Anuncio
Share

Nacho se va contra Maduro (aunque su música no es precisamente propositiva)

El cantante Miguel Ignacio Mendoza Donatti del duo "Chino y Nacho" participa en una marcha denominada "Un grito por la libertad" el sábado 20 de febrero de 2016, en Caracas (Venezuela). La manifestación busca promover la Ley de Amnistía, que busca la liberación de los llamados presos políticos venezolanos.

El cantante Miguel Ignacio Mendoza Donatti del duo “Chino y Nacho” participa en una marcha denominada “Un grito por la libertad” el sábado 20 de febrero de 2016, en Caracas (Venezuela). La manifestación busca promover la Ley de Amnistía, que busca la liberación de los llamados presos políticos venezolanos.

(MIGUEL GUTIÉRREZ / EFE)

Las rivalidades entre los distintos ban dos de Venezuela no parecen tener fin, y ahora, la discusión ha llegado a los terrenos del merengue y el reggaetón, es decir, dos géneros que, a pesar de su origen popular, se han encontrado tradicionalmente alejados de cualquier connotación política en sus vertientes más comerciales.

Y esas son justamente las que ha practicado a lo largo de los años Miguel Ignacio “Nacho” Mendoza como parte del dúo Chino y Nacho, por lo sorprende la intensidad con la que el oriundo de Caracas se está tomando ahora su papel de opositor del gobierno de Nicolás Maduro, sobre todo luego de que se diera un incidente relacionado a su pasaporte.

Según un video publicado por el mismo Nacho en su cuenta de Instagram, el documento le fue inexplicablemente anulado justo cuando estaba regresando de Miami para asistir a la llamada “marcha por la libertad” a favor de Leopoldo López, a quien sus defensores consideran un prisionero político del chavismo.

“Desde noviembre del 2014, entrando y saliendo de Venezuela con este pasaporte y justamente hoy que vengo a defender el grito por la libertad me da error a mí en un avión de 150 personas; ¡dejen la ceguera!”, expresa el cantante en el video, que se volvió viral. Lo curioso del caso es que, pese a lo señalado, Nacho sí terminó participando en el evento, lo que quiere decir, por supuesto, que no se le impidió entrar.

Por su parte, la Autoridad Migrante de Venezuela (Saime), a cargo de la emisión de pasaportes, publicó en su cuenta de Twitter que el pasaporte de Nacho “NO” había sido anulado, sino que había sido leído mal por el escáner, por lo que se tuvo que procesar manualmente; pero el mismo mensaje agrega: “Sugerimos que solicite un nuevo pasaporte”, lo que, obviamente, se presta a suspicacias, aunque lo cierto es que, a estas alturas, todo parecen ser dimes y diretes entre una y otra facción.

Pero si nos llama la atención que este señor se haya puesto tan combativo (el pasado 12 de febrero, fue a la Asamblea Nacional de Venezuela para dar un discurso de 30 minutos en el que criticó al gobierno) es porque su carrera musical no se ha distinguido precisamente por contar con mensajes elaborados o mínimamente propositivos, como lo revela una simple revisión de las letras compuestas por Chino y Nacho.

Por ejemplo, en “Me voy enamorando”, una de las estrofas dice “Tú me pareces genial/Tú tiene un swing y un movimiento demasiado animal/Tú me provocas un sentimiento de carácter sensual/Eres una señorita original”, mientras que en el elocuente tema “Bien durito”, hay una parte que señala: “Tienes ese cuerpo/ Bien durito/ Tienes esos muslos /Bien durito/ Mami a ti te gusta /Bien durito/ Bus bus / Enterito”. Sin ánimo alguno de defender a Maduro, ¿esa es la “nueva Venezuela” que quiere el vocalista?


Anuncio