Anuncio

Dani Martín: En un artista la honestidad es el “mejor marketing”

El cantante español Dani Martín trae a Miami Beach ese repaso a sus hitos musicales que es la gira "Grandes éxitos y pequeños desastres", un condensado de 18 años de trayectoria en los que, con respeto al oficio, se ha permitido hacer lo que ha querido. EFE/ARCHIVO

El cantante español Dani Martín trae a Miami Beach ese repaso a sus hitos musicales que es la gira “Grandes éxitos y pequeños desastres”, un condensado de 18 años de trayectoria en los que, con respeto al oficio, se ha permitido hacer lo que ha querido. EFE/ARCHIVO

EFE

El cantante español Dani Martín trae a Miami Beach ese repaso a sus hitos musicales que es la gira “Grandes éxitos y pequeños desastres”, un condensado de 18 años de trayectoria en los que, con respeto al oficio, se ha permitido hacer lo que ha querido.

“El mejor marketing es la verdad de un artista”, dijo el madrileño en una entrevista con Efe con motivo del concierto que ofrecerá el 30 de septiembre en el teatro Fillmore de Miami Beach (EEUU), un recital que considera “un regalazo” por tratarse de “un lugar tan mítico”.

La gira, que inició en España el pasado mes de abril, abarca toda su producción musical, desde su periodo con la agrupación El Canto del Loco hasta su etapa solista, y es motivo de una mirada retrospectiva a una carrera no exenta de inevitables fracasos, pero que le han significado lecciones y aprendizaje.

“Volvería a repetir todos esos pequeños desastres”, defiende el cantante, porque son los que le han permitido construir su trayectoria, así como “una ideología y manera de hacer las cosas”.

“Me gustan las cosas reales, no las que van al resultado”, afirma y sale a colación su nuevo sencillo, “Dieciocho”, la que es la “banda sonora” del tour, que incluye dos paradas en México este fin de semana, y un tema que le ha salido de “las entrañas”, “así de repente” una tarde y sin buscarla.

Con 41 años siente que aun le quedan cosas por hacer, sino estaría “muerto o acomodado”, con ganas de “ir a vivir cada mes a un lugar diferente”, así como componer con gente de diferentes nacionalidades porque cree en la riqueza de la mezcla.

En la actualidad “enganchado” a esa fresco polifónico que fue el quinto y último disco de Mano Negra, “Casa Babylon” (1994), por lo demás un álbum que considera “lleno de música urbana”, Martín está abierto a probar con algún cantante de reggaetón pero sin necesidad de “disfrazarse de otra persona”.

“Sí pido y lucho por la elaboración de las cosas, por la búsqueda del sentimiento, de la emoción”, ahonda.

Una búsqueda que lo lleva ahora mismo por un camino en el que no hay visos de una posible reunión de El Canto del Loco, según dice, porque “sería como ir un poco para atrás”, aunque no descarta “hacer un concierto y tocar todas esas canciones”.

Uno de los grupos españoles más exitosos de los últimos años, El Canto del Loco grabó seis discos la década pasada, alcanzó varias certificaciones por las ventas de sus álbumes antes de disolverse en 2010.

“Se convirtió en una rutina para ganar dinero porque llenábamos estadios. Entonces había que subirse a una camioneta y tocar, y nos pagaban dinero”, explica el vocalista, quien confiesa que en su caso empezó a tener otras inquietudes creativas antes que tener dinero en la cuenta.

En la actualidad, le pone “cachondo” retos como tocar en sitios para mil personas, a pesar de que en su país cuelga el letrero de “localidades agotadas” en recintos para 17.000 personas.

Tras su presentación en el teatro de Miami Beach, Dani Martín retomará las carreteras de España entre octubre y noviembre para ir cerrando este repaso en vivo a su carrera, una en la que han habido “más luces que sombras”.

“Por eso lo de ‘grandes éxitos’, no por las canciones sino por lo vivido”, señala.


Anuncio