Anuncio
Share

A.B. Quintanilla es encarcelado por no cumplir con pagos de manutención

Aunque no salió esposado de la corte, A.B. Quintanilla fue enviado a prisión por la jueza a cargo de su caso.

Aunque no salió esposado de la corte, A.B. Quintanilla fue enviado a prisión por la jueza a cargo de su caso.

(Cortesía)

Hace unos días, se dio a conocer de manera amplia un llamativo informe visual de la policía del Condado de Nueces, en Texas, donde el rostro y el nombre de A.B. Quintanilla, hermano de la desaparecida Selena y exlíder de Kumbia Kings, aparecían claramente como pertenecientes a uno de los prófugos de la ley más buscados en el mes de agosto.

El productor y músico se mantuvo inicialmente en silencio, pero no tardó mucho en responder a través de un comunicado en el que afirmaba que todo era un malentendido del que se estaban aprovechando ciertas personas y que, sorprendentemente, incluía ciertas amenazas veladas, como si él mismo no se diera cuenta de la gravedad de la situación en la que se encontraba.

Lo cierto es que, el día de hoy, resulta claro para este hombre que no se iba a librar tan fácilmente de las acusaciones, porque si bien compareció voluntariamente frente a un tribunal en horas de la mañana, salió de este escoltado por los alguaciles y con destino a una prisión federal, como lo determinó la jueza Missy Medary con el supuesto fin de que “esté allí sentado y piense en dos cosas: su responsabilidad como padre y los derechos de su hijo”.

Como lo muestran las imágenes transmitidas por el canal 6 de Corpus Christi, Quintanilla acudió a la cita con su abogado y no dijo palabra alguna al escuchar la sentencia, a diferencia de lo que hizo con sus reacciones anteriores. Este caso se relaciona al hijo (ahora de 18 años) que tuvo con una mujer llamada Summer Clay, a la que le debe aparentemente más de 130 mil dólares. Finalmente, la cumbia se puso seria.


Anuncio