Anuncio

Panteón Rococó vuelve esta noche a L.A. con disco nuevo y los mismos ánimos combativos

La banda mexicana publicó hace solo unos días su primer material inédito en siete años.
La banda mexicana publicó hace solo unos días su primer material inédito en siete años.
(Cortesía)

Esta popular agrupación mexicana tiene un gran éxito en el Sur de California, hasta el punto de que viene a tocar por aquí al menos una vez al año, y a veces dos; pero el concierto de esta noche tiene un significado especial.

Y es que además de ser su primera presentación en The Wiltern, uno de los escenarios más prestigiosos de nuestra urbe, el show le servirá para presentar “Infiernos”, su primer álbum en siete años, publicado hace menos de un mes.

“Nos tardamos mucho por todas las presentaciones que nos salían y porque queríamos hacerlo bien, pero ya lanzamos un primer sencillo titulado ‘El último ska’ que ha funcionado muy bien”, nos dijo el vocalista Dr. Shenka a su llegada a L.A. “En esta gira estadounidense, que se inició hace tres semanas, estamos tocando muchas canciones nuevas, pero también muchas viejas que no tocábamos hace tiempo”.

Conociendo la propuesta de este grupo, era de esperar que los infiernos a los que se refiere el título del álbum fueran los que se producen en la Tierra, pero lo curioso es que la canción que lleva ese nombre habla aparentemente de desamor.

“Está relacionada a la pérdida de un ser querido; la hice para mi madre, que murió hace 10 años”, precisó el vocalista. “Pero la verdad es que el nombre del disco se refiere a todo lo que tenemos en la cabeza como seres humanos, a nuestras preocupaciones por los temas de migración, la contaminación que existe en la Ciudad de México, lo que significa salir a la calle y experimentar la violencia en muchos lugares, el maltrato que se la da a la Madre Tierra y la política de todo el mundo, que apesta”.

En realidad, “Infiernos” combina las típicas canciones de Panteón sobre romance y decepción con piezas mucho más políticas, como es el caso de “Deja Vu (Tonantzin)”, “Manifestación” y “Peligroso”, lo que tiene que haber sido un desafío en vista de que estamos hablando de un grupo que no había grabado nada inédito en mucho tiempo pese a ser conocido por sus propuestas militantes.

“Claro, porque nos interesa decirle ahora a los chicos que hay cosas que van más allá del Facebook, más allá del teléfono, y que vale la pena luchar por ellas”, retomó Shenka. “No se trata de hablar de algo pasajero, sino de algo global que nos afecta a todos, como sucede con ‘Deja Vu (Tonantzin)’, que trata sobre el modo en que estamos acabando con los recursos naturales en nuestro país, sobre todo en la capital, donde la calidad del aire es pésima para todos, seas rico o pobre”.

“Más allá de la justicia social, creemos que el principio de esta se encuentra en nosotros mismos, en la transformación de la sociedad; después vendrán los políticos a dorarnos la píldora”, agregó. “Nos interesa el bienestar del colectivo, hacer que la gente baile pero que se quede además con un mensaje, y lo hemos hecho ya durante 24 años, por más romántico que suene”.

En medio de los cambios de estilo que se muestran en “Infiernos”, Panteón no ha perdido su devoción por el ska y el reggae, pero no ha caído tampoco en la moda del reggaetón mi del trap. “Cada quien puede manejar su carrera como quiera”, nos dijo Shenka cuando le pedimos su opinión sobre la reciente colaboración entre Rubén Albarrán y Bad Bunny, que despertó muchas críticas entre los fans de Café Tacvba.

“Ya lo he dicho antes: lo que me molesta no es el reggaetón, sino las letras de algunas de sus canciones”, agregó. “No te puedo negar que algunos de esos temas me hacen mover el pie. Me gusta la vieja escuela, como Julio Voltio y Tego Calderón. El problema es el doble discurso, porque pedimos respeto a las mujeres en el día, y en la noche vemos a las chicas en el ‘antro’ bailando canciones que son de lo más denigrantes hacia las mujeres”.


Anuncio