Dudamel brinda por el arte que no tiene "fronteras" en centenario de LA Phil

EFE

Por una música y un arte que no tienen "fronteras" brindó anoche el director venezolano Gustavo Dudamel en el concierto especial que dio comienzo a la nueva temporada y a los actos de celebración por los cien años de la Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil).

El maestro borró fronteras artísticas y estilísticas en un recital en el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles que rindió tributo a la ecléctica historia y cultura musical de California y que contó con invitados estrella como el cantante de Coldplay, Chris Martin.

"La gente piensa a veces: '?Qué es la música clásica? ?Qué es el rock? ?Qué es el pop? ?Qué es lo que sea?' Pero la música es solo una", dijo Dudamel a los espectadores al terminar el programa de la velada.

"Y este es el modo en el que aceptamos todas las cosas diminutas. No tenemos fronteras en el arte. El arte es solo uno", añadió el director, que fue correspondido por el público angelino con la mayor ovación de la noche.

"California Soul" fue el título del concierto que dio el pistoletazo de salida a una temporada muy singular para la Filarmónica de Los Ángeles, orquesta que dirige Dudamel desde 2009.

Además del hedonismo y el aire despreocupado por vivir típico de estas tierras, California también ha exportado al mundo una manera abierta y tolerante de concebir el arte, en la que se puede unir sin problemas la llamada alta cultura con las expresiones populares.

Así, el concierto como homenaje al "estado dorado" incluía a figuras de la música contemporánea como John Adams pero también a emblemas de la canción popular como The Doors o Frank Zappa.

El violinista Tracy Silverman fue el solista invitado para acometer la segunda parte de "The Dharma at Big Sur", pieza que compuso Adams, uno de los grandes representantes del minimalismo, para la inauguración en 2003 del Walt Disney Concert Hall.

Y el célebre bigote de Frank Zappa (1940-1993), un iconoclasta sin comparación posible, sobrevoló de nuevo Los Ángeles con la interpretación de su efervescente obra "G-Spot Tornado".

La capital mundial del entretenimiento vive por y para Hollywood, así que el concierto se inclinó ante la música cinematográfica al comenzar con la melancólica "Love Theme" de la cinta "Chinatown" (1974).

Una muy expresiva Corinne Bailey Rae se encargó de entonar "You're Gonna Hear From Me", de la película "Inside Daisy Clover" (1965), instantes antes de que Chris Martin, el travieso y risueño líder de Coldplay, saltara al escenario para cambiar por completo el aroma de la noche.

"Gracias por aceptar a alguien de un mundo completamente diferente", dijo Martin, quien se presentó con traje y pajarita, como mandan los códigos de la música clásica, pero que tardó menos de un minuto en quitarse la chaqueta entre las sonrisas del público.

En cuclillas o yendo de lado a lado, como si en lugar de en un serio auditorio estuviera en uno más de sus conciertos multitudinarios de Coldplay, Martin se ganó a los espectadores con "L.A. Woman", el clásico de The Doors que culminó su viaje desde los tugurios de rock del Sunset Strip hasta el templo de la música clásica de Los Ángeles.

Martin contó en este tema con la enorme ayuda de John Densmore, el batería de la mítica banda liderada por Jim Morrison (1943-1971) y que vestía una chaqueta con dos alas bordadas de un ángel que son un icono más de las calles de Los Ángeles.

Fuera de programa y como regalo final, Dudamel, que no paró de bromear con Martin, se quitó también la chaqueta y por poco le presta su batuta al de Coldplay antes de que la orquesta y todos los invitados ofrecieran su versión de la inolvidable canción de The Beach Boys, y todo un himno californiano, "Good Vibrations".

Asimismo, el artista Refik Anadol desveló "WDCH Dreams", una espectacular instalación audiovisual que aprovecha los paneles exteriores de acero del Walt Disney Concert Hall, la seña de identidad del arquitecto Frank Gehry, para mostrar el pasado, presente y futuro de la Filarmónica de Los Ángeles.

Esta temporada tan especial para la orquesta continuará de fiesta el domingo con "Celebrate LA", un macroevento en el que la música tomará las calles de Los Ángeles y que culminará con un recital de la Filarmónica en el Hollywood Bowl, su legendaria sede al aire libre para los meses de verano.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
52°