Espectáculos Música

Ana Bárbara se acerca a los ‘millenials’ sin perder su esencia ni negarse al amor

Pese a que su presencia en la esfera pública no ha sido precisamente constante en los últimos tiempos, Ana Bárbara atraviesa actualmente un gran momento, y se lo debe básicamente a un tema musical.

Se trata de “Solos”, un dúo con Christian Nodal que fue lanzado a inicios de noviembre y que, a tres semanas de su publicación, tenía más de 4 millones de reproducciones en YouTube en su versión de videoclip, lo que nos llevó a preguntarle a la cantante mexicana lo que se sentía alcanzar esas cifras en momentos en los que números así parecen reservados para los representantes del reggaetón.

“Bueno, yo grabé un reggaetón hace como 11 años; se llamaba ‘Rompiendo cadenas’ y era de mi autoría”, nos recordó. “Pero sí, ahora es más complicado, aunque, de todos modos, [una balada de esta clase] hace falta de vez en cuando. Yo hago ejercicio con música urbana, pero a veces busco un poco de paz; y esta canción es como un oasis para quienes sentimos el amor y el dolor, porque a veces ese también se saborea, como lo dice José José”.

Sea como sea, el ‘perreo’ viene acaparando la atención con una intensidad inusual, lo que ha afectado sin duda alguna la difusión y las ventas del género regional mexicano que ella practica. “El sol sale para todos”, retomó nuestra entrevistada. “Esas canciones pegan por una necesidad psicológica, porque la gente tiene necesidad de bailar, de evadir; pero también hay gente a la que gusta disfrutar de otros sentimientos. De otro modo, [el video] no tendría esos cuatro millones”.

Ana Bárbara es consciente de que el éxito de “Solos” se encuentra también relacionado a la presencia de Nodal, la nueva sensación del regional. “Claro; si él ni estuviera, [el video] tendría 3 millones 999 mil de visita”, dijo, para soltar luego una risa. “Christian es un poco mayor que mi hijo mayor, por lo que sé lo que son los ‘millenials’, la onda que traen a nivel cibernético, que es muy diferente a la que tiene una generación como la mía”.

Nodal tiene 19 años y Ana Bárbara 47, pero no han faltado en la prensa de chismes insinuaciones sobre un romance por el simple hecho de que hayan grabado juntos. “Esas cosas las tomo de quien viene”, nos respondió la cantante cuando le tocamos el tema. “La mamá de Christian es una persona divina que también es artista y que cantaba mis canciones desde ‘chavita’; de ahí viene la conexión, no de un plano romántico, y por eso habrá aventurados que dicen otra cosa, cuando lo que ha pasado es que he estado presente en la historia de esa familia con mi música”.

Además, como lo reveló en el programa de “El Gordo y la Flaca”, ella tiene novio. “Sí, lo tengo desde hace varios años, y estamos muy bien”, afirmó. “Es por eso que traigo esta sonrisota; no es porque un payaso me haya contado un chiste”.

Lo que no tiene es un álbum propiamente dicho desde el 2014, aunque “Solos” es un anticipo de la placa que vendrá. “Sí, es el anuncio de la llegada de un disco muy bonito pero muy complicado, porque va ser de duetos”, detalló. “Cuando algo así se encuentra listo, multiplica la satisfacción; pero no es fácil encontrar artistas emblemáticos con horarios que se ajusten a los tuyos [para hacer las grabaciones]”.

Ana Bárbara ha tomado riesgos que podrían presagiar de algún modo los movimientos de reivindicación femenina que se viven actualmente, como el proceso de inseminación artificial que la llevó a tener un hijo (Jerónimo) cuyo padre biológico fue el también cantante Reyli, como ella misma lo reveló.

¿Será que todo lo que está pasando ahora le da la razón? “El universo, o en quien crean, te da una vida para vivirla como mejor te parezca”, explicó. “No todo lo que me ha pasado ha sido positivo, pero el resultado de mis decisiones es que me encuentro feliz, por lo que agradezco los retos que se me pusieron por delante. Estoy en un momento de equilibrio que me permite no desesperarme con este mundo tremendo en el que estamos”.

Como ella misma mostró tener una visión espiritual más amplia que de la quienes manejan únicamente el concepto de ‘Dios’, le preguntamos en qué cree dentro del plano espiritual. “Es algo que no te puedo explicar porque no quiero vulnerar las creencias de los demás”, nos respondió inicialmente, aunque luego se animó a decir más.

“Creo que hay un ser supremo, una energía, una fuerza más grande que la mía que me permite ser más centrada en las decisiones que tengo que tomar”, prosiguió. “Existen unas reglas universales que me gusta cuidar, como respetar al prójimo, a los animales y a la Naturaleza; creo que quizás hay muchos dioses”.

View this post on Instagram

😘

A post shared by Ana Bárbara (@anabarbaramusic) on

Por ese lado, no se siente nada complacida ante las actitudes negativas que ha demostrado Donald Trump ante los inmigrantes y las mujeres. “Todo te afecta; hay una energía que se siente cuando alguien es misógino, y no es agradable ver a un presidente o a cualquier autoridad que no respeta la vulnerabilidad del prójimo”, aseguró. “Las mujeres y los hombres no somos iguales, pero nosotras somos el ombligo del universo y merecemos respeto”.

Recientemente, Ana Bárbara desató entusiasmo en las redes sociales por la publicación de unas fotos que la mostraban enfundada en un provocativo ‘short’ y que dieron cuenta de lo bien que se mantiene. “Yo me visto como me siento. A veces amanezco con ganas de short y me lo pongo; pero veces dices ‘tengo el feo subido’, y te sientes como La Chimultrufia”, afirmó. “Estoy muy contenta, porque actualmente son más los días que me siento bien que los que me siento de la ching…”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
59°