Anuncio
Share
Música

Así vivimos el explosivo y atrevido '¡Cumpleaños de Jennifer López!’ en el Forum de Los Ángeles

Cuando algunas personas de su equipo se enteraron de que Jennifer López pretendía celebrar sus 50 años edad con un tour, muchas de ellas le preguntaron: “¿Por qué haces esto? Ahora todo el mundo estará diciéndo que tienes 50”.

Más allá de sentirse intimidada por el comentario, la “Chica de El Bronx” les respondió que si bien es cierto que tiene 50 años, la realidad es que “me siento que tengo 28”, según publicó Los Angeles Times. Y la verdad, no solamente ella lo siente, su público así lo comparte y lo piensa, pues muchas quisieran verse así de guapa y jovial como luce JLo en esta etapa de su vida.

La gira “It’s My Party’ es precisamente la excusa perfecta para demostrarse y demostrarle a los críticos del mundo entero que luego de cinco décadas de vida, que por cierto lo celebra en realidad el proximo 24 de julio, son el resultado de una vida llena de retos cumplidos que hoy se traducen en una éxitosa carrera y en una vida tal y como ella la ha querido vivir y que a diario comparte con sus 94.6 millones de seguidores en Instagram, sus 43.6 millones en Twitter y los 41.4 millones que también la siguen en Facebook. Nada mal para una mujer de 50 que al parecer no tiene competencia en un mismo ring y que viene de concluir el año pasado, tres años de residencia en Las Vegas de su impresionante show "All I Have".

Y si te sorprende encontrar a una mujer latina en el mundo del espectáculo burlándose de la racha de la industria, no estás solo. Miles saben que Jennifer López todavía tiene mucho qué ofrecer y eso lo pudimos ver totalmente de cerca en la primera noche de su explosiva presentación en El Forum de Inglewood en la noche de este viernes y que este sábado repite en la misma arena con otro “Sold Out”.

Es curioso verla mencionar en un video acerca del concierto en el que se ve a una entonces JLo que predice que quizás estará “en una silla de ruedas en ese momento de su vida”. "Y no lo estoy. Eso es para celebrarse. Solo porque sabes mi edad real, no importa”. Y sí, no se equivoca y sus fans de todas las edades que la admiran lo saben, la industria lo sabe, las marcas también y sus cuentas de banco mucho más.

Esta producción liderada por Livenation cuenta precisamente con una inversion millonaria, pero no sólo lo aprecias en la espectacularidad de su escenario. Antes de entrar al recinto, la maquinaria que maneja toda la marca y concepto se nota desde que llegas. Innumerables productos alrededor de este proyecto los ves a la disposición de sus fans. Desde juegos interactivos, stands de fotografías, ropa y accesorios, además de espacios que buscan la interacción con su ídolo, como el mural con la imagen de JLo donde cada quien le escribe un mensaje y la felicita por su cumpleaños, eso sin contar aquellos que tienen el privilegio de asistir a su “after party” al finalizar la fiesta con pastel, confetti y globos.

El ambiente es de fiesta, desde que pisas el recinto, donde ya suena el DJ y los bailarines de salsa y hip hop ya toman la pista en forma de T y van arrancando aplausos a los presentes que esperan con impaciencia a su estrella.

La escenografía es totalmente digital con puertas mecánicas, plataformas que suben y bajan. Un juego de luces LED que se elevan de acuerdo a la ocasión, una pantalla central enorme y otras laterales que se convierten en el complementp perfecto para mantener entretenida a la audiencia antes de la llegada de la estrella boricua. A las 8:49 p.m. el DJ se baja de su trono para darle la bienvenida al cuerpo de baile que supera la decena de esculturales chicas y fornidos caballeros. El champagne se pasea por el escenario y desde lo alto desciende la estrella sentada en un anillo de brillantes ante el aplauso y ovación de los miles de invitados a la fiesta, incluidas las co-estrellas de la cinta “Hustlers”, Constance Wu, Tiffany Haddish, Fergie, Laverne Cox, así como las celebridades Zoe Saldaña, Ryan Garcia, Roselyn Sánchez y DJ Cassidy, quienes al igual que los fans disfrutan de una actuación en vivo de 2 horas con una alta dosis de energía, algunos números de danza de vuelo de World of Dance y Swing Latino, un impresionante y variado cambio de vestuario, que luego del número 8 perdí la cuenta, además de láseres de alta tecnología, pirotecnia y fuegos artificiales que celebran la carrera de los 20 años de JLo en el mundo del entretenimiento.

¡It’s Party Time!

Vestida con un atuendo color pastel de grandes encajes y debajo un traje plateado e incrustaciones ceñido al cuerpo que cubre una sola pierna y deja al descubierto la otra y medio glúteo, Jennifer pone de pie a la audiencia.

Instrumentos de viento y platillos en las manos de sus bailarinas que posan frente a la enorme pantalla que refleja un enorme carrusel, abren el espectáculo de Jlo al ritmo de “Medicine”, pero sin la participación de French Montana y luego la mezcla con su mega éxito “Love Don't Cost a Thing”. Así la fiesta había comenzado.

“It’s my birthday” fueron las primeras palabras de Jlo frente a su público, quienes la ovacionaron en todo momento. Pero a pesar de ser su cumpleaños y de esperar regalos, ella prefirió ofrecer los a la audiencia. “Y hoy tendremos un afortunado”, dijo. “¿Quién cumple años hoy?”, preguntó entre la audiencia, desde donde surgió un flamante afortunado a quien sentó en el centro del escenario con las manos atadas, mientras dos de sus bailarinas, vestidas con diminutos trajes con estampados de leopardo, comenzaron a tocarlo y bailarle ritmos eróticos. Lo que nunca imaginó es que al bajarse las luces, una de ellas sería sustituida por la misma Jennifer. “Steve, el afortunado”, se quería morir de la emoción.

Así fueron cayendo cada uno de los éxitos musicales de Jennifer como “I’m real”, ‘Waiting for Tonight”, “Get right” y su emblemático “Jenni From The Block”, en el que mostró imágenes del icónico Tren 6 del Metro de Nueva York y el Puente de Brooklyn.

Por supuesto, no pudo faltar la interpretación del tema “Dinero”, cuya versión original la canta con DJ Khaled, pero esa anoche él no hizo falta. Un escenario bañado de luces y efectos dorados, además de confetti del mismo tono, bañaron a la audiencia, mientras Jennifer y sus bailarinas repartían billetes de 100 dólares entre el público. La emoción de los que lo recibieron como lluvia, de pronto se apagó cuando se dieron cuenta de que eran billetes de juguete entre la oscuridad. Yo fui uno de los que me había embosillado unos cuantos.

Uno de los momentos emotivos llegó cuando Jennifer subió al escenario a su hija Emme, quien la acompañó al final de una de sus interpretaciones. Su emoción fue tan grande, que la cantante abrazó con fuerza a su hija al culminar su participación y los aplausos de los miles de fans.

En toda fiesta hay pastel y en el cumpleaños de JLo no sería la excepción. Uno enorme se pudo ver en la pantalla gigante y otro en forma de plataforma emergió en el escenario, desde el cual JLo y sus bailarines derrocharon sensualidad para el preámbulo de "Let's Get Loud". "Ya sabes, échale candela", dijo la boricua durante su interpretación, mientras cientos de globos dorados también descendían desde las alturas y se paseaban sobre las cabezas de los presentes.

“El anillo”, el famoso tema que mucho creen que se lo dedica a su actual pareja, el ex beisbolista Álex Rodríguez, también tuvo su momento especial al lado de sus esculturales bailarinas.

Y cuando pensábamos que ya habíamos visto todo en cuanto a vestuarios provocativos, Jennifer comenzó a revolcarse en un sofa y se quitó el diminuto traje frente a la audiencia, dejándose ver con uno mucho más diminuto y dejando con la boca abierta a los caballeros.

El Dj también pudo hacer lo suyo entre temas y aprovechaba para poner a bailar a la audiencia al ritmo del género urbano con temas como “Mi gente”, de J Balvin; “Con Calma”, de Daddy Yankee y “Te boté”, de Ozuna.

Pero la sorpresa fue escuchar a Jennifer cantándo ese mismo éxito del ”Negrito de los ojos claros” en el escenario. Con “Te boté”, la tarima se vistió de azul y JLo también. La verdad que para ese entonces, no sabía ya cuántas veces se había cambiado de vestuario, lo que sí estaba seguro es que cada uno superaba al anterior en originalidad.

El trap también se hizo presente con “Te gusté”, el sencillo que JLo popularizó con su compatriota Bad Bunny, el mismo que en Youtube supera los 87 millones de vistas y que fue lanzado en noviembre de 2018.

Su sangre caribeña también la puso a bailar salsa con sus bailarines. Acrobacias, movimientos bruscos de cadera y su infaltable “twerking” en la interpretación de “Booty”, fueron otros de los momentos más aplaudidos de la noche.

El cierre llegó con la interpretación de “On the Floor”, y “Let’s get Loud” en medio de gritos ensordecedores, más confetti y muchos más globos. Para ese momento, llegó el ultimo cambio de vestuario de la noche, en el que Jennifer vistió una bata negra con blanco para despedirse hasta “otra oportunidad guys”, dijo.

“It's My Party Tour” continuará la noche del sábado 8 de junio en el Forum y luego en 25 ciudades de América del Norte, incluidas las paradas en la ciudad de Nueva York, Atlanta, Dallas, Toronto y el magistral cierre en la ciudad de Miami.


Anuncio