Anuncio

Se cierne un futuro incierto sobre el viudo de Jenni Rivera

Luego de declararse culpable, Esteban Loaiza se expone a un encierro indeterminado y a ser deportado tras cumplir con su condena.

Luego de declararse culpable, Esteban Loaiza se expone a un encierro indeterminado y a ser deportado tras cumplir con su condena.

(AP)
Especial para HOY LOS ÁNGELES

El exbeisbolista Esteban Loaiza se declaró hoy culpable en una corte de San Diego por posesión de cocaína con intención de venderla. Como se recordará, el pasado 9 de febrero, Loaiza fue arrestado cerca de la frontera de San Diego con Tijuana por traer en un auto 20 kilos de la droga.

En su momento, fue encarcelado y puesto a disposición de una jueza de la corte federal de San Diego, quien después de encerrarlo por tres meses, le dio la opción de tener arresto domiciliario tras haber pagado una fianza de 200 mil dólares.

El viudo de Jenni Rivera dio como aval una casa de una de sus ex parejas, que vive en Texas. En ese tiempo, él mismo se había declarado no culpable de los cargos que se le imputaban por posesión de la sustancia.

Sin embargo, ahora acudió nuevamente a la corte de San Diego y cambió su versión para declararse culpable. Tendrá que regresar al tribunal el próximo 2 de noviembre, tiempo en el cual la jueza le leerá su castigo, que va desde 10 años en la cárcel hasta cadena perpetua. Mientras eso sucede, regresará al arresto domiciliario y no puede abandonar el país.

Hoy por la mañana, diversos medios de comunicación esperaban a Loaiza afuera de la corte federal del lugar. Llegó solo, cabizbajo, con lentes oscuros y gorra. Adentro estaban sus padres y sus abogados, quienes al momento de verlo entrar le lanzaron miradas de apoyo.

No quiso hablar con la prensa; solo evadía las cámaras y los micrófonos que lo perseguían para abrirse paso y entrar por la puerta principal del recinto.

La jueza también le dijo a Loaiza que debido a su caso perdería la residencia legal y que, después de cumplir con la condena, que recibirá en noviembre, podría ser deportado a México.

En los 14 años que estuvo como activo en las Grandes Ligas, se dice que logró reunir una fortuna de 40 millones de dólares. Hoy, esa brillante carrera se ve opacada con su inminente encarcelamiento en noviembre.

Sus familiares, que acudieron a la corte, trataron de evitar las preguntas de los reporteros, y abandonaron el lugar con caras serias.

Según expertos, el hecho de que Loaiza se haya declarado culpable es porque tanto él como sus abogados piensan que así la condena podrá ser menor y no quieren llegar a un juicio donde tiene todo para perder.


Anuncio