Anuncio
Share
Música

FOTOS Y VIDEOS. Así arranca ‘La Guzmán Tour’ en Los Ángeles con Alejandra y su papá sorprendiendo en el escenario del Microsoft

Luego de estrenar su álbum al lado de Gloria Trevi en 2017, “Versus“ y recorrer plazas internacionales con un tour del mismo nombre, el lanzamiento de su más reciente sencillo “Cariñito Corazón“ y su increíble participación como coach en la primera edición de La Voz US, Alejandra Guzmán está de regreso en los escenarios.

Con su gira “La Guzmán Tour”, la “Reina del Rock” en español arrancó su serie de conciertos por Estados Unidos en la ciudad de Los Ángeles por todo lo alto y con un condensado show que duró casi hora y media, dejando a los fans con deseos de ver y oír mucho más de su ídolo.

La cita que la unió con sus fans en el escenario del Microsoft Theater se vivió la noche de este viernes, donde miles llegaron para aplaudirla y conocer de cerca a su nueva corista que se la “robó” de La Voz. “Tú te vienes conmigo”, confesó Ale en pleno escenario, donde se encontraba muy bien acompañada de sus siete músicos, sus tres coristas y más tarde con su padre Enrique Guzmán, quien la noche anterior había ofrecido, en esa misma plaza, un concierto junto a sus amigos Angélica María, César Costa y Alberto Vazquez.

Alejandra no hizo esperar mucho a sus fans y salió a la escena a las 8:38pm vestida de negro con un traje vintaje de vuelo alto, botas de tela por encima de las rodillas y extensiones en el cabello. “Mírame a los ojos ¿Estan listos para un viaje a rocanrolear?”, se escucho antes de encender la mecha con “Lipstick” y dejando entrever a unos enormes labios rojos en la pantalla.

”Esta noche es mágica”, dijo la cantante mexicana de 51 años de edad, cuyo verdadero nombre es Gabriella Alejandra Guzmán Pinal, pero que todos conocen como “La Guzmán”.

El repertorio continuó con “Dime de verdad” antes de darle la bienvenida a sus fieles seguidores que esta vez llegaban en parejas y en grupos de mujeres de apariencia fuerte e independientes, como siempre ha sido La Guzmán.

”Bienvenidos, no nos veíamos desde hace dos años”, dijo la cantante, cuyo último concierto en esta ciudad había sido en el Staples Center junto a La Trevi.

”Y estamos de regreso y sana. Estamos estrenando este show, disfrutenlo por favor”, agregó la artista que en los últimos días ha estado en el ojo del huracán por las fuertes declaraciones que ofreció en las redes sociales su hija Frida Sofía en el Día de las Madres, acerca de la clase de mamá que ha sido la que le tocó.

Sin embargo, esa noche del viernes Alejandra no tocó el tema, aunque en un momento dijo que “todos cometemos errores o nos equivocamos”, pudo haberse referido a eso, aunque no estamos seguros.

Más tarde, se descubrió los hombros y con un par de abanicos negros se dejó acompañar de sus coristas Sandy y Dunia para darle voz a “Ven”.

La primera “corta venas” de la noche llegó con “Mi peor error” y aceleró la tonada con “Eres bello”, poniéndo a cantar así a todas con sonoros coros, al igual como lo hizo con “Un dia de suerte”.

Luego, con guitarra en mano y luciéndo ahora una chaqueta de brillantes y encajes, estrenó su primer sencillo “Cariñito Corazón” que grabó a ritmo de cumbia con Pipo Rodríguez, el ex vocalista de Los Ángeles Azules, pero ante su ausencia lo hizo junto a Roger, su corista de origen costarricense. “Pinche Pipo”, dijo con gracia Alejandra por no contar esa noche con el intérprete que no llegó.

Con “Mala Hierba” elevó más la temperatura y luego con sillas en el escenario, muy al estilo Cabaret, Ale dió el preambulo para entonar uno de sus grandes clásicos, “Eternamente Bella”.

Tras una breve pausa, Ale regresó esta vez vestida de encajes en tono blanco que cambiaban de tono de acuerdo a las luces que bañaban su vaporoso diseño. Así puso a cantar a sus fans en los coros temas en poupurrí como “llama por favor” y “Volverte a amar”.

Después pisó el escenario muy atrevida, con un traje de piel en tono vino tinto, totalmente descubierto por detrás y dejando ver sus dos encantos traseros que tanto problemas le ha dado a su salud.

Hey Güera”, llegó con su potente voz y una tremenda y llamativa trenda rojiza.

”Está peligroso mi outfit”, mi papa me dijo “te ves bien”, comentó mientras se arreglaba el escote y se subía las tiras de su ropa interior que se le bajaba con sus provocativos movimientos. “Espera, espera, dejame arreglarme, no se vaya a salir algo”, dijo entre bromas la cantante mexicana.

Más tarde ya con la adrenalina a mil y luego de entonar "Hacer el amor con otro", dijo que “Gracias a él yo estoy aqui” e invitó al escenario a su padre liego de su interpretación de “El rock de la prision” para dejarse acompañar de su progenitor Enrique Guzmán y juntos darle voz a legendario tema “La plaga”. Enrique Guzmán, quien ha vivido de sus grandes éxitos y La Plaga, tema que se grabó hace 60 años, lo ha mantenido en el referente popular.

Su último disco de estudio que presentó fue en 1982 bajo el título “Con y por amor”, con una tibia recepción entre sus seguidores, pero ahora en el 2019 vuelve a estrenar material titulado “Se habla español”, realizado a duetos con figuras como Paul Anka, Emmanuel, Cristian Castro, Angélica María, Shaila Dúrcal, Miguel Ríos, entre otros más.

El encuentro con su hija Alejandra en el escenario del Microsoft de Los Ángeles resultó muy acertado, sorpresivo y el público de ambas generaciones que estaba presente, los recibió y despidió con algarabía. Lástima que esa fue la última interpretación de la noche, con una Alejandra que no se despidió de su público cuando más emocionado se encontraba. Simplemente se encendieron las luces y no dió no tiempo ni de pedir “otra”.

Ya será para “otra” ocasión señores.


Anuncio