Michael J. Fox revela detalles de su enfermedad

Agencia Reforma

Michael J. Fox aceptó que haber sido diagnosticado con Parkinson a los 29 años fue difícil, y que incluso cayó en el alcohol, pero el apoyo de su familia le ha ayudado a vivir con la enfermedad.

En una entrevista para Closer Weekly, el actor aceptó que se mostró incrédulo ante el primer diagnóstico. "Honestamente, mi primera reacción fue: 'Has cometido un error, no eres consciente de quién soy'", dijo Fox al médico que le dio la noticia, "simplemente pensé: es absurdo que esto me esté pasando a mí".

"Respondí bebiendo demasiado. Bebí para borrarlo, para que se fuera, pero eso causó tensión en mi matrimonio, que siempre había sido bueno", admitió el intérprete.

Fox aceptó que el apoyo de su esposa, Tracy Pollan, ha sido clave en las batallas contra el padecimiento y el alcohol. "La admiro por su capacidad para lidiar con esto, y también por impedirme lidiar con todo esto de una manera errónea bebiendo o enfadándome", reconoció.

Para el intérprete, de 57 años, el apoyo de sus hijos también ha sido fundamental, pues ellos le han ayudado a tener una vida normal.

Michael J. Fox presentó síntomas de la enfermedad por primera vez en 1990, cuando una mañana despertó y su dedo meñique se movía de forma descontrolada; en 1991 fue diagnosticado por un neurólogo.

Michael J. Fox, rumores de Hollywood, Mal de Parkinson

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°