Anuncio

La Original Banda El Limón muestra posición frente a la actitud de Trump

La Original Banda El Limón

La Original Banda El Limón

(Agencia Reforma)

Con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, país en el que tiene mucho trabajo, La Original Banda El Limón no se precipita ni se desanima.

Pese a las políticas migratorias que el nuevo mandatario podría implementar, la agrupación prefiere no ponerse en un plan de lucha cuando aún no hay una batalla declarada.

“Lo que creemos es que tenemos que esperar a que las cosas sucedan, no podemos estar pensando en cómo vamos a atacar si ni siquiera sabemos qué viene”, compartió en entrevista el clarinetista Juan Barboza.

La Original Banda El Limón

La Original Banda El Limón

(Agencia Reforma)

La banda tiene fe en que las cosas saldrán avante y su plan de trabajo no se verá afectado de ninguna manera.

“Si nos dejáramos influenciar ya estaríamos pensando que todas nuestras presentaciones se acabaron en Estados Unidos o que estamos por renovar nuestras visas de trabajo y no nos las van a dar.

“Pero no puedes estar pensando en negativo porque hay una ley de atracción y sí funciona. Lo negativo llega más rápido que lo positivo. Es mejor siempre estar enfocado en lo bueno”, agregó el músico.

La situación política, económica y social de México y el mundo no desanima a La Original, es más auguran un próspero 2017.

Y más porque inician con el pie derecho al presentarse por primera vez como artista principal en el Auditorio Nacional, un show que prometen la gente disfrutará como un delicioso helado.

"(El show) sabe a limón. Es un sabor que pinta bien, se ve bien y queremos que sepa así. Ya después de la presentación uno podrá decir cómo le supo, pero queremos que la gente quiera ese sabor y que vayan a probarlo”, expresó el vocalista Lorenzo Méndez.

En entrevista, antes de acudir con Gente a la gelateria El Milacro, el grupo reconoció que su debut en el Coloso de Reforma se da en el momento y tiempo perfecto para celebrar sus 52 años.

Y están listos para echar la casa por la ventana el próximo 4 de marzo, pues un show en ese recinto implica un mayor esfuerzo porque al interior no tan fácilmente se puede bailar y tampoco se permite el consumo de bebidas alcohólicas.

“Todo eso te conlleva una responsabilidad como artista, pues tienes que darle a la gente no solamente calidad auditiva sino visual, un espectáculo para que en esas dos horas o dos horas y media pueda estar sentada en su butaca y disfrutar el evento”, dijo Barboza.

Aunque admiten que aún no asimilan por completo que se sumarán a la gran lista de artistas que se han presentado en el Auditorio Nacional.
“Te gana la emoción y el sentimiento porque no deja de ser algo nuevo. De pronto, aunque el público en cualquier escenario se maneja de manera similar, el Auditorio tiene cierta magia, te envuelve algo muy padre.

“Sabes que ahí se han presentado artistas de talla mundial y han hecho grandes cosas, pero como agrupación dices: ‘También tengo que hacerlo, tengo que dejar ahí algo”, compartió el vocalista Gerardo Sánchez.

ASÍ LO DIJO
“Tenemos que esperarnos a que vengan las cosas (con Donald Trump) para saber cómo vamos a actuar. Se crea un remolino y ya uno está pensando en lo peor”.
Juan Barboza,
clarinetista


Anuncio