa en una década.

(Cortesia)

Pasaron diez años desde su disco anterior en estudio, pero finalmente, el pasado 20 de abril, Aterciopelados lanzó “Claroscura”, el octavo álbum completamente inédito de su carrera, acompañado tanto por el buen ánimo habitual de sus autores como por un nivel de expectativa que puede ser difícil de manejar.

“Son emociones encontradas, y de alguna manera la canción ‘Play’ [el primer sencillo] se ajusta a un momento lleno de presiones, pero que por eso mismo te lleva a hacer el esfuerzo de reconectarte con el gozo de la música y tratar de distanciarse de todo eso, porque hay gente que te reclama porque no suenas como sonabas en los ’90, la disquera tiene sus propias metas y el mercado está muy diferente”, fue lo primero que le dijo la cantante Andrea Echeverri a HOY Los Ángeles a través de una conexión telefónica con Bogotá, establecida días antes del concierto del Conga Room que se llevará a cabo este jueves.

“Los discos solistas que sacamos se hicieron con las uñas, mientras que este se grabó en las mejores condiciones, lo que nos da la oportunidad de presentar un trabajo con todas las de la ley, un sonido súper poderoso y la participación de una figura como ‘Cachorro’ López en la producción de cinco temas”, detalló ella misma.

En consonancia con el positivismo de los ‘atercios’, “Play” es una pieza relajada y amable en la que se le desea “cosas bonitas” al oyente. “Si Su Merced va a hacer una canción que va a ser escuchada por mucha gente, es una opción chévere mandar pensamientos amables”, retomó Echeverri. “Vivimos en unas épocas muy convulsionadas; todo el mundo trabaja demasiado y hay muchas crisis en el ambiente, por lo que me parece bien lanzar una canción con buena energía”.

Una parte del mismo tema afirma que la intención del mismo no es “ser un hit” ni “la número 1”, lo que puede referirse a los números fomentados en YouTube por artistas colombianos (pero muy distintos a Aterciopelados) como Maluma y J Balvin, aunque el video de “Play” cuenta actualmente con más de un millón y medio de visitas, es decir, una cifra sumamente decente para un clip que no sea de música urbana.

Una parte del mismo tema afirma que la intención del mismo no es “ser un hit” ni “la número 1”, lo que puede referirse a los números fomentados en YouTube por artistas colombianos (pero muy distintos a Aterciopelados) como Maluma y J Balvin, aunque el video de “Play” cuenta actualmente con más de un millón y medio de visitas, es decir, una cifra sumamente decente para un clip que no sea de música urbana.

“En el disco también hay letras que se refieren a una posición más personal y alejada de todos esos medidores que hay ahora, porque hay un asunto con los filtros, con toda esta cosa tan superficial de las redes, que empieza ya a ser un problema a nivel psíquico”, comentó la vocalista.

Con la mujer por delante

Por el nombre que lleva, el álbum parece decir que la claridad le corresponde a Héctor Buitrago (el bajista que completa el dúo) y la oscuridad a nuestra entrevistada, lo que suena raro en vista de que ella misma parece destilar dulzura.

“Es como un juego, como algo de cómic; Héctor es vegetariano, ecológico y no toma, mientras que yo soy una mujer que pasa por una época complicada en términos hormonales, cercana a la melancolía y al dolor, pero que siente a la vez que estos son lugares fértiles para la creatividad”, detalló nuestra entrevistada.

Hay momentos en el disco que remiten a temáticas que la banda ha manejado desde el inicio: “Cuerpo” parece una secuela de “El estuche” a ritmo de cumbia; “Despierta mujer” maneja también una inclinación feminista; y sucede lo mismo con “Piernas”, que celebra lo que algunos pueden ver como imperfecciones físicas.

Este grupo colombiano fue uno de los más fuertes del movimiento de Rock en Español.

Este grupo colombiano fue uno de los más fuertes del movimiento de Rock en Español.

(Agencia Reforma)

“Es un disco que suena moderno, con una propuesta sónica muy actual, pero que tiene también kilometraje, porque los autores somos los mismos [de las obras anteriores], y mantenemos nuestras luchas y nuestras posiciones conceptuales”, afirmó Echeverri.

La canción “Dúo” es una suerte de recuento de la carrera del grupo y, sobre todo, de la relación entre Echeverri y Buitrago, que llegaron a conformar en algún momento temprano una pareja sentimental, aunque ella está casada desde hace varios años con el historiador colombiano José Manuel Jaramillo y tiene dos hijos como producto de esa relación, Milagros y Jacinto Andrés.

“Ese era un demo que había por ahí, y que surgió probablemente en el 2014, cuando participamos en la edición número de Rock al Parque e hicimos un libro llamado ‘Con el corazón en la mano’, lo que nos llevó a recordar muchas cosas y revisar muchas fotografías”, recordó la cantante, en alusión a un reconocido festival colombiano y a una publicación dedicada a la carrera del combo. “Creo que tiene un poco de Corín Tellado”.

Urbanos y peloteros

Curiosamente, el tener una familia propia la ha llevado probablemente a ser más tolerante con dos disciplinas que no son de su devoción: el reggaetón y el futbol.

“Tengo un hijo de nueve años y me siento a oír radio con él; eso me ha llevado a escuchar cosas horribles y otras más suaves, incluso positivas”, reconoció. “No es mi género predilecto, definitivamente, pero no puedo tomar una posición de rechazo como la que se produce en todas las generaciones cuando sale un ritmo nuevo”.

“Ha pasado algo semejante con lo otro, porque mi hijo es ‘refutbolero’; me calmo y me siento a ratos a compartir con él, aunque es un deporte que me aburre”, prosiguió. “Haré lo mismo durante el Mundial; pero no tanto”.

Finalmente, Echeverri no tiene muchas esperanzas de ver en el poder a Gustavo Petro, el candidato presidencial izquierdista que apoyó de manera pública durante la reciente campaña política y que irá a la segunda vuelta del 17 de junio, pero que no cuenta con el respaldo de Iván Duque, la opción de la derecha.

“Gane quien gane, es importante que la izquierda se fortalezca; el resultado de las votaciones [en la primera vuelta] demostró que casi la mitad del país está interesada en otras opciones, y eso de por sí ya es sano”, concluyó.


Anuncio