Anuncio
Share

Michelle Rodríguez es acusada por los ‘trans’ debido a nueva película, y se defiende

En esta imagen publicada en su cuenta de Instagram, la actriz de ascendencia latina Michelle Rodríguez muestra el modo en que luce su personaje al inicio de la nueva película que ha hecho y que ha sido muy criticada.

En esta imagen publicada en su cuenta de Instagram, la actriz de ascendencia latina Michelle Rodríguez muestra el modo en que luce su personaje al inicio de la nueva película que ha hecho y que ha sido muy criticada.

(Instagram)

Pese a que posee una ascendencia latina que resulta de los más evidente (su madre es dominicana y su padre era boricua), Michelle Rodríguez se encuentra lejos, muy lejos de responder al estereotipo de la mujer hispana sumisa, como lo sabrá cualquiera que la haya visto actuando en la saga de “Fast & Furious”.

De hecho, su atractivo pero agresivo aspecto ha dado pie a toda clase de comentarios sobre su sexualidad, y aunque se sabe que ha sido novia del híper masculino Vin Diesel, ella misma ha admitido en más de una ocasión que también ha tenido relaciones con mujeres y que lo mejor va con ella es la bisexualidad.

Es por eso que debe resultar ahora particularmente incómodo para la misma Michelle el hecho de que su nueva cinta, “(Re) Assignment”, esté siendo acusada de transfóbica, ya que si bien ella misma no corresponde a la categoría implicada, simpatiza sin duda alguna con la comunidad LBGT. Y lo peor es que, aparte de esos cuestionamientos, la película -que se proyectó durante el reciente Festival de Toronto- ha sido también mal recibida por los críticos que la han visto, lo que hará difícil que sea adquirida y por lo tanto vista en las salas comerciales.

En el filme, Rodríguez hace de un asesino a sueldo que es convertido en mujer sin su consentimiento y que busca por ello venganza, lo que significa que el tema de la reasignación de sexo no es mostrado como algo necesario ni mucho menos voluntario; pero la chica no ha dejado que los comentarios la afecten, como lo prueba en su cuenta de Instagram.

“En retrospectiva, estoy contenta de haber dado este salto, cuando se toma en cuenta que la industria está muy baja en creatividad y en oportunidades de crear una verdadera controversia”, dice una parte del largo texto que ha ‘posteado’. “A veces me dan ganas de gritar, pero en vez de eso, hago lo que siempre hago cuando estoy aburrida con el ‘estatus quo’: películas locas de serie B que expresan mi frustración”.

Sin embargo, en el mismo mensaje -que aparece al lado de una foto donde se la ve con barba-, la actriz manifiesta también algunas quejas e insinúa que los resultados de la producción no fueron necesariamente los que esperaba. “Tuve que ponerme unos implantes masculinos que cubrían mis pechos y llevar una ‘manguera’ de mentira que en realidad no se puede hacer porque la hicieron muy peluda”, dice con franqueza. “Ojalá hubiese tenido más tiempo para prepararme para esta cinta, porque hubiera subido más de peso y hubiéramos creando brazos más velludos para que coincidieran con mi ‘look’ mediterráneo”. La verdad es que no sabíamos qué pensar de esto… hasta que leímos que el director fue Walter Hill (“The Warriors”, “48 Hrs.”) y regresó a nosotros la esperanza.


Anuncio