Austin City Limits enciende su música y sus ritmos ante una audiencia masiva

EFE

El mítico miembro de The Beatles, Paul McCartney, y la electrónica de Odesza lideran el cartel de apertura hoy de la decimoséptima edición del Austin City Limits (ACL), un festival que durante dos fines de semana atrae a medio millón de personas a la capital texana.

Entre los más de cien artistas que actuarán en los escenarios de Zilker Park, uno de los lugares emblemáticos de Austin, destaca la presencia de Metallica y Artic Monkeys, junto a figuras urbanas como Travis Scott , Justice o Lil Wayne.

Fiel a su estilo plural, el evento reúne, del 5 al 7 y del 12 al 14 de octubre, a las principales figuras de todos los estilos musicales posibles, desde el pop o el rap, pasando por el rock e incluso el sonido tradicional texano, el country, con el cantante local Charley Crockett.

Así pues, para dar cabida a todos ellos, algunos conciertos estarán disponibles solo en una de las fechas, a excepción de los cabezas de cartel que actuarán ambos fines de semana.

Además, los conciertos se podrán seguir en directo a través de la plataforma "RedBull TV", una práctica habitual en grandes festivales, para que los espectadores que no puedan acudir a la conocida como capital del mundo de la música en vivo tengan la oportunidad de seguir los espectáculos.

A pesar del extenso elenco de artistas, ACL confirmó el pasado 27 de septiembre la baja de una de sus estrellas, Childish Gambino , nombre artístico del cantante, actor y compositor Donald Glover, que sufre "una lesión en el pie" que le ha obligado a posponer varias citas de su gira.

Otros nombres destacados son Camila Cabello, The National, Shawn Mendes, Hozier, Khalid, St. Vincent o la banda californiana de rock experimental Deftones, creada en 1988 y considerada pioneras del género "nu metal".

La espíritu latino estará representado por el rapero de Puerto Rico, Residente, que acudirá a la cita con un nuevo género inspirado en las ideas del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, y de la teórica del feminismo, Judith Butler, para eliminar los roles de género en la música.

En contraposición al veterano artista boricua, el grupo local de origen hispano Superfónicos hará su debut en el festival durante el segundo fin de semana, con una animada propuesta que mezcla ritmos de Colombia, África y Estados Unidos.

Austin City Limits toma su denominación del programa musical más longevo de la televisión nacional, que nació en 1974 y que, tras emitir conciertos de varios mitos de la industria, se convirtió en festival en 2002.

Desde entonces, su expansión internacional le otorgó un papel destacado en la escena musical norteamericana y obligó en 2013 a los responsables a extender sus fechas a dos fines de semana ante la avalancha de público.

En la edición del 2017, según estimaciones de la organización, se dieron cita unos 450.000 asistentes en total, unas 75.000 personas por día, con un impacto económico para la ciudad de Austin de 255 millones de dólares.

La firma local Angelou Economics establece que el evento ha generado, desde 2006, 1.700 millones de dólares, con la creación de al menos 18.511 empleos.

Asimismo, desde hace 12 años, la organización destina parte del dinero de las entradas para la Austin Parks Foundation, un grupo que se encarga del mantenimiento del parque donde se realizan los conciertos.

Los responsables aseguran que el público contribuye, en base a sus registros, con más de 30 millones de dólares para evitar el deterioro de Zilker Park y favorecer la labores de mantenimiento en este espacio verde.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°