Anuncio

Maluma conquista ahora México

El popular cantante a su paso por un importante auditorio del DF.

El popular cantante a su paso por un importante auditorio del DF.

(Agencia Reforma)

Maluma es “baby”, “hermoso”, “sabroso”, “guapo” y más.

Es el efecto que genera el colombiano entre la gente, y más si lo tienen enfrente, como sucedió anoche en la Arena Ciudad de México.

No importó que iniciara el show casi una hora después: en cuanto apareció, se convirtió en la sensación.

Eran las 21:57 horas cuando salió a escena y no escatimó en detalles: al ritmo de “23" llegaron bailarinas, pirotecnia y confeti.

Eso, sin contar la escenografía en 360 grados con pantallas de leds, plataformas en las cuatro esquinas para sus músicos y coristas y una estructura en forma de pirámide invertida en lo alto.

Desde el primer instante, los 20 mil fans, cifra según promotores, evidenciaron lo eufóricos que estaban por ver al artista. Los gritos eran constantes y abrumadores.

Ellas le lanzaron piropos. Ellos, también. Niños, jóvenes y adultos, en su mayoría del sexo femenino, cantaron y bailaron sin parar.

El público se emocionó con “Corazón”, “Sin Contrato” y “Desde Esa Noche”, pero la ovación más ensordecedora llegó cada vez que el originario de Medellín bailaba sensualmente. Derrochaba sex appeal.

“Esta noche es muy especial para mí porque es el último concierto de 2017 y el 105 del año”, expresó, luego de casi derramar lágrimas ante los aplausos.

Y con todo y “La Bicicleta”, llegó Carlos Vives para cantar con su paisano y compañero en La Voz... México. El dueto repitió en “El Rey” acompañado de mariachi y el coro retumbó en el recinto de Azcapotzalco.

Y con Pipe Bueno cantó “Te Hubieras Ido Antes” y “Acá Entre Nos”, con la que cerró la ronda de música vernácula.

Durante su sesión acústica, Maluma pidió a la gente prender la luz de sus teléfonos para acompañarlo durante “Vuelo Hacia el Olvido”, tema que dedicó a las víctimas de los terremotos del 7 y 19 de septiembre.

“Con esta luz les estamos dando miles y miles de esperanzas. Como ustedes mismos dicen, ¡México se levanta, cabrones!”, expresó.

La aparición de Yandel no fue menos exitosa entre la gente, que llegó a bailar sobre las butacas. Juntos cantaron temas como “El Perdedor” y “Mía”.

En su repertorio, que se extendió hasta casi dos horas, no faltaron “Borro Cassette”, “Chantaje” y “Carnaval”, que entonó con sus pupilos del reality, los finalistas Irlanda y Ryan.

La euforia aún se sentía cuando Maluma hizo una pausa antes del encore. Para el final reservó “Felices los 4", que convirtió en una fiesta. Y cerró a las 23:50 horas con “Cuatro Babys”, que, pese a ser tachada de misógina, volvió loco al público.

TABLA

3 músicos lo acompañaron

16 bailarinas en escena

22 canciones interpretó


Anuncio