Anuncio

¿Merecía Sofía Vergara ser tan cuestionada por su broma en los Globos de Oro?

La actriz Sofía Vergara durante su paso por la alfombra roja de los Globos de Oro, ayer en Beverly Hills. Luego, hizo una broma en el podio que no complació a todo el mundo.

La actriz Sofía Vergara durante su paso por la alfombra roja de los Globos de Oro, ayer en Beverly Hills. Luego, hizo una broma en el podio que no complació a todo el mundo.

(VALERIE MACON / AFP/Getty Images)

No cabe duda de que la más reciente edición de los Globos de Oro, que se llevó a cabo durante la jornada de ayer en el hotel Beverly Hilton de Beverly Hills, tuvo un sabor altamente progresista y contrario a la doctrina de Donald Trump, es decir, algo que no se vio de manera tan aparente en el Latin Grammy, pese a que nuestra comunidad ha sido una de las más atacadas por el magnate.

El intento de pluralidad del evento se plasmó también en los numerosos triunfos afroamericanos de la velada, empezando por lo sucedido con “Moonlight” (una cinta hecha y actuada por personas de dicho grupo) y siguiendo con las victorias de Viola Davis (Mejor Actriz de Reparto por “Fences”) y Donald Glover (cuya teleserie “Atlanta” se llevó dos galardones); pero los que no tuvieron la misma suerte fueron los hispanos, ya que tanto Gael García Bernal (nominado como Mejor Actor en una Serie Cómica por “Mozart in the Jungle”) como Gina Rodríguez (nominada como Mejor Actriz en una Serie Cómica por “Jane the Virgin”) se fueron a casita con las manos vacías.

Sin embargo, los nuestros no estuvieron ausentes en el podio. Diego Luna, que tanta emoción ha causado por su inglés con acento mexicano en “Rogue One: A Star Wars Story”, fue uno de los presentadores; y la colombiana Sofía Vergara no dejó solo boquiabierto a todo el mundo con el espectacular vestido dorado que lució en la alfombra roja, sino que recurrió también a su conocido acento para hacer una broma en la que confundió supuestamente la pronunciación de la palabra “anual” con “anal” y, poco después, con “ano”.

En vista de lo provocativa que es esta dama, el chiste no dejó de tener connotaciones sexuales y de provocar risas que, evidentemente, tuvieron que ver con su propia actitud y su celebrada fisonomía; pero la verdad es que no le hizo gracia a todo el mundo, como lo demostraron primero los comentarios negativos que empezaron a circular en las redes sociales (“esa broma no era necesaria” y “Sofía, tu acento ya aburre”, dijeron algunos) y, después, los comentarios de lectores de medios en español (al revisar el portal de People en Español, encontramos muchos mensajes hostiles). En lo que a nosotros respecta, nos hubiera gustado que usara su ingenio para decir algo mínimamente relevante sobre la situación política y actual y sobre el nuevo presidente… pero para eso ya tenemos a Alicia Machado, ¿verdad?


Anuncio