Anuncio
Share

Anahí se la da de santa con el Papa... ¿pero lo es en realidad?

En esta imagen, la cantante Anahí, convertida en Primera Dama de Chiapas, saluda de cerca al papa Francisco durante la visita del pontífice al mismo estado.

En esta imagen, la cantante Anahí, convertida en Primera Dama de Chiapas, saluda de cerca al papa Francisco durante la visita del pontífice al mismo estado.

(Instagram)

Hasta hace poco, Anahí Puente Portilla era simplemente conocida como cantante solista y exintegrante del popular grupo de pop RBD, qu e fue nominado a dos Grammys Latinos y vendió más de 66 millones de álbumes, mientras se ganaba la ira de quienes lo consideraban un evidente estandarte del comercialismo más banal creado por Televisiva con el fin de desviar la vista de la complica situación social que se vivía ya en México.

Sin embargo, desde el año pasado, la artista pasó a convertirse en Primera Dama de Chiapas luego de casarse con el gobernador del mismo estado, Manuel Velasco Coello; y aunque ella misma se ha mostrado desde el inicio completamente entregada a promover las actividades de tinte social en las que participa al lado de su marido usando las redes sociales, hay varias circunstancias que la han vuelto objeto de crítica.

Una de ellas, por ejemplo, es el hecho de haber asistido a la celebración del Grito de Dolores en Chiapas luciendo un vestido que según varios reportes costó 120 mil pesos (más de 6 mil dólares), cuando el lugar en el que vive y en cuyo destino se encuentra ahora involucrada sigue siendo uno de los más pobres de su país. Por supuesto, el provocativo y apretado atuendo verde de esa ocasión fue cambiado por un traje mucho más modesto durante el encuentro con el papa Francisco que Anahí y su esposo acaban de tener, como se puede ver en la cuenta de Instagram de ella.

La vocalista recurrió a la misma estrategia hace unas semanas, cuando se unió al gobernador para trasladarse al Vaticano y conocer por primera vez al mismo pontífice, llevando un velo negro de cucufata que no dejó de sorprender en vista de su habitual tendencia al exhibicionismo. En esa ocasión, el Papa aceptó que le besara la mano, lo que lleva a pensar que el representante principal de la iglesia (quien se ha declarado admirador de Mozart, Bob Dylan y Patti Smith) no ha escuchado nunca a RBD.

Habría también que ver si Anahí está consciente de que, a pesar de llevar un nombre realmente benévolo, el Partido Verde Ecologista de México al que pertenece su esposo se encuentra actualmente atado al PRI y se ha visto no solo sometido a toda clase de acusaciones de corrupción, sino que ha encabezado campañas a favor de la pena de muerte y en contra de los derechos de la comunidad LBGT. ¿No que muy santa, Anahí? Y eso que podría convertirse en Primera Dama de la nación entera, como se dice por ahí…


Anuncio