Leiva recuperó "la ilusión" con la que empezó en la música tras dejar Pereza

EFE

Tras disolverse la banda de rock Pereza en 2011, Leiva atravesó un proceso "duro" que le permitió recuperar "las ilusiones" con las que empezó en el mundo de la música y que ahora lo llevan a lanzar su cuarto álbum en solitario: "Nuclear".

"El tránsito fue duro y volví a recuperar las ilusiones por las que empecé en la música", cuenta en entrevista con Efe el cantante madrileño, quien recuerda que el éxito de Pereza fue tan desmedido que comenzó a "mecanizar lo que hacía".

La diferencia "más grande" que notó al impulsar su carrera en solitario fue que con Pereza se acostumbró a llenar auditorios de 15.000 y 20.000 personas, mientras que a su primer concierto individual, celebrado en Burgos, asistieron 350 personas.

Con Pereza, célebre banda fundada en 2001, estaba metido en "una vorágine en la que todo nos salía", mientras que posteriormente congregar a 400 personas ya suponía un "éxito".

"Todo fue un aprendizaje alucinante. En Pereza tocábamos para deleitar al público, mientras que luego tuve que volver a tocar para convencer al público", relata Leiva, o más bien José Miguel Conejo (Madrid, 1980).

El cantante se encuentra en México, donde el 11 de octubre protagonizará un concierto en el auditorio Plaza Condesa de la capital mexicana, para presentar "Nuclear", el álbum "más clásico" de su carrera, grabado con "banda en directo".

Este disco de 12 canciones lo compuso durante los desplazamientos de la gira de "Monstruos" (2016), su álbum anterior. "Si alguien supiera la cantidad de horas que pasas en una furgoneta cuando estás de gira, le sorprendería", asegura entre risas.

A diferencia de su anterior disco, en "Nuclear" Leiva decidió "quitar elementos" como los metales que lo acompañaban en trabajos previos. "Hemos dejado las canciones del disco en la mínima expresión, sin maquillajes", explica en un bar de Ciudad de México.

"En vez de usar cosas y ver qué podemos añadir, la política ha sido ver qué podemos quitar", algo que ha permitido a Leiva dejar de ser tan "perfeccionista", una peculiaridad suya de la que no se siente "nada orgulloso".

Y no se esconde a la hora de afirmar rotundo que "si eso no gusta, no pasa nada porque a mí me gusta".

De hecho, con "Nuclear" se ha sacudido de encima la obligación que tienen los artistas de "competir" con su disco anterior, de modo que ha podido componer el álbum que quería sin la presión de tener que "estar a la altura de lo que el público espera".

Esto fue así hasta tal punto que no comunicó a su productora que estaba trabajando en este álbum hasta que lo tuvo listo.

El resultado es "un disco conceptual" que habla de todas las cosas que nos faltan y que buscamos en los demás", algo que según Leiva "no suele salir bien".

"Nuclear era ir al centro de las cosas, el músculo donde salen las cosas, las reflexiones y las canciones" y, por eso, la imagen de la portada del disco es un corazón en el que "cada lámina es una canción".

Con su cuarto álbum, Leiva se desnuda más que nunca, puesto que el disco incluye las grabaciones de las canciones que hizo con su teléfono antes de llevarlas al estudio.

Así puede "mostrar al público todo el proceso desde que una canción empieza hasta que termina".

"Me parecía bonito editar el primer disco grabado en un teléfono móvil", añade el artista, que ahora regresa a México porque aquí "están ocurriendo cosas" musicalmente.

El cantante ya había actuado en el Plaza Condesa de Ciudad de México, pero fue en noviembre de 2017, dos meses después del terremoto que azotó la capital causando centenares de muertos.

"La energía entonces estaba complicada y me quería sacar esta espina y volver a hacer un Plaza Condesa con otra vibra", relata.

De hecho, el toque mexicano no falta en "Nuclear", dado que en la canción "Godzilla" colaboran dos de sus íntimos amigos, el español Enrique Bunbury, prácticamente un ídolo en este país, y la mexicana Ximena Sariñana.

"Me parecía muy bonito que dos voces tan genuinas convivieran juntas en una canción", concluye.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
76°